El tema de hoy es: Ante la muerte, no hay muerto malo

MUERTE 1 LIBRE DE DERECHOS ANTE LA MUERTE, NO HAMALOY MUERTO

El tema de hoy ante la muerte, no hay muerto malo

   ¿Se encontrarán nuestros puntos de vista cuando me haya adentrado en esta disertación? Espero que sí.

  Empiezo diciendo que cuando nos enfrentamos de medio lado con la muerte, y digo de medio lado porque no estamos hablando de nuestra propia muerte, estamos hablando de la muerte de cualquiera otra persona, amigo, enemigo, conocido o pariente, es posible que pensemos que esa muerte que estamos viviendo de medio lado

bien pudiera ser la nuestra en cuyo caso estaríamos hablando de frente con ella; aunque decir hablar es decir una sandez porque con la muerte no se habla, se acepta o no su golpe, pero igualmente se recibirá y el hecho se consumará porque cuando la muerte se  nos pone en frente con la expresa intención de tomar nuestra  vida, todo está consumado y es ella la que tiene la última palabra y quien gana la porfía. 

  Ante la muerte, nuestros sentimientos hacia los demás se arrugan, se encogen y cambian casi siempre para bien porque frente a ese desenlace fatal o afortunado según se mire, tendemos a olvidar las malas acciones de las personas ante la realidad que nos dice: Ese ya no puede hacer daño, ese ya está en paz con los hombres, ahora su lucha se encuentra en el más allá, del que lo desconocemos todo, por eso es que solemos decir coloquial o popularmente: No hay muerto malo.

  Una muerte ajena, quiero decir que no es la nuestra, es un recordatorio de que somos finitos y que ella, se encuentra agazapada en algún recodo del camino esperando la orden superior para asestarnos el golpe final, pues al final de cuentas la  muerte con todo su poder de ejecución sobre nuestra vida no es más que una mandada, algo así como lo es un sicario en nuestro mundo real.

  Continuando con mi disertación sobre la muerte, la  veo como un negativo sin revelar cuando aún no ha materializado su ataque, pienso sí que la muerte de cualquiera persona, es la fotografía en blanco y negro de nuestra propia muerte.

  Ahora bien, desde siempre escuchamos decir que: No hay muerto malo, porque a pesar de que veamos en el muerto de turno al peor de los cabrones con todas sus debilidades y todos sus desaciertos, ante el hecho mismo de la muerte cambiamos nuestras certezas  pues somos sabedores que un día que desconocemos pero que estamos totalmente seguros  llegará, estaremos en la misma situación, seremos el muerto y no queremos ser tildados de malas personas o malos muertos para el caso.

  Ya para terminar, hemos de entender que la muerte es un cambio de estado, ya para ese momento dejamos de ser personas, perdemos nuestra prestancia si la tuvimos y no se escribirá más sobre nosotros en el libro de la vida, ya perteneceremos al mundo de los muertos y nos encaminamos hacia ese hades de Dante y de Virgilio, desconocido, con nuestra blanca o negra consciencia y siempre será mejor que vayamos avalados por nuestros actos, convencidos que como vivos fuimos buenas personas y que como muertos lo somos también, así, cuando alguien haga referencia a nosotros, dirá: El dicho popular dice que: No hay muerto malo pero, este muerto que tenemos en frente fue un buen ser humano y por supuesto es un buen muerto y no lo digo por llenar las apariencias o por cumplir, lo digo porque lo siento. Descanse en Paz.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s