El tema de hoy es: Las drogas prohibidas

DROGAS PROHIBIDAS

El tema de hoy es las drogas prohibidas

   Hablando de las drogas prohibidas o ilegales las cuales se denominan: Drogas peligrosas, tengo que decir que  esa denominación no está sustentada en su peligrosidad probada en contra de la salud, su denominación está determinada y apalancada en su ilegalidad jurídica  por tanto es razonable pensar —y de hecho hay pruebas en ese sentido– que muchas drogas que han sido puestas en la lista de drogas peligrosas y por tanto, han sido prohibidas, no han

sido siquiera evaluadas para determinar su peligrosidad o bondad respecto de la salud de las personas, han entrado directamente a la lista de drogas prohibidas por la fuerza de intereses concretos y oscuros, muchas de ellas han entrado a formar parte de la lista por decisión expresa de la DEA estadounidense –Drug Enforcement Administration—sin permitir siquiera alegar razones a favor, ni presentar estudios abalados por la ciencia o alegatos en su defensa por parte de quienes tienen la capacidad y reputación para hacerlo.

    Llegado a este punto y razonando con claridad e imparcialidad, tengo que decir que para que una droga sea declarada ilegal,  debería hacer falta presentar estudios contrastados y la lista de muertos si los hubiere y taras probadas que ha causado, y no tomar como referencia o prueba lo que a una persona dentro del círculo de poder que aprueba o prohíbe le salga de su mala entraña, de sus creencias religiosas, de un  ataque de puritanismo  hipócrita o lo peor, que un interés poderoso haya decidido que X o Y droga entre o formar parte de las listas de drogas prohibidas. No puedo entender –pensándolo bien, si puedo entender…“intereses”– que sea posible que drogas que han mostrado grandes posibilidades  de ser útiles respecto a la salud de las personas, sean estigmatizadas y se prohíba seguir experimentando con ellas, son muchas las drogas que han sido llevadas a la hoguera como en los tiempos de la ignominiosa inquisición por hechos mezquinos, tales como…intereses económicos, intereses electorales o por simple desinformación y para completar la contradicción y dejar probado sin lugar a dudas que detrás de la prohibición se encuentran los intereses que tanto daño están causando al mundo, vemos proliferar en todos los lugares del planeta  drogas mortales, vendiéndose con la aprobación de los estados, eso sí con una diferencia con las drogas ilegalizadas, que su trabajo es lento pero seguro, ahí radica su verdadero valor, desde el punto de vista comercial y de los intereses quiero decir, en que paradójicamente alargue la vida, destruyéndola en lapsos de tiempo predeterminados y que a través de ese espacio de tiempo de mala vida, cree la necesidad de otra y otra y otra droga para que al final de los días nos encontremos con un ser humano, diezmado por las drogas legales pero vivo, aunque eso sí, llevando una vida de “mierda” que puestos a elegir, sería mejor el bálsamo salvador de la muerte.

 Continuando con mi disertación y ya metido en este berenjenal de las drogas, tengo que hablar del tráfico de drogas,– no de narcotráfico— porque al final de cuentas tráfico de drogas y drogas prohibidas están unidas puesto que el tráfico de drogas se desarrolla a partir de drogas ilegalizadas, tengo también por fuerza que mostrar la diferencia que existe entre tráfico de drogas y narcotráfico porque son cosas distintas aunque quienes dirigen las instituciones de control y los intereses que se mueven en sus entrañas, para causar más terror, nos hayan hecho creer que tráfico de drogas –traficar con cualquier sustancia, distinta  a la heroína y sus derivados – y narcotráfico –traficar con heroína y sus derivados— son lo mismo.

  El tráfico de drogas es un fabuloso negocio, tal que no existe voluntad política para controlarlo aunque nos lo quieran hacer creer, por el contrario, existen intereses de tal magnitud en sus entrañas que los hechos apuntan en mantenerlo e incrementarlo y esto que digo lo puedo sustentar en un ensayo de James Petras, profesor emérito de la Universidad de Binghamton de New York, llamado: Dinero negro: Fundamento del crecimiento y del imperio de los Estados Unidos.

  El tráfico de drogas es un negocio del que no solo se nutren los traficantes, también lo hacen muchos gobiernos, altos cargos sin conocimiento de sus gobiernos y personas con una prestancia social tal que si conociéramos sus nombres, nos asombraríamos, no por el hecho en sí porque como dice al adagio: “En todas partes se cuecen habas” y yo lo complemento diciendo que así como se cuecen, en todas partes se comen,  sino por las implicaciones morales y por el sofisma de distracción que nos han vendido respecto de ellas en el cual, traficantes por fuerza son personas que provienen de un extracto social muy bajo o simplemente pertenecientes al pueblo llano porque no puede caber en la cabeza de los cándidos, interesados o bien adoctrinados que personas o empresas pertenecientes a los círculos de poder, puedan estar mezclados en un negocio tan cuestionado.

       Ya para terminar, apartado de la doble moral que permite tantas iniquidades, aunque el discurso sea distinto,  las drogas prohibidas sirven de cuartada a las drogas legales que causan mucho daño en la salud humana y les abren el camino hacia la muerte sin que siquiera quienes sufren sus consecuencias se enteren que han entrado a formar parte de la larga cadena de la avaricia y los intereses económicos que terminan con su vida, enviándolos a los dominios de la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s