El tema de hoy es: Un gobierno ilegítimo

ESTA ES ART. LA GRAN SUBASTA  GRATIS

El tema de hoy es un gobierno ilegítimo

  Un gobierno legítimo –entendamos como legítimo que ha sido elegido por votación popular—pierde ese derecho, y pasa a llamarse ilegítimo cuando incumple las promesas electorales en virtud de las cuales fue elegido y bien mirado, también pierde el derecho a llamársele legítimo cuando la legislación que lleva a cabo, está enfocada en defender intereses del poder económico, en contra de los derechos del pueblo que lo eligió para que fuera su representante y valedor, nunca jamás su verdugo, de ahí que podamos decir que muchos gobiernos indistintamente si son de izquierdas o de derechas y sin que importe el lugar geográfico que ocupan en el mundo, son ilegítimos y un gobierno ilegítimo, no está respaldado por el pueblo que lo votó porque ese pueblo, aunque tarde entiende que se equivocó en el momento de hacer  uso de su derecho al voto y ese pueblo está en su legítimo derecho de pedir la revocación, elecciones anticipadas o hacer uso de cualquiera otra herramienta que permita realizar unas nuevas elecciones antes del fin del mandato constitucional del gobierno que ha perdido su credibilidad.

 En cuanto a dar por sentado que un gobierno es ilegítimo cuando se dan las circunstancias que antes he mencionado, esta no admite discusión, ni existen dudas al respecto porque sus actos lo condenan, pero buscar los causes que lleven a una revocación u otro instrumento, ya es otro cantar porque los políticos, sabedores de su mal desempeño y sus actos interesados en defensa de sus intereses que son contrarios al pueblo que los eligió, se blindan con leyes que no son tal y esto tengo que explicarlo. Una ley hecha a la medida de ciertos intereses, antisocial e interesada, no puede ser llamada ley aunque para el sistema corrupto que la crea lo sea y el hecho en sí mismo es una prueba de delito pero que no se persigue porque quien hace la ley, hace la trampa y no hay instancia judicial que se atreva a cumplir con la ley, ––qué paradoja es esto de la justicia— encausando a los bandidos enquistados en los círculos del poder y esto se da, porque entre todos  lo permitimos.

  Entonces ¿qué hacer cuando los causes legales para que ese proceso se lleve a cabo se ven coartados por gobiernos que se llaman así mismos democráticos pero que paradójicamente, llevan a cabo un acto antidemocrático, más bien dictatorial, buscando evitar el fin de su mandato gubernamental? Muchas cosas podemos hacer y no es este el momento y el espacio para entrar en detalles, pero para que eso sea posible, tenemos que unirnos y juntos, sin fisuras ni personalismos, reclamar nuestros derechos, llevar a cabo nuestras reivindicaciones sin arrugarnos ni amedrentarnos porque con la razón de nuestra parte, podemos ir con todas las consecuencias hasta donde nos lleven nuestros derechos  constitucionales violados.

 Justamente de esto que vengo hablando es que está plagado el mundo de nuestros días, de gobiernos elegidos por voto popular que se olvidan de con quién tienen que ser leales y a quien le deben su lugar en la vida y van haciendo leyes antisociales y recortando derechos y libertades civiles en perjuicio de sus pueblos, del medio ambiente, de la vida misma y de la convivencia pacífica y se llaman a sí mismos: Grandes demócratas, lo que me confirma,  después de ver la manera de proceder de nuestros representantes políticos, que la democracia está tan descalificada como ellos mismos para ser llamada el sistema político más perfecto y justo de la tierra y me confirma también, unas palabras que ya he expresado anteriormente y es que la democracia es el sistema político más perfecto pero no para los pueblos a los que rige sino para quienes la manejan con bolsillo hondo y moral muy laxa y la manipulan en función de sus vastos intereses que van en contra de todas las leyes, de todos los principios y de los derechos de los pueblos a quienes dicen representar pero que en verdad no representan, usan para sus fines criminales. Y ya acercándome al final de este artículo, creo que tenemos que ser consecuentes con nuestras obligaciones y con nuestros derechos y conciliarlos, esto quiere decir que como dice el dicho popular: “ni tan cerca que queme al santo, ni tan lejos que no lo alumbre, por eso, tenemos la obligación o mejor digamos que tenemos el deber de ser parte de la elección de nuestros representantes políticos pero también tenemos el derecho de ser parte de la fiscalización de sus actos y no nos quepa duda de que nos asiste el derecho de ser escuchados cuando sintamos que nuestros intereses están en peligro y que quienes han sido elegidos por nosotros, no están a la altura de la investidura que les hemos conferido, ni cumpliendo con sus obligaciones, en ese caso, tenemos todo el derecho a replantear nuestro voto y literalmente, quitárselo a quien nos engaña y por tanto no nos representa. Pero como sabemos que no existen mecanismos legales para que podamos llevar a cabo ese procedimiento y  nuestros “honorables” representantes no están por la labor y no nos lo van a poner fácil, en las próximas elecciones, hagamos uso del voto en blanco, esto es lo que podemos hacer sin dilación  y cuando en unas elecciones el voto en blanco sea al menos cincuenta más uno, que es lo mínimo para poder ejercer el derecho de decidir, ya veríamos si tendrían la desvergüenza de tomar posesión de sus cargos o si pasa lo que creo que deba pasar, que el sistema político se disuelva impulsado por las circunstancias y a fuerza tenga que nacer uno nuevo, donde no exista la corrupción de los partidos, ni miembros de ellos, ni representantes políticos, solo servidores públicos y electores populares conscientes de sus deberes y de sus derechos, sin etiquetas ni títulos ni prebendas, ya no seremos: Demócratas, socialistas o comunistas, seremos pueblos libres bien representados y entre todos garantes de la seguridad y el bienestar de la humanidad, apartados de intereses personales y de la indiferencia y la deshumanización en la que hemos caído por culpa de tener tan malos representantes políticos.

  Ya para terminar, si hacemos lo que debemos y que podemos realizar, no habrá más gobiernos deslegitimados por culpa de su mal desempeño, ni pueblos sometidos y oprobiados y eso se consigue con el conocimiento porque como dijo el gran Don Simón Bolívar: “por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza”.

Anuncios

Un pensamiento en “El tema de hoy es: Un gobierno ilegítimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s