El tema de hoy es: Las cosas malas.

cosas malas

El tema de hoy: Las cosas malas

Tengo que decir que: Suelo hablar más de lo malo que de lo bueno que veo en las personas y en la sociedad en general como conjunto humano y en esto no soy muy distinto de cualquiera persona y lo hago porque de los actos buenos se habla a diario y en muchos casos se sobrevaloran, ensalzando comportamientos impropios cuando no, inmorales o criminales, solo por la posición social o el grado de poder de algunas personas.

También, porque en muchos casos; respecto a los actos malos, existe muy poca honradez a la hora de valorarlos y de esto no me escapo ni yo, que lo estoy criticando; porque tendemos a minimizar los hechos que perjudican o que moralmente son reprochables, cuando son cometidos por nuestros seres queridos o por personas que consideramos amigos o con los que sin poder llamarlos amigos, nos sentimos identificados y por supuesto, de nuestros propios actos.

Simple naturaleza humana, no me cabe otra explicación para que nos comportemos así y luego no enjuiciemos esos comportamientos. ¿Y qué decir, de las cosas malas que parecen buenas? Tengo que decir que pretender dar respuesta a esta pregunta, es penetrar en un laberinto de tal magnitud, que el creado por Dédalo en la mitología griega, con su Minotauro y sus sacrificios humanos, me parece más fácil de penetrar, tratando de desentrañar sus secretos porque si las cosas malas ya por si solas causan daño, ¿qué se puede decir de las malas llevadas a cabo con conocimiento de causa y mucha maldad , con la expresa intención de hacer daño, poniendo todo el empeño y toda la astucia para que parezcan buenas? Luego están, los actos malos que se cometen por ignorancia, y que no se han de valorar igual que los malos que se cometen por el placer de hacer daño, al no estar inspirados en la maldad del ser, ni realizados con la misma intención, ni estar sustentados expresamente en la intención de dañar; pero que de todas formas no están exentos de recriminación; pues el hecho en sí es reprochable; pero si se puede justificar en la falta de conocimientos, dando por sentado que la ignorancia, no es una falta en sí misma y como tal, no debe ser castigada, aunque el hecho que se derive de esa ignorancia, si pueda ser enjuiciado y merecer un castigo.

También puedo agregar que las buenas o nobles acciones, son parte o al menos deben serlo de la condición humana; que nos consolida como los reyes de la creación y nos da motivos para estar orgullosos de serlo, al saber que por encima de toda la creación, somos nosotros, los seres humanos; los únicos que podemos llamarnos inteligentes y podemos decidir para bien o para mal, nuestra forma de actuar.

Ya para terminar, digo que hablo más de los actos malos del hombre en contra del sentir de muchosy aunque nuestros puntos de vista difieran, porque siendo ellos la manifestación del mal, de su maldad, muestran con más realismo su verdadero rostro, su inclinación, no porque haya sido creado para ser malo sino porque a la hora de decidir si hacer el bien o hacer el mal, éste se presenta en nuestro razonamiento como más interesante, –por simple determinación del ego– y en ningún modo es resultado de la inclinación natural del hombre ni de su condición de ser humano en constante búsqueda del mundo espiritual, aunque muchas veces lo haga a tientas y vaya dormido por la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s