El tema de hoy es: ¿Qué escribir hoy?

índiceTodos los días de mi vida, me levanto pensando, ¿qué escribir hoy? Y me digo a mí mismo: Hoy es el día de escribir cosas bonitas y esperanzadoras, en nada derrotistas, hoy no hablaré de horrores, no voy a escribir de guerras sin nombre o de conveniencia, ni de hambre, ni de desplazamientos forzosos, hoy no seré ave de mal agüero, hablando de sueños y vidas truncadas, hoy no daré un disgusto a todo el que me lea. Hermoso sueño del que salgo tan pronto prendo el televisor y miro las noticias de la mañana, que me recuerdan que otra es la realidad y esa realidad es que vivimos en un mundo de locos, cruel y deshumanizado y sobre ello tengo que escribir y tristemente digo que en este mundo en que vivimos, solo importan…el poder y el dinero y todas las atrocidades que llevan a cabo en su consecución quienes viven del cuento y de las desgracias ajenas, que en muchos casos ellos mismos perpetran, pasan a llamarse elocuente y sínicamente: Daños colaterales para no llamarlo por sus verdaderos nombres, tales como: Crímenes contra la humanidad, expolio, invasión, guerras económicas, actos totalitarios o imperialistas y etc., etc., porque estos nombres si dirían mucho en su contra y…tal vez, otro gallo cantara, pero la verdad es que quienes se han hecho con el poder piensan como escuché decir a un conocido de mis tiempos mozos: “el poder, es “pa” poder, que bien interpretado quiere decir: Tengo el poder y con el puedo hacer lo que salga de mi mala entraña, de mi mala leche o mi negra consciencia, porque por encima de mi no hay nadie.

   Llegado a este punto y estando así las cosas, tengo que resignarme a no poder cumplir con mi deseo de escribir cosas bonitas y tengo por fuerza que seguir escarbando en la yaga abierta en el mundo y en el corazón de las personas; para repetirles que: El imperialismo sigue destruyendo pueblos con sus aviones de guerra y carros de muerte, desde luego con una justificación fuera de toda duda, –desde su punto de vista y su mala consciencia por supuesto–…en contra del mal y en nombre de la democracia que vuelve a quedar expuesta como lo que realmente es cuando se lleva a cabo un acto de esta laya con su venia y en su nombre.

   Que el imperialismo encuentra tontos útiles en todos los rincones del planeta, que lo acompañan al son de su música, como convidados de piedra sin conocer sus ritmos y sin entender que para el imperialismo, el aliado de hoy, es el enemigo que mañana hay que combatir con las mismas armas sucias que juntos usaron contra otros porque ha dejado de serle útil y el imperialismo no tiene amigos, tiene socios de conveniencia.

   Que las deudas externas siguen asfixiando a los países pobres de la tierra en detrimento de la paz y en refuerzo de la desestabilización del mundo, a la vez que engorda a quienes se lucran de los intereses que generan esos préstamos inhumanos que en lugar de servir de ayuda, lo que hacen es ahondar los problemas y permitir que se pueda abusar impunemente de quienes hacen uso de ellos, y bien visto, este es un buen ejemplo del poder del dinero, de la deshumanización y de la poca consciencia que tienen quienes ostén el poder y la riqueza.

   A estas alturas de mi disertación, tengo que decir que no tengo ganas de continuar escribiendo este artículo porque, no soy masoquista y no he llegado a grado tan alto de deshumanización, por eso y para acortar este mal momento, me voy a convertir en iluso o en gilipollas, qué más da como se nombre y pensaré que me voy a la cama sabiendo que en el mundo no hay un solo niño que muera de hambre y que todos tienen un lugar digno donde dormir y tener sueños en lugar de pesadillas, que los políticos lo están haciendo bien y que la corrupción y el despotismo no son su bandera, que toda persona que muere, lo hace en su cama, con una sonrisa en su rostro y no por no poder acceder a las medicinas que le podrían alargar la vida o por una bomba que nos dice que quienes ostentan el poder lo están haciendo tan mal que el enfrentamiento con víctimas inocentes es una manera de expresar su repudio y este unilateralismo se manifiesta en todos los bandos, pueblo y gobiernos poderosos con sus guerras de conveniencia.

   Ya para terminar, creo que mejor será irme a la cama pensando que…mañana será otro día y que será un día mejor porque el mundo cambia para bien y los bandidos que ostentan el poder y la maldad recapacitan y nos dan una tregua, se la dan al planeta y tenemos un futuro, quiero creer que la deshumanización no ha llegado a un punto irreversible y que aún tenemos un futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s