El tema de hoy es: Política y seguridad

POLITICA Y SEGURIDAD

El tema de hoy es política y seguridad

Cuando veo esos grandes despliegues de seguridad para dar protección a un político que por demás no se lo  merece, me pregunto: Por qué permitimos que se gaste el dinero de los contribuyentes en dar protección a alguien que dice  no ser un mafioso, por tanto no lo necesita. De otro lado, un político es un servidor público y los servidores públicos si lo están haciendo bien,

deberían ser queridos, respetados y protegidos por los mismos ciudadanos a los que sirven sin más pretensión que la de ser útiles a la sociedad en la que se desempeñan y tienen su hogar, cosa  bien distinta es que el político en lugar de prestar un servicio a los ciudadanos, lo preste a grupos de poder, perjudicando a quienes han  creído en él y mirando  el asunto de este lado, tienen motivos reales para sentirse en peligro y si lo miramos desde los puntos de vista de la corrupción y de la inmoralidad política, razón tienen estos pájaros en sentirse en peligro pues su consciencia misma los señala y acusa y a pesar de lo ineptos que son, entienden que el pueblo en general, muy poca o ninguna buena voluntad les debe de tener, total que para no hacer esta disertación más enredada, tienen que temer porque tienen muchas deudas impagadas, de ahí que digan necesitar seguridad y si, la necesitan, pero que se la paguen ellos con el mismo dinero que les genera dudas e inseguridad, el dinero de la corrupción y que dejen intacta la caja del estado.

 Ahora bien, siempre hemos pensado que las personas de bien o que aparentan serlo, caso de los políticos, no tienen que temer porque no tienen secretos vergonzantes, la verdad es otra porque se parecen mucho a quienes con razones fundadas, andan con un ejército de guardaespaldas detrás, me refiero a malvivientes poderosos y en general quienes se dedican en la vida a desarrollar negocios ilegales pero de una rentabilidad tal que se sale de todos los parámetros poder llevar a cabo una evaluación porque no hay manera de cuantificar sus ganancias y por eso se tienen que proteger, igual pasa con los otros, los innombrables políticos y los que se llaman personas de bien que no lo son.

  Llegado a este punto, tengamos por cierto que no se hacen grandes capitales, dentro o fuera de la legalidad instaurada por los estados sin pisotear y dejar el camino empedrado de iniquidades y de cruces como recordatorio de quienes cayeron por que se cruzaron en el camino del avaro desalmado de turno o porque el  codicioso del momento  pensó que el caído podía ser una piedra en su zapato y el solo pensamiento lo movió a la acción, la de destruir porque como escribió Dan Brown: “El hombre va más lejos para evitar lo que teme que para conseguir lo que quiere”.

  Visto lo visto, no veo razonable que nuestros “honorables representantes” necesiten de un esquema de seguridad si siempre repiten que están para servirnos, defender la ley, la democracia y los derechos de las personas —alabanza propia, es villanía— entonces como puede ser posible que personas tan probas, con tantas virtudes puedan siquiera considerar el poder ser agredidos,  total  que nos quieren hacer creer que lo son, probos quiero decir, pero la verdad es otra, nos enredan y nos mienten descarada y sínicamente y ninguna injusticia cometemos cuando los llamamos por el nombre que ameritan sus obras, así que sí es entendible que necesiten seguridad pero no por prestar un servicio a la sociedad, más bien por incumplir los compromisos adquiridos con sus electores y mirando el asunto desde este punto de vista, el estado no está obligado a dar seguridad a quien no la necesita, aunque la necesite, valga la redundancia y lo digo así porque ellos alegan inocencia, entonces reclamar protección es aceptar que han obrado mal, que merecen un enjuiciamiento criminal y el que la soliciten, es la prueba de su delito porque por regla general, se tiene que proteger quien ha obrado mal.

   Ya para terminar, si un representante político necesita que el estado lo proteja es porque se ha dedicado a cometer iniquidades, por no decir delitos y no me vale escuchar que es porque puede suceder que un desquiciado le pueda hacer daño porque ya metidos en el mundo de los supuestos, a cualquiera de nosotros le puede suceder una desgracia y sin posibilidades de remediarlo porque a nosotros no nos protegerán llegado el caso. Resumiendo y siendo objetivos, apoyados  en los hechos tengo que decir que su temor viene de su mala consciencia, de saber que sus cuentas impagadas son muchas, pues se han dedicado a la política con el único fin de vivir mejor que el resto, a vivir del cuento y del producto de sus rapiñas y de sus actos corruptos y antidemocráticos si es que podemos hablar de democracia porque en un mundo como el actual su papel está en entredicho, máxime si vemos que detrás de todo acto de corrupción, detrás de cada iniquidad que comete el poder de poderes, el poder político y el poder económico unificados, sale a relucir la democracia, ya sea porque ha demostrado no ser el sistema más perfecto y justo de la tierra o porque quienes se protegen bajo su bandera, a más de desprestigiarla se ha dedicado a cometer iniquidades en su nombre, la han apuñalado de muerte y ni siquiera se han dado por enterados, tal vez siguiendo la máxima que dice: Si no me entero de que algo está pasando, ¿cómo puedo ser responsable?, lo que no los exime de responsabilidad. “No hay fecha que no se llegue, ni plazo que no se cumpla” y su fecha está llegando y los plazos, están vencidos, es tiempo de cambios y renovación o de perecer, no existe el camino del medio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s