El tema de hoy es: Que fue primero, el huevo o la gallina.

El tema de hoy es:  Que fue primero, el huevo o la gallina

El tema de hoy: Que fue primero, el huevo o la gallina

Aquí sí que me he metido en camisa de once varas como reza el dicho popular, puesto que para mí, es como entrar en una círculo vicioso ante el dilema de saber que, sin huevo, no puede haber gallina; pero sin gallina, cómo puede haber huevo, razón de sobra para que lo que pueda expresar al respecto, solo se pueda dar en el campo de la especulación, pues hay cosas de las que nunca jamás podremos saber su verdadera esencia y esta, la del huevo y la gallina, parece ser una de ellas.

Ahora bien, respuestas u opiniones al respecto buscando ver la luz, hay muchas. Por ejemplo: Y si el huevo lo trajo el Espíritu Santo, como  nos han contado a cerca de la preñez de María  y posterior nacimiento de  Jesús, esto según la doctrina y para que quienes creen en ella, tengan una buena razón que dar.

Otra posibilidad, es contemplarlo dentro de la creación universal y desde este punto de vista,  el huevo apareció como apareció el primer hombre sobre la tierra, en cuyo caso, el huevo fue primero que la gallina, pero cabe otra posibilidad, que  quien haya aparecido sobre la faz de la tierra primero y por este medio,  haya sido la gallina, luego entonces primero fue la gallina y a partir de ahí, el problema queda resuelto porque ya solo hay que mirar  a la gallina poner sus huevos y de los huevos nacer nuevas gallinas y así hasta el fin de los tiempos.

Pero, y si el asunto es más simple que todo eso y el huevo o la gallina, o el huevo y la gallina al mismo tiempo aparecieron sobre la tierra como parte de un proceso de evolución planetaria en el que nacen nuevas especies cada cierto tiempo para contribuir al desarrollo y a la comodidad de sus habitantes, entonces el asunto quedaría zanjado de manera tan natural como lo es la evolución, sin que amerite más quebraderos de cabeza, porque en esa evolución queda explicado, como puede hacerse con tantas otras cosas.

 Ya para terminar, si toda esta disertación solo aporta supuestos, bien puede quedar  en tablas con la satisfacción de saber que aunque no sepamos de donde proceden, siempre tendremos, huevos y gallinas y conseguir  de ellos parte de las  proteínas diarias que necesitamos y dejar el dilema de sus orígenes para grandes filósofos o una mejor ocasión, porque mirando objetivamente el tema, no sé ni por qué me  metí con ellos, quiero decir con los huevos y las gallinas; sin ser un tema relevante, creo que para nadie, aunque después de hacer un poco de reflexión, creo saber por qué lo hice. Lo hice por no tener nada más importante que hacer, dándome un motivo para pensar  en si… ¿Somos lo que somos porque simplemente tenía que ser así por designio divino o lo somos por circunstancias del azar o por simple desidia personal? E ahí una buena pregunta que nos da una razón para pensar y de paso, la posibilidad de encontrar petróleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s