El tema de hoy es: La letra pequeña

ESTART. LA LETRA PEQUEÑA  GRATIS

El tema de hoy es la letra pequeña

    Si tenemos que firmar un contrato del tipo que sea, preocupémonos de leer la letra pequeña, esa que está al final y que parece que no existiera,  porque pude encerrar grandes sorpresas, y no sabemos lo que nos puede venir después de haberlo hecho sin enterarnos de su contenido.

   La letra pequeña, es una aberración más de las que tanto abundan y que por desgracia tiene tanta validez, como la tiene el contrato que firmamos.

 

 Si no nos enteramos de su contenido, bien podemos perder el bien o el servicio que está reflejado en el contrato que la contiene, y la contiene porque es una trampa  de quien se cree más listo que los demás pero que en realidad es un acto vil y una estafa.

   La razón para que los contratos la contengan es porque quien lo expide es un bandido, llámese persona física o institución, y el truco que emplean para que caigamos en el error de no leerla es que nos deslumbran en la presentación con lo que saben que será de nuestro agrado y no nos hablan de lo que nos puede perjudicar y que nos haría reconsiderar el firmarlo pero que por efectos de la ley, –que lo permite, vaya paradoja o vagabundería– ha de constar en dicho contrato para que tenga validez, no importa que sea en letras tan pequeñas que no nos enteremos de su existencia, pero que si nos obliga a su cumplimiento. Total que la letra pequeña, es una forma más de estafa y que para colmos; es permitida por la por la ley, lo que la hace cómplice del delito y por supuesto, responsable.

  La letra pequeña es arma de cobardes estafadores y son tan cobardes y tan estafadores quienes hacen las leyes y permiten que sea legal cuando aparece en un documento, a sabiendas que encierra engaño o estafa.

  La  letra pequeña en un contrato, lo que nos muestra es la catadura moral de quien o quienes gestionan la empresa que lo emite porque su intención es clara: El engaño.

   Llegados a este punto, tengo que decir que tenemos que  leer todo lo que hemos de firmar y saber  con exactitud en qué nos estamos metiendo y el hecho de que lo que nos pueda perjudicar se encuentre escrito en letra pequeña, no nos libra de su cumplimiento, así es la ley,  incluso, es  indispensable  leer con sumo cuidado si hemos de firmar cuando alguien en su generosidad, nos quiere regalar algo porque ahí también puede estar escondida una trampa que pueda dañarnos y estará la ley  presta a cumplir con su oficio porque en ese caso, donde hay trampa, si funciona.

     Ya para terminar, no hemos de olvidar el dicho popular que dice: “Cuando la limosna es mucha, hasta el santo desconfía”, y sin dejar de desconfiar, protejámonos para que al final de cuentas no resulte que somos víctimas de la ley que autoriza a un tramposo para que nos estafe y tengamos que comprobar, tarde para mal, que…“fuimos por lana y salimos trasquilados”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s