El tema de hoy es: Poder ciudadano

control ciudadano

El tema de hoy es control ciudadano

Hablando del poder que tiene el ciudadano, tengo que decir que como ciudadanos que todos somos, no nos hemos enterado del alcance que ese poder tiene para ejercer control sobre el sistema político y para ser nuestros propios garantes de libertad y prosperidad porque si hay una cosa que temen los corruptos que todo lo manipulan y que todo lo quieren meter en su bolsillo hondo

y avaricioso es al control popular, a la reacción airada y a las exigencias de respeto a sus derechos y su bienestar, de un pueblo organizado y unido como si una sola persona fuera, por eso es que se han estado haciendo leyes que prohíben la asociación de personas para reclamar sus derechos. El derecho a manifestarse se está coartando, –lo que demuestra que la democracia está enferma, muy enferma– amparados en leyes que no se pueden llamar tal, alegando como razón que en esas manifestaciones se camuflan quienes quieren desestabilizar al sistema político, la verdad es que esos agentes de desestabilización son introducidos amparados en su poder por el mismo sistema político corrupto en cualquier clase de manifestación reivindicatoria para crear la situación que le permita reprimir con fuerza bruta y de paso obtener una cobertura legal a sus abusos de poder, buscando tapar toda la mierda que represada está a punto de reventar porque la corrupción es tal que ya no hay habitáculo que la pueda contener.

Pero mirando con más objetividad este asunto, el verdadero problema radica en que el ciudadano no está enterado del alcance de su poder para ejercer control en todos los estamentos del estado y mientras no se entere, se movilice y ejerza el control al que tiene derecho, la corrupción seguirá imponiéndose y los problemas sociales se incrementarán y muchos ciudadanos desinformados morirán de hambre, de depresión, de desesperación, de ignorancia, porque como dijo Don Simón Bolívar, el Libertador de América: “Por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza”. La otra cara de este mismo asunto es todavía más cruel y decepcionante  porque en esa cara se refleja una culpa, la culpa de los ciudadanos que sufren las consecuencias de las actos de corrupción de sus gobernantes porque al no enterarse del verdadero alcance de su poder para ejercer control y por tanto no ejercerlo, la culpa de los males que lo agobian es suya aunque paradójicamente la gran mayoría de ellos no se hay enterado de su responsabilidad en los hechos y de las posibilidades que tienen para ser la solución a todos sus males y es tan sencillo el proceso que se tiene que llevar a cabo para lograrlo que por eso mismo parece imposible de realizarse pero es más un hecho de percepción que  de realidad, total que lo que hemos de tener claro como ciudadanos es que somos los garantes del sistema político que nos rige y para nuestra vergüenza, somos también responsables de los males que nos aquejan porque sin que le demos más vueltas, al poder ejercer control, tenemos en nuestras manos la llave de nuestro destino y entre todos, las llaves del destino del mundo, pero si continuamos dormidos, aceptando sumisamente los actos de corrupción y la violación de nuestros derechos por parte de los mafiosos que se hacen llamar: Representantes políticos, todo estará consumado y no existirá un futuro porque el futuro se sustenta en la responsabilidad de todos los pobladores del planeta y en la ejecución de los mecanismos de control que nos dan la posibilidad de vivir la vida que queramos vivir y no creo que queramos que esta sea una vida de desesperación, de una lucha constante en pos de una quimera que se aleja un poco más cada día porque no hemos sabido hacer uso de nuestros recursos como ciudadanos, ejerciendo control sobre la corrupción y de paso nuestro derecho a  una vida digna.

Ya para terminar, para tratar de hacer que entre todos tomemos consciencia de lo que nos estamos jugando, solo me resta repetir las palabras del revolucionario mexicano Emiliano Zapata: “El que quiera ser águila, que vuele, el que quiera ser gusano, que se arrastre, pero que no llore cuando lo pisen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s