El tema de hoy es: Oir, escuchar

 índiceCuando percibimos los sonidos que saltan en nuestro entorno cercano, estamos oyendo y salvo que tengamos un problema de salud que nos impida captarlos, lo hacemos inconscientemente, incluso cuando estamos dormidos, pero cuando solo oímos, nos enteramos de pocas cosas que se suceden en derredor nuestro, porque oír, es hacer uso de un sentido físico que tenemos los seres humanos para que nos ayude a desenvolvernos en nuestra vida diaria, sin más objetivo que prestarnos una ayuda en nuestro desempeño, pero sin que nos sirva para desarrollarnos e ir más allá de lo común y corriente, oír, lo hacen hasta los animales y eso quiere decir que si solo oímos, no podemos diferenciarnos de ellos, ni llamarnos: Los reyes de la creación, los animales oyen y saben exactamente lo que ese sonido les transmite, por ese medio identifican el peligro por ejemplo, en cambio nosotros los seres humanos cuando oímos, solo recibimos una información que en casi todos los casos, pasa de largo o juzgamos intrascendente, solo cuando escuchamos podemos decir que vivimos plenamente y nos diferenciamos de los animales, porque cuando escuchamos encontramos respuestas, comprendemos que hemos acertado o errado, percibimos con claridad lo que nos transmite ese sonido que escuchamos que bien pude ser una voz, un sonido de la naturaleza que nos avisa de algo, bueno o malo y nos pone alertas, cuando escuchamos podemos actuar con más rapidez y con mayores posibilidades de acierto.

Entre oír y escuchar hay tal diferencia que puede determinar muchas cosas en la vida, si solo oímos, vamos dormidos por la vida, cuando escuchamos estamos alerta y estamos haciendo uso del sentido con el que conectamos con el mundo espiritual y no es lo mismo que usar el oído, es ir más allá, es penetrar en la esencia de las cosas para que a su vez nos transmitan todo su conocimiento y servirnos de él para mejorar en la vida.

Solo si nos paramos y con calma escuchamos, encontraremos las claves que la vida nos da para desempeñarnos con acierto en beneficio propio y en el de la sociedad en la que vivimos. Cuando escuchamos, estamos oyendo la voz del espíritu que es la manifestación de Dios guiándonos, esa es la diferencia entre: Oír y escuchar.

Si solo oímos, podemos estar oyendo la voz del ego esa creación humana y malévola que quiere llevarnos por el camino equivocado, alejándonos del espíritu, separándonos de Dios, el único y verdadero destino del hombre, otra cosa es un desperdicio y para eso, no creo que un ser superior se haya tomado la molestia de crear un mundo para verlo hundido en el pozo perecedero de la materia en lugar de verlo elevado a los alturas inconmensurables del espíritu.

Cuando oímos, pasamos de puntillas por la vida. Cuando escuchamos, podemos entender la esencia de las cosas y sacarles provecho.

Cuando escuchamos, todo adquiere sentido porque estamos rompiendo el monólogo que mantenemos casi siempre cuando creemos que estamos hablando con Dios y por ese medio nos comunicamos con Él y podemos entender sus mensajes.

Entonces, yo estoy claro, lo estás tú acerca de que no es lo mismo oír que escuchar? y teniéndolo claro, hagamos un alto en el camino y con calma, escuchemos atentamente y haciéndolo, podremos deshacer entuertos y desentrañar los misterios que nos impiden encontrar ese punto de unión con Dios que debe ser al fin de cuentas la razón de ser de nuestra existencia y mejor es empezar ahora haciendo lo que corresponde, porque de todas maneras terminaremos haciéndolo, pues ese es nuestro destino final, ¿Cuándo? depende de ti, depende de mí, pero a cada quien atañe esa responsabilidad y el tiempo que lleve completarlo, teniendo claro que por esa puerta hemos de pasar todos los seres humanos si queremos avanzar a un plano de vida superior, el fin al que todos hemos de llegar, solo que no existe un plazo para lograrlo y cada quien usará el tiempo que sea necesario.

   Ya para terminar, entre oír y escuchar hay un dilema, resolvámoslo a nuestro favor haciendo lo posible por escuchar en lugar de oír porque escuchando estaremos construyendo futuro espiritual y creo que…a ese plano, el espiritual, todos llegaremos, en años o en siglos y es la elección personal de cada quien, además muy respetable, como emplear el tiempo y si hablamos de siglos, tenemos que hablar también de reencarnación aunque no creamos fervientemente en ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s