El tema de hoy es: Estados Unidos y el imperialismo

El tema de hoy el imperialismo en el mundo y os Estados Unidos

El tema de hoy es Estados Unidos y el imperialismo

El imperialismo ha existido desde que el  mundo es mundo porque siempre ha habido pueblos con una mentalidad abierta a la conquista,  a la dominación y al crecimiento económico personal con los recursos de otros, y pueblos sin orgullo, sin una identidad nacional propia o sometidos por la fuerza de las armas. Este hecho se da unas veces por falta de pundonor o corrupción de sus gobernantes y otras porque la fuerza de su agresor conquistador no les ha dejado otra salida, en todos los casos, esos pueblos se han convertido en pueblos esclavos o sometidos.

Pero el que conocemos hoy en día, está muy bien representado y mejor explotado por los Estados Unidos y su Tío Sam, con su mirada avariciosa y alerta como de depredador, sus  manos largas que más parecen garras y un atuendo representando su bandera, rematado por ese gorro inconfundible en el que lucen las estrellas del poder que  lo muestran como el imperio mayor del planeta.

    El imperialismo ejercido por los Estados Unidos,  que se consolidó después  de terminada la segunda guerra mundial, empezó su andadura en el año de 1.789, año en que se afianzó su organización política, con el nacimiento de su constitución, encontrando un aliado inesperado en  la explosión de la revolución francesa, que trajo consigo, veinticinco años de guerras europeas, permitiéndole ampliar su comercio bajo una bandera de conveniencia, la bandera de la neutralidad lo que a su vez, le dio la oportunidad de absorber un flujo ingente de inmigrantes y experimentar con su sistema político sin interferencias europeas hasta convertirlo en lo que quería que fuera, de acuerdo a sus intereses muy concretos y obvios –consolidación imperialista–, Así mismo, se aseguró un crecimiento constante de su población y de su economía, creando unas bases económicas monopolistas y apuntaló su sistema político que bien nombrado es hegemónico- imperialista.

   Desde sus comienzos, se caracterizó por mostrar como signo de identidad, su vocación comercial y militar expansionista y si antes de la guerra, el sueño de los esclavistas sureños era conquistar a México, América central y las islas del Caribe con la idea de crear un imperio esclavista emulando al imperio romano, el suyo, el de los ricos mercaderes de la naciente nación ––la Unión, los Estados Unidos–– después de la guerra, era: La creación de un imperio comercial-militar en el que sus buques de guerra fueran por el mundo abriendo las puertas de países tan lejanos como china y Japón, con la intención de enriquecerse con el libre comercio que paradójicamente comenzaría con una imposición de condiciones que anulaban lo de: “Libre” por ser imposiciones que más bien debieron llamarse: Leyes unilaterales y de conveniencia imperialista.

   Otra de las razones del sueño expansionista de los Estados Unidos, fue poder saquear toda clase de materias primas para ser empleadas en sus procesos industriales y a la vez, explotar a medio camino entre la esclavitud y la injusticia social a ejércitos de obreros de una parte del mundo que ya en ese momento pasaría a ser parte de lo que también conocemos: Pueblos sometidos, dominados o bien nombrado, pueblos esclavos.

 Sin más y teniendo la esperanza que en este artículo, nuestros puntos de vista sean nuestras opiniones y buscando concluir por hoy con mi disertación sobre el sueño imperialista del gobierno de los Estados Unidos en nuestros  tiempos, los de finales del siglo XX y principios del siglo XXI, tengo que decir no sin dolor que su fin primordial es el del imperio global donde en nombre de la democracia y de la libertad de los pueblos, ha proclamado con el apoyo de cuatro más, el “libre comercio” aunque sigue subvencionando  su agricultura  y protegiendo algunos productos y usa el comercio y la economía para sacar ventajas políticas a más de las económicas que lleva aparejado todo tratado comercial.

  Esto se ve reflejado en los tratados de libre comercio firmados con países en vías de desarrollo especialmente en América Latina en los que se ve plasmada una cruda realidad que muestra que dichos tratados son uno más de sus negocios porque imponen condiciones que favorecen a sus productores y crucifican a los pequeños productores de los países que firman dichos tratados, apoyados por la corrupción política imperante en los países que los firman y cuando este hecho no se da, recurren al poder de la fuerza, amenazando con sanciones económicas en el mejor de los casos porque también pueden amenazar con una intervención militar que aunque cueste creerlo, —por tratarse de un país que pregona su apego a la democracia—se da, no les quepa duda.

   Ya para terminar, nada más  voy a escribir en este artículo porque queda mucha tela que cortar y ya lo haré en posteriores escritos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s