El tema de hoy es: Un mundo de intereses

UN MUNDO DE INTERESES

El tema de hoy es un mundo de intereses

Vivimos en un mundo de intereses, donde todo tiene un precio y espero que en esto que digo, nuestros puntos de vista se encuentren.

 Para empezar, tengo que hacer referencia a los banqueros que dada su deshumanización, su avaricia y su codicia,  solo reverencian a un dios pagano, al dios dinero, llevándose hasta el último aliento de vida de la clase trabajadora, apoyados y alentados por los gobiernos de la tierra, que con sus “democráticas” leyes, hechas a medida de sus intereses, sin soporte social y con mucha maldad, nos muestran que todos estábamos equivocados al depositar nuestra confianza en unos bandidos para que nos representen y ver al fin de cuentas que solo hemos sido nuestros propios victimarios al haber concedido nuestro voto a quienes una vez elegidos, se han convertido en nuestros verdugos.

    La medicina… Da ganas de llorar por la forma como la están manejando que es desde el punto de vista del negocio, del dinero y terror da siquiera pensar que podemos caer enfermos y más nos aterra pensar en llegar a contraer una enfermedad denominada: Rara,  porque las enfermedades raras, no se investigan, ni las cubren los seguros. ¿Y saben por qué no se investigan? Porque son es muy costoso tratar de encontrar una solución y por supuesto, porque no son rentables al tener muy pocos usuarios y la medicina, no debería ser, pero es un negocio, no lo olvidemos.

    Qué puedo decir de la salud pública, pues que, dadas las circunstancias económicas actuales, donde existía se está desmontando y los estados la está cediendo a grupos económicos para que se lucren con ella, no importa que sea a costa de la vida de muchas personas, mal atendidas o directamente, desatendidas, lo que me lleva a pensar que mejor será no  enfermarnos porque nos podemos llevar una sorpresa muy desagradable y terminar convertidos en cadáveres prematuros porque hacia allá apuntan los recortes y las nuevas disposiciones aplicadas por quienes prestan el servicio, apoyados desde el estado por “nuestros innombrables representantes políticos”.

     De la salud privadaya casi toda lo es en un  mundo de intereses como el actual  voy a hablar poco porque siendo buena en calidad, su costo también es de calidad, quiero decir: Excesivo y no es posible pensar que la clase trabajadora pueda tener acceso a ella con la cobertura que se necesita para tener garantizada una buena atención, concluyendo que: En temas de salud, la gran mayoría de las personas deberían encomendarse a su Dios que no es el mismo que el de los bandidos de que vengo hablando y rezar conmigo: “Yo pecador, me arrepiento de todos mis pecados”, porque de la salud pública donde exista aún, no se puede esperar mucho, dadas las circunstancias y de la privada es mejor ni hablar porque es: Hablar de comida en casa del pobre, si puedo hacer una recomendación: Es posible mantener una buena salud, volviendo a nuestras raíces y una vez lo tengamos claro, hacer  uso del naturismo que a más de ser una medicina certera, económica y segura, se puede emplear como medicina preventiva, sin tener que llegar al extremo de tener que usarla para curar en lugar de de hacerlo para prevenir.

 En un mundo de intereses como el actual, de la educación, que puedo decir, que se está convirtiendo en un artículo de lujo al que solo podrá acceder la clase pudiente, volviendo a los tiempos en que la educación solo se impartía a la casta económica y a quienes a futuro debían desempeñar un papel directivo dentro del estado, tomando en cuenta solo el criterio de que: Al pueblo, entre más ignorante, más manejable; porque la educación lo hace rebelde e insumiso.

  En un mundo de intereses como es el nuestro, todo tiene un precio, y esos intereses deciden sobre la vida y la muerte, sobre la dicha y la desdicha,  sobre la prosperidad y la miseria, sobre el bien y el mal y así por sobre todo lo que decide o determina las circunstancias de vida de las personas y en esa subasta de bienes terrenales, intervienen para mal: Iglesias, curas, vividores, estados, políticos, prestamistas, usureros, alcahuetes, proxenetas, chulos, industriales, banqueros, asesinos, rateros, estafadores, mecenas, malvivientes y las llamadas personas honradas que no lo son, siguiendo con  un largo e interminable etcétera, para acortar la lista en la certeza que de no hacerlo, no acabaría jamás; porque así de larga, de intrincada y peligrosa es la cadena de intereses, que se mueven e intervienen en la vida de las personas,  moviendo o promoviendo las circunstancias que han de determinar su discurrir y haciendo de este mundo, un mundo de miserables, con unos cuantos, muy pocos para la población global que son quienes se alzan con todas las ganancias y todas las prerrogativas en detrimento de la calidad de vida de cuatro mil millones de personas que es el número de pobres de la tierra y de la paz mundial y que el día de mañana, serán los más ricos del cementerio, la última parada del viaje de la vida y a esa parada se llega, tanto si queremos como si no y si tenemos muchos millones o somos los más pobres de la tierra y solo ella, la muerte, esa dama azarosa pero justa, compañera indeseable de viaje, es la que se da el lujo y tiene el honor de justicia de emparejarnos, colocándonos en igualdad de condiciones  los unos con los otros,  no importa que sea al final del camino, en el último, en el viaje sin retorno, donde ya no caben arrepentimientos ni enmiendas, donde todo es lo que tiene que ser y no lo aparente.

 Ya para terminar, no tengo más que decir, no por carecer de argumentos sino, porque es tanto lo que puedo decir que me atraganto y temo sufrir una apoplejía por sobrecarga de información, total que mejor es cerrar aquí este artículo sobre el mundo de nuestros días, un mundo de intereses que lo mueven para mal y que cada uno de ustedes que me lee, saque sus propias conclusiones y obre de acuerdo a ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s