El tema de hoy es: Aforados o delincuentes protegidos

AFORADOS

El tema de hoy es aforados o delincuentes protegidos

El tema de hoy es de esos que a todo el mundo debería molestar  pero que no sucede así por una simple razón, casi nadie sabe qué quiere decir esa “palabreja” que suena sugerente y hasta agradable, hablo de  aforados y que yo llamo por su nombre: Delincuentes protegidos que es lo que realmente representa y algo más grave es que se les protege o hace aforados cuando va a dejar un cargo en el que seguramente quedan muchos cabos sueltos o ante lo posibilidad de que puedan cometer un delito en el desempeño de sus funciones, lo que quiere decir que el puesto al que son elegidos trae aparejado el carné  de aforados que los hace intocables por convertirse en delincuentes protegidos y este hecho nos muestra que quienes hacen las leyes,  saben muy bien de qué pie cojean -–ellos y los demás— y por esa razón cierran la puerta a través de la cual se pueda colar la justicia para cobrarles sus fechorías porque al ser investigados por tribunales especiales, estos como dice el dicho: “Son pelos del mismo cuero” o lo que es lo mismo: Quien tiene que juzgar ha compartido mesa y cama con quien tiene que ser juzgado y  lo que salga de esa farsa, ya se lo pueden imaginar.

 No veo razonable, ni democrático, ni de ley que por el hecho de ser funcionario público o lo que es lo mismo, desempeñar una función de estado que da la posibilidad de poder vivir del cuento y cometer actos inmorales o criminales, a una persona se le meta en una urna blindada para que la justicia no pueda entrar de frente a cobrarle sus fechorías en el momento de cometerlas o si por esas casualidades que se dan, la democracia que los blinda, permite que se les investigue, no lo serán por los jueces que  lo hacen contigo que me estás leyendo o conmigo que estoy escribiendo porque nosotros somos personas normales y corrientes, sin poder y sin padrinos o enchufes, en cambio ellos, los intocables si tienen  poder y padrinos poderosos que los respaldan y algunos de esos padrinos son parte de las instituciones del estado que los tiene que investigar, algo así como que a una persona que ha cometido un delito de cualquier laya, le corresponda por ley ser juzgado por su propio padre o por su socio, de esas  garantías quisiera yo, las quieres tu que me estás leyendo?

 Y  Llegado a este punto, tengo que decir que escribir sobre este asunto de los aforados se me ocurrió cuando escuché en un noticiero que España es el país de la Unión Europea donde más aforados hay, lo que quiere decir que si tiene que haber tantos aforados es porque la corrupción política es muy alta y el sistema es una cueba de ladrones y sinverguenzas y por eso mismo, sabedores de sus debilidades, abren el camino de la impunidad abusando de la ley, de la democracia y de los pueblos que los sustentan en sus puestos de poder.

Desde luego que este no es un hecho aislado, se da con otro nombre o con el mismo en cualquier lugar del mundo donde habiten políticos,  altos cargos gubernamentales o donde esté instalada una trama corrupta y bien visto, en qué lugar del planeta no existen malos políticos, altos cargos que no lo son, —políticos quiero decir— corrupción, poder, entramados delictuosos y negociados de todo tipo, respóndete tú que me lees, yo he hecho el enunciado.

   Continuando con mi disertación, todo esto de que vengo hablando, es una constante en el  mundo de nuestros días y por la fuerza de la costumbre se ha hecho invisible a los ojos de la humanidad, de la justicia y de la sociedad en general que debiera vigilar que estos delitos no se den o si se dan, no queden impunes y que bajo ninguna circunstancia haya intocables que puedan gritar a los cuatro vientos que no existe quien les pueda meter mano para cobrarles sus fechorías porque la misma ley que los tiene que juzgar, los protege y que no haya tantos sinvergüenzas haciendo de las suyas en perjuicio de todos porque a mucho honor pero con muy poca honra, son aforados o como se le llame en cualquier lugar del planeta y que yo llamo por su verdadero nombre : Delincuentes protegidos por las leyes que nos atropellan a quienes no pertenecemos a un círculo de poder o a una trama corrupta. Cerrando este artículo, no hemos de olvidar que como escribió Dan Brown: “El hombre va mucho más lejos para evitar lo que teme que para conseguir lo que quiere”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s