El tema de hoy es: La redistribución de bienes materiales

imagesLa redistribución de bienes materiales a la que todos tenemos derecho,  ha tenido tras de sí una trama interesada, malvada y antisocial y se enreda en el Comercio que no tiene límites morales ni legales por parte de quienes lo ejercen a gran escala a través de sus multinacionales y de los estados, los llamados a regular las actividades económicas para evitar que de ello nazcan monopolios que perjudiquen a grandes masas de población, que surjan violaciones de libertades y derechos civiles y constitucionales,

también crímenes contra la humanidad y crímenes de consciencia, al permitir el comercio de productos nocivos para la salud y otros como monopolios sin control de precios que también son crímenes contra la humanidad, porque limitan  la vida de millones de personas que se ven privadas de poder acceder a muchos productos por el único y mezquino hecho de no poder pagarlos y no pueden pagarlos porque el trabajo está siendo controlado para cimentar la emergencia económica que ya han creado y el trabajo se ha convertido en una fuente de conflictos porque no brinda una salida al no cubrir con el todas las necesidades básicas en el supuesto de poder acceder a uno.

El comercio se ha desarrollado desde tiempos inmemoriales a partir de una estructura social elitista,  pues de las capas sociales más altas dentro de esa estructura es de donde han salido los grandes comerciantes, grandes industriales grandes especuladores y avariciosos porque el poder que debería regular lo ha permitido.

La parte bárbara de todo esto que tiene que ver con intercambios, comercio y demás, es que hay bienes que por su importancia para la supervivencia de la raza, deberían, tendrían más bien que estar protegidos y administrados por los estados, sin permitir que las grandes empresas y los vividores puedan poner sus garras depredadoras en ellos, porque permitirlo, es propiciar un holocausto de alcance mundial peor que si se desatara una pandemia y que al fin de cuentas acarreará consecuencias para todos y de ellas no se podrán salvar ni los avarientos que lo orquestaron ni los corruptos que lo permitieron porque  las consecuencias de los malos actos son imparciales aunque injustas en su imparcialidad al cobijar a quien las generan, en este caso con justicia y a quien no, también y esto no lo ven los “avariento-ineptos” que hoy por hoy manejan el mundo a su medida con un criterio avariento y miope,  que solo ven en toda gestión, millones que recoger para su provecho y nada que compartir, olvidados del futuro en el que todo contará y esos que solo ven millones que atesorar, también tienen una descendencia a la cual legar sus riquezas y sus obras y cuando toda su inmundicia insensata sea historia, sus descendientes también tendrán que cargar con las consecuencias, a pesar de todos los millones heredados, en el supuesto que les alcance la vida para afrontarlo.

Desde luego que es bueno y gratificante ganar dinero, no puedo decir otra cosa, pero en toda clase de gestión empresarial o de emprendimiento, tienen que primar unos valores morales, espirituales y sociales para llevarla a cabo porque no somos los únicos habitantes del mundo, ni sus dueños y hemos de tener claro que somos aves de paso  en migración y tanto si se cree como si no, las consecuencias de nuestros malos actos, tendrán una consecuencia sobre toda la población de la tierra, tanto si los llevamos a cabo desde la ignorancia o desde la maldad y todos tenemos  responsabilidades con todos y esas responsabilidades aunque las leyes corruptas de los hombres permitan a algunos hacerlo impunemente, acarrean castigos del mundo espiritual.

Los bienes de los que hablaba en el párrafo anterior, tienen que ver directamente con la supervivencia de la raza y dentro de ellos, los alimentos y el agua son prioritarios y es ahí donde se están desarrollando negocios macabros, macabros sí, porque están llevando a la muerte a cientos de miles de personas en el mundo. El agua se está convirtiendo en un negocio tal que algunos bandidos han comentado que el agua es un negocio más rentable que las drogas prohibidas y con un plus a su favor: Que es un negocio totalmente “legal” aunque su “legalidad”, yo la discuto porque no puede ser posible que cuatro facinerosos se hagan inmensamente ricos con la sed de grandes masas pobres de población y la muerte de otras por falta del preciado líquido y no se oye hablar de ello en los foros internacionales donde se ventilan las vergüenzas de la humanidad, perdón, tengo que aclarar y decir, que  es, donde se ventilan las vergüenzas de la humanidad pobre y sometida a los designios de los gerifaltes del gran poder. El agua es un bien social y si se quiere, voy más lejos, es un bien espiritual, es un bien de todos pero de todos, todos, no solo  de quienes pertenecen a los grupos de poder o de quienes por sus creencias han decidido participar de un ritual llamado: Bautizo porque el agua es propiedad de todos al ser propiedad de Dios y habérnosla dado en heredad a toda la humanidad, sin excepciones y la prueba de ello es que, –y esto va para creyentes de corazón y para creyentes por interés y para los  no creyentes–  el cuerpo humano está constituido en su mayor parte por agua, tenemos un porcentaje de 75% de agua al nacer y de un 65% en  la edad adulta y no me dirán los que abusan del poder, los políticos y los grandes industriales-codiciosos que al fin de cuentas son quienes para mal, se han apropiado de todo y que dicen creer en Dios que Él, nuestro Dios nos ha hecho tan dependientes del agua para luego dársela a ellos en propiedad para que maten o otros de sed porque si así fuera, ese dios no sería el mío, ni el de todos los vejados, desprotegidos, maltratados, acorralados, acosados y asesinados de la tierra.

Lo mismo pasa con los alimentos,  también se han convertido en fuente de riqueza de otros cuantos facinerosos, apoyados por los mismos en perjuicio de los mismos, –que jodida paradoja— ya no se habla de terratenientes, hoy se habla de los grandes inversores del agro que no son otros que las grandes multinacionales que están cometiendo atrocidades contra el medio ambiente y contra la humanidad, apoyados por los mismos sinvergüenzas que entre todos colocamos en los puestos de poder para que en vez de ayudarnos a tener una vida mejor, nos la jodan del todo. Ahora se ha industrializado el campo con grandes cultivos transgénicos malos en todo, desde la contaminación del medio en que se llevan a cabo hasta llegar a los problemas de salud que causan en el cuerpo humano, protegidos por leyes que está prohibiendo incluso almacenar semillas para ser sembradas luego, me refiero a las de siempre, las que no han sido modificadas y hay persecuciones policiales, penas de cárcel y multas que ningún campesino puede pagar porque su labor en el campo solo le da para sobrevivir y cada día está más arrinconado por las leyes que amparan a las multinacionales que se están haciendo  hasta con nuestros derechos al elegir lo que hemos de comer que será lo que ellos nos vendan con el agravante de que son productos modificados genéticamente y por tanto muy peligrosos para nuestra salud.

     Ya para terminar, ni todos somos comerciantes de baja condición moral, ni todos participamos de esa oferta y demanda malvada,  ni ti todo se compra, ni todo se vende, por tanto, ni todo está en venta, ni todo tiene un precio, y el que lo parezca o se permita, obedece a dos factores, por un lado obra la corrupción que lo hace posible y por otro la deshumanización que ha echado raíces en el corazón de los hombres y por esa causa, quienes son bendecidos con la posibilidad de acceder con holgura a la fuente que cubre sus necesidades básicas, se olvidan de quienes no pueden transitar libremente por ese camino, incumpliendo una de las más importantes responsabilidades espirituales que trae el ser humano al momento de nacer que es ser generoso y solidario con sus hermanos de creación, vivan en cualquier lugar del planeta y si queremos que las cosas cambien, que la corrupción, el hambre y la miseria desaparezcan de la faz de esta tierra de Dios, tenemos que pronunciarnos todos, los que tienen y los que no, pero al unísono para que los avarientos, corruptos y mezquinos que están llevando a cabo este ataque genocida contra una parte muy importante de la población de la tierra simple y llanamente por su ambición, comprendan que no pueden ir en contra de las mayorías, de la razón y de la ley de Dios, pero todos sin excepción, tenemos que aportar nuestro grano de caridad, de amor, reivindicación, de justicia, solo eso podrá poner bajo control a la ambición, la corrupción, al abuso de poder, a la injusticia que anida en el corazón de unos pocos que tienen sometidos a sus caprichos e intereses a esa masa ingente de población que carece de todo. Cierto es que eso es posible porque quien sufre las consecuencias de sus actos malvados, se lo permite con su aceptación, pasividad o conformismo  y sepan todos los que tienen que pasar por ello que esa situación que les toca vivir, no es la voluntad de Dios, es su voluntad y por desgracia, es nuestra voluntad porque todos los moradores de la tierra tenemos nuestra cuota de responsabilidad en ese holocausto aunque nos cueste entenderlo o no podamos hacerlo y no olvidemos que tan responsable es quien comete un acto malvado, como quien lo solapa, instiga o permite por no denunciarlo, por eso mismo, yo lo denuncio, no quiero ser cómplice, ¿lo harás tú por el bien y el futuro de la humanidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s