El tema de hoy es: La naturaleza del hombre

   mente2Empiezo este artículo preguntándome ¿se puede definir la naturaleza del hombre?  ¿Hay factores invariables en la identidad? ¿Qué hace posible la afirmación: Yo soy yo?  Y estas preguntas que me hago me vienen de algo que alguna vez leí.Comienzo con cómo definir la naturaleza del hombre, es la naturaleza del hombre más humana que divina, o es simplemente, humana y divina, y dentro de su  naturaleza humana, las pasiones lo encadenan al sufrimiento que acarrea el vivir en un mundo de evolución del que no puede levantarse por el peso de sus  malos actos? ¿Y si su  naturaleza es más divina, que humana, por qué ha de vivir una vida tan miserable, si en la divinidad solo cabe la grandeza, la perfección, la dicha, la fortuna? ¿Y si por el contrario, es una amalgama entre lo humano y lo divino, cómo entonces encontrar el equilibrio que redunde en beneficio de una vida plena y feliz, donde podamos ver a un ser, ni tan humano, ni tan divino, solo a un ser en medio de lo humano y lo divino pero que su destino final es ser divino?

  ¿O es la naturaleza del hombre, divina en su esencia y  humana en su forma, terminando por ser solamente divina, después de haber asimilado las enseñanzas por las que se le dio su condición humana, divino para la eternidad?

  En preguntas me quedo y pienso que en momentos puntuales puede ser todo lo expuesto, terminando en la divinidad porque es la única explicación  que encuentro en la creación del hombre pues para estados más bajos, no creo que Dios se haya tomado la molestia de crearnos.

  Respecto a…donde están los factores invariables de la identidad, me pregunto: Esos factores son parte de la herencia genética del individuo que de paso le ha otorgado Dios o es el resultado de valores espirituales que llevan a la persona a ser lo que tiene que ser porque así lo determinan esos valores, sin que juegue en ello para nada su libre albedrío o su inclinación natural hacia uno de los lados, humano o divino, o es una hechura del medio en que nace, crece y se desenvuelve sin que entonces en ello intervenga Dios y vaya por el mundo asimilando enseñanzas, expuesto a toda clase de influencias que al fin de cuentas determinan su identidad humana para finalmente terminar siendo un ente espiritual forjado en esas experiencias terrenales? O tal vez esos valores  se adquieren de los sentimientos que experimentamos en este mundo material donde sufrimos, amamos, crecemos, luchamos y finalmente morimos para ser únicamente seres espirituales?

   Llegado al punto dónde la pregunta es: ¿Qué hace posible la afirmación: Yo soy yo, me digo; como decía don José Ortega y Gasset: Yo soy yo y mis circunstancias entonces, yo soy, y soy lo que soy porque yo soy y esta expresión encierra parte de lo divino que tenemos los seres humanos.

   Ya para terminar, digo que, la expresión yo soy, es la plena consciencia de la parte divina que tenemos como seres humanos, a partir de la cual podemos crear y podemos crear porque cuando Dios nos creó, nos concedió esa prerrogativa, otra cosa es que no nos hayamos enterado o aún estando enterados no hagamos uso de ella en cuyo caso andamos perdidos por la vida sin cumplir con nuestro papel de seres divinos en un mundo material al que llegamos con el único fin de completar el aprendizaje que nos de la condición de seres exclusivamente divinos, después de haber pasado por todas las peripecias que encierra vivir en un mundo material del que se sacan las enseñanzas que finalmente nos permiten entrar para siempre en el mundo espiritual, único destino del ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s