El tema de hoy es: Esclavitud laboral

ESCLAVITUD LABORAL

El tema de hoy es esclavitud laboral

   El tema de hoy es un tema en el que pocas personas se detienen a pensar, aún en el caso de sentirse afectados por lo que aquí se trata y por esa razón, hoy quiero tratarlo para que quienes no se han enterado lo hagan y quienes se han enterado pero han permanecido indiferentes, tomen consciencia.

  

El tema de hoy es la personificación de la esclavitud del siglo XXI y se llama esclavitud laboral, la esclavitud moderna que la ejercen sin cadenas los negreros del siglo XXI y se da por cuatro razones fundamentales. La primera es la precariedad laboral y la consiguiente dificultad para acceder a un puesto de trabajo y en caso de conseguirlo, casi siempre es sin que se firme un contrato entre las partes, lo que redunda a favor del empleador ante una eventual demanda por incumplimiento de las leyes que protegen al trabajador. La segunda es la avaricia y el oportunismo del empleador en perjuicio del trabajador que ve en la persona que llega a sus puertas solicitando un puesto de trabajo, no a un ser humano como él, sino una oportunidad de ganar más dinero pagándole menos y esclavizándolo con una jornada laboral extenuante, mostrando con su actuación lo que alberga en el corazón y la clase de persona que es, aunque seguramente diga creer en Dios y hasta vaya a una iglesia o cualquier otro sitio de culto y siga los rituales que allí se celebran, olvidado de que esclavizar a otro ser humano es un delito execrable, castigado por las leyes de los hombres y sin ninguna duda por la ley de Dios. La tercera causa que lo hace posible es el temor del trabajador a ser despedido solo por reclamar lo que en justicia le pertenece, su derecho a tener una jornada laboral justa y un merecido descanso. La cuarta y última razón para que la esclavitud laboral se dé es la corrupción política que lo hace posible, mirando para otro lado cuando un empleador abusa de un trabajador, justificado en que si las leyes laborales se cumplen, el crecimiento económico se estanca porque leyes laborales más duras constriñen el mercado laboral y la inversión, afectando al aparato productivo del estado y no dicen que las leyes se hacen para no aparecer abiertamente como esclavistas, deshumanizados y defensores del poder económico y tengo que decir no sin dolor que muchas de las leyes que se promulgan según dicen para protección de las personas, se incumplen o se interpretan, llevándolas a cumplir un papel para el que no fueron creadas y convirtiéndolas en una arma más de esclavitud y dominación.

 Total que la esclavitud laboral se da porque la economía tiene que crecer, porque el empleador tiene que ganar hoy más dinero que el que ganó ayer y porque para los gobiernos, las multinacionales y cualquier empleador, un trabajador es poco menos que un esclavo y por tanto solo tiene derecho a desempeñar un puesto de trabajo, aunque sea mal remunerado y en condiciones de esclavitud, eso según su negra consciencia es más de lo que se merecen porque piensan —y no es un invento — que Dios hizo ricos y pobres, patronos y trabajadores, esclavistas y esclavos.

  Llegado a este punto, me hago una reflexión: Si de acuerdo a la biblia para quienes crean que es un libro sagrado y no un libro escrito por los hombres, para los hombres, buscando un fin, Dios trabajó seis días y descansó uno, por qué puede haber un solo ser humano trabajador que no pueda hacer uso de ese bálsamo? y voy más allá en mi reflexión diciendo que las leyes de los hombres —y en esto son unánimes en todos los lugares de la tierra— estipulan que se trabajarán cinco días y se descansarán dos y además son muy explícitas en determinar que las jornadas laborales serán de ocho horas, ¿por qué razón entonces existe esclavitud laboral, si las leyes humanas y las divinas son muy claras a ese respecto y además quienes ejercen de negreros, dicen creer en Dios y respetar las leyes establecidas?

   Ya para terminar, olvidándome de esclavitud laboral, de ricos y pobres, de esclavistas y esclavos, de leyes y corrupción política, tengo que decir que este mundo en que vivimos es responsabilidad de todos los que lo habitamos y en él no hay diferencias entre sus pobladores, todo fuimos creados con el mismo amor y con las mismas oportunidades de vida por El más grande de todos los Seres, Dios y no dijo que unos podían ser los amos de los otros, entonces hemos de entender que todos merecemos el mismo respeto y tenemos la misma dignidad, ya hablando de trabajo, todos ellos tienen que ser cubiertos, desde el más humilde al más encumbrado, por tanto a alguien le tiene que tocar desempeñar los trabajos menos agradables, pero desde el respeto y la libertad y lo que es más importante desde y hacia la prosperidad, ese trabajo le tiene que permitir llevar una vida cómoda desde el punto de vista económico y con dignidad de acuerdo a lo que aspira y se merece todo ser humano, en este asunto en el que más fallamos porque unos se creen mejores y exigen más respeto y deferencias por el hecho de tener dinero sin que entiendan que el dinero da comodidades pero también muchas responsabilidades sociales y que el dinero es un lastre en el camino espiritual cuando se hace un mal uso de él y se cometen a través de él iniquidades. Quien crea que el dinero lo hace un ser superior, pobre de él, no ha visto amanecer y es, tanto si cree como si no, candidato perfecto a  las palabras de Marcos en su capítulo 10 versículo 25:  “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja  a que un rico entre en el reino de los cielos” y esto no se debe traducir literalmente porque traducido literalmente quiere decir que ningún rico entrará en el reino de los cielos y eso no es cierto y no sería de justicia porque el ser rico no conlleva ese estigma, dicha sentencia se refiere a quienes siendo ricos se dedican a practicar la esclavitud laboral, a ser más ricos, pisoteando, esclavizando, robando, asesinando, corrompiendo, olvidados de la connotación social de la riqueza, por esa razón es que digo que el dinero, la riqueza llevan aparejadas muchas responsabilidades y muchas deudas espirituales que saldar cuando se hace un mal uso de él y no digo que es mejor ser pobre que tener dinero porque no lo veo razonable pero si digo que si el dinero es un lastre en el camino espiritual de muchas personas, atándolo a este mundo material, más vale ser pobre y poderse elevar llegado el momento final y poder entrar sin ataduras en el mundo espiritual.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s