El tema de hoy es: El ser más inteligente de la creación

EL SER MAS INTELIGENTE DE LA CREACION 1

El tema de hoy es el ser más inteligente de la creación

   Hay un punto de vista en el que seguramente todos  o casi todos los seres humanos coincidimos y es  que cuando nos preguntamos: ¿Quién es el ser más inteligente de la creación?, la respuesta es: El hombre, pero yo que me he metido por voluntad propia en este lío,  voy a disentir de todos los que  así lo creen y me voy a alinear con quienes no lo tienen tan claro.

Para empezar a expresar mis puntos de vista, me voy a remontar a los comienzos, cuando según la doctrina, solo existían dos seres sobre la tierra llamados: Adán y Eva, para encontrarme con la primera prueba de que los seres humanos no somos los seres más inteligentes de la creación porque allí,  en ese mítico paraíso, me encuentro con la astucia que bien podría llamarse inteligencia de un animal llamado serpiente que convence a Eva para que a su vez convenza a Adán, –algo que consiguió sin mucho esfuerzo– de infringir las leyes establecidas en ese, su paraíso y comer del fruto prohibido,  a sabiendas de que le acarrearía consecuencias irreversibles, pues había sido advertido por Dios que en el mismo momento de incumplir las leyes establecidas, sería expulsado con su compañera y ya no podría vivir del cuento, por el contrario, tendría que trabajar como un esclavo para poder acceder a sus necesidades básicas y de paso condenó a toda su descendencia, la población del planeta a tenerse que ganar el pan con el sudor de su frente y muchas veces ni siquiera con ese  trabajo de esclavo poder conseguir lo indispensable para poder vivir dignamente. Lo que si no creo es que la haya cargado con su falta porque escrito esta: Los hijos no pagarán por las faltas de sus padres –Ezequiel cap. 18 Vs. 20–.

Desde luego, tengo que decir que esta es la historia que hemos aprendido de la doctrina y solo quienes crean en ella, podrán entrar a valorarla abiertamente pues quienes no la tengan por válida, nada tienen que valorar, ya que el solo  hecho de negarla los excluye de poder hacerlo,  aunque sí podrán expresar una opinión.

   Creo que no se puede encontrar una prueba más categórica e irrefutable de que el hombre no es el ser más inteligente de la creación cuando vemos que un ser “irracional” llamado serpiente,  tuvo la sagacidad para embaucar a Eva, y Adán no tuvo la inteligencia de valorar lo que estaba a punto de hacer  y darse cuenta que estaba perdiendo todos los derechos recibidos sobre el lugar llamado paraíso en el que vivía a cuerpo de rey, sin trabajar y sin sentir penas ni aprensiones.

  Primer punto a favor de la serpiente como representante de los animales en la lid que duró poco porque el hombre, el supuesto ser más inteligente de la creación no presentó batalla, se rindió, no a la serpiente, su aparente enemiga sino ante la dependencia emocional y afectiva de Eva, la pareja que Dios le dio para que fuera su compañera en el viaje de placer con el que comenzaron su vida en común.

   Para continuar con mi disertación sobre el tema de: Quién ejerce sobre la tierra como el ser más inteligente de la creación, después de mostrar el primer asalto, el que ganó la serpiente; mostraré otra prueba de que los seres humanos no somos los más inteligentes de la creación aunque  seamos los únicos que podemos pensar a placer, sacar conclusiones y llevar a cabo procesos racionales,  –aunque observando a mi perro, a veces lo pongo en duda—pero, tengo que decir que, el hombre es el único ser vivo que como dice la canción de Julio Iglesias, tropieza con la misma piedra dos, tres y las veces que su testarudez le dicte porque con su mente analítica y deductiva piensa que no siempre las cosas tienen que salir mal y en cualquiera de los intentos posteriores al fracaso puede ganar la partida y esa vez con un sobresaliente porque cree sin lugar a dudas que su idea o proyecto es el mejor.

  Acercándome al final de este artículo, tengo que decir que, no encuentro argumentos para dejar una puerta abierta a través de la cual poder demostrar que los seres humanos somos los más inteligentes de la creación, porque nos equivocamos tanto y “pecamos” por acción y omisión tantas veces que los argumentos exculpatorios, mueren en el mismo momento de concebirlos.

  De todas maneras, y después de darle muchas vueltas al asunto,  creo que es imposible que hayamos sido creados para desempeñar el papel de segundones en el organigrama de la vida y más bien, hemos sido nosotros quienes nos hemos devaluado por nuestra forma de proceder.

  Ya para terminar, pienso que…Revisando concienzudamente nuestros actos y pensando detenidamente antes de dar un paso, hemos de retomar nuestro camino en el lugar de donde salimos cuando no había dudas para ser considerados: Los  seres más inteligentes de la creación  para, esta vez con nuestros actos como aval, sí dejar sentado que por encima de nosotros, los seres humanos, no existe ser terrenal alguno que se nos pueda comparar porque los más inteligentes de la creación, lo somos nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s