El tema de hoy es: Racionalismo o fatalismo

índiceCuando me dio por pensar en si soy, racionalista o fatalista, no me pude decantar a uno de los lados porque pensé: Entre racionalismo o fatalismo y desde mi punto de vista, en la vida hay momentos para lo uno y para lo otro, según se presenten las cosas y obren las circunstancias, por eso y según sean esas circunstancias, hay momentos en los que el fatalismo es la luz que paradójicamente oscurece el camino y otros en los que el racionalismo es la lámpara encendida que va por delante, mostrándonos por donde encausar los pasos, sin que podamos definirnos, racionalistas o fatalistas. Si creo que hay un fatalismo desesperanzado que está presente permanentemente en la vida de algunas personas para jodérselas y mantenerlas sumidas en un caos desesperanzador y para ellas en la vida todo es fatal y por la fuerza de creerlo, se materializa, dándole validez a su creencia patológica y dándonos bases para entender como cierto que en la vida, se materializa lo que creemos de lo que pensamos. El racionalismo –desde mi punto de vista– es bueno pero no al extremo de hacernos estúpidos, porque no es oro todo lo que reluce, ni tiene que ser cierto todo lo creemos de lo que pensamos y no podemos racionalizar que somos propietarios de un caballo, solo porque hemos encontrado un excremento suyo en nuestro patio, esto sería más bien un racionalismo, valga la paradoja: Irracional.

Podemos ser racionalistas cuando la vida nos hace vivir hechos que parecen salidos de un cuento o la decisión de alguien pervertido y retorcido, es en esos casos en los que la razónnos dice que la única manera de encontrarle explicación a ese hecho que no sentido, es creer que detrás de ello se encuentra un ser superior, aparentemente caprichoso, mal intencionado y en nada justo y que en ello no hemos jugado papel alguno porque esa decisión ha sido tomada de antemano, con ventaja y sin nuestro concurso, esto es la deducción de larazón en cuyo caso, somos racionalistas aunque el racionalismo no sea nuestra manera común de pensar. Ahora bien, si entramos en una venta de loterías con la intención de apostarle a un número pero cuando estamos rellenando la apuesta pensamos: Voy a jugar aunque yo nunca gano, y…si sabemos con tanta claridad que no vamos a ganar, para qué jugar, si es como tirar el dinero al tener tan claro que no ganaremos, esto es fatalismo condimentado con un poco de estupidez, total que si no creemos que en el mundo de las probalidades existe al menos una que diga que es posible ganar, hagamos uso del racionalismo y no juguemos porque no ganaremos, así lo hemos decidido nosotros mismos con nuestra manera de pensar y por esa sola razón, racionalista y a la vez fatalista, no podemos ser ganadores porque una de las reglas de oro que hay que aplicar para que la vida discurra por causes promisorios, es creer en lo que queremos que se materialice en nuestras vidas.

   Ya para terminar, en la vida del ser humano hay momentos para el racionalismo y momentos para el fatalismo sin que por fuerza tengamos que ser racionalistas o fatalistas, sí tenemos que tener claro y asumirlo que por muy racionalistas que podamos llegar a ser, hay momentos de caer en el fatalismo porque este forma parte de la vida en constante cambio de los seres humanos y también de él, tenemos lecciones que aprender, así mismo, por muy fatalistas que seamos, hay momentos en la vida en los que todo lo vemos tan claro, tan de nuestro lado, que por fuerza y como por arte de magia nos hacemos racionalistas sin serlo por eso de que en la vida de los seres humanos, unas son de cal y otras son de arena, unas veces altruistas, otras mezquinos, algunas veces fatalistas, otras racionalistas aunque al final de cuentas, no seamos ni lo uno, ni lo otro, simplemente porque no tenemos muy claro lo qué ser en la vida, siendo por la fuerza de la costumbre, simples seres humanos aprendiendo las lecciones que la vida nos da en nuestro tránsito terrenal hacia el mundo espiritual, a veces generosos, otras mezquinos, unas racionalistas, otras fatalistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s