El tema de hoy es: Amor de perro

perro

El tema de hoy es amor de perro

Este artículo es un reconocimiento al animal que más ha aportado a los seres humanos desde el punto de vista del amor y de los sentimientos, el perro es eso y mucho más, poco más puedo decir porque no me alcanzo a expresar con justicia y en cualquier caso, me quedaré corto y empiezo el año con este artículo como un homenaje y reconocimiento al amor que nos dan tan nobles animales.  

Amor de perro, amor de verdad y no lo digo a la ligera, lo digo

con todo el conocimiento de causa porque no conozco un amor más puro, intenso y desinteresado que el amor que he recibido de los perros que a lo largo del tiempo, me han acompañado en mi viaje por la vida.

  Llegados a este punto, quiero puntualizar que no es que no haya sido amado por las mujeres que han pasado por mi vida, a ese respecto,  no tengo quejas, pero el amor que he recibido de las mujeres de mi vida y de las personas en general, a veces ha sido interesado, otras,  ha sido tormentoso, posesivo, avaricioso, por conveniencia, por un interés específico, por deber, por necesidad y finalmente por error o confundido con otra cosa distinta que al fin de cuentas solo contamina.

 Respecto a perros y amor, que es el tema central de este artículo, tengo que decir que el amor que he recibido de los seres humanos, en muchas  ocasiones me ha hecho sufrir y me ha causado problemas de tal magnitud que a veces ha comprometido mi vida y mi libertad, en cambio, el amor de perro, el que he recibido de mis más fieles amigos y compañeros, ha sido un amor dulce, limpio y desinteresado, por eso, para mí, los perros, son los seres vivos más agradecidos y generosos que existen sobre la tierra, los perros, como decirlo, la verdad es que…no consigo expresar con palabras, la intensidad de mi relación con ellos, porque de los perros solo he recibido cosas buenas, no puedo decir lo mismo de las personas, los perros, nunca me han defraudo, ni me han robado, ni se han  vendido a intereses extraños como si han hecho las personas.

    Los perros han sido mis únicos compañeros de viaje por la vida en momentos puntuales en los que estando acompañado por personas, me he sentido solo y me han dado motivos para decir que: Para ir por la vida acompañado de personas indiferentes o malas personas, mejor hacerlo en compañía de tan nobles animales que solo saben dar satisfacciones y agradecimiento, y lo son tanto, que agradecen hasta un castigo,  –que por supuesto, jamás he infligido— por esos es que se dice popularmente, que un perro es tan noble y tan agradecido, que lame la mano que le da de palos porque en su grandeza, puede más el amor que siente por el bellaco que le hace daño, que cualquier otro tipo de sentimiento y está bien concebido decir que…en circunstancias normales y creciendo en un entorno sano, los perros solo saben amar y cuando vemos a uno que va por la vida queriendo devorar a todo el que se cruza en su camino, tenemos que entenderlo y sentir piedad por él porque ha perdido su nobleza y ha transformado su amor en odio por culpa de un mal amo que le ha hecho lo que él quiere hacerle a los demás, utilizando su instinto de supervivencia que le dice que tiene que atacar para protegerse.

  Llegando al final de este artículo, no alcanzo a comprender como puede haber personas en este mundo que sientan animadversión, u odio por un perro, porque, puedo entender que haya personas que no sientan un apego especial por ellos, pero odio, no puede ser, no lo puedo entender  y ya sé que se puede llegar a odiar –aunque no es sano para el “odiador”—a quien ha hecho daño o pretende hacerlo y es muy suyo y muy razonable, desde el punto de vista de quien lo siente, pero…digo yo, odiar a quien solo sabe dar amor es como poder llegar a sentir odio por la madre que nos parió, pienso sí que quien siente odio por un perro, siente odio por sí mismo y por los demás y esa persona está enferma del alma, y esa enfermedad no deja que afloren los sentimientos y digo también que esa persona necesita de los servicios del único ser que lo puede curar, Dios, Solo Dios puede hacerlo, pero solo quien necesita ayuda puede pedirla y en este caso, no valen las plegarias ni los ruegos de intermediarios, solo quien sufre el mal, puede buscar su cura y  tiene que hacerlo de manera directa y desde el fondo de su sentir  y de su mal de amores.

  Ya para terminar, el amor de perro es el amor más grande e incondicional con el que me he encontrado a lo largo de mi vida y ese es un amor que nunca jamás podré traicionar y al que bajo ninguna circunstancia estoy dispuesto a renunciar y es simple correspondencia porque en momentos de muchas dudas y mucho desconcierto, solo el amor de perro me ha sido incondicional, me ha sostenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s