El tema de hoy es: El voto obligatorio

VOTO OBLIGATORIO

El tema de hoy es el voto obligatario

   Con este artículo de hoy, me voy a salir de la línea que he mantenido desde el principio que es tratar temas globales y este tema de hoy aunque tiene toda la cobertura global, si lo voy a desarrollar haciendo énfasis en lo que está pasando en Colombia.

   Nuestro tema de hoy es, el voto obligatorio y me he dado a la tarea de escribir sobre este tema porque al gobierno colombiano de turno defendiendo el sistema podrido que tiene, le ha dado por obligar a sus ciudadanos a votar por ley, por decreto o por sus huevos que es lo mismo.

   Pienso que cuando un gobierno tiene que imponer el voto es porque sabe que el sistema no funciona, que está tan viciado que la única manera de mantenerlo funcionando con cierta apariencia de legalidad, es obligando a sus ciudadanos a ir a votar, pues de lo contrario, el sistema queda deslegitimado desde el punto de vista moral y de consciencia porque con el número de votos que reciben quienes se quieren hacer elegir y de los cuales uno es elegido, es inmoral y vergonzoso que tenga la desfachatez de tomar posesión de un cargo que bien sabe que no le pertenece porque no se lo ha ganado, se lo ha regalado el sistema podrido que lo permite porque debería haber una ley que deslegitimara a quien llega a un cargo público, —sea el que fuere— sin tener el apoyo mayoritario del pueblo al que pretende representar.

  Continuando con el desarrollo de este artículo, me pregunto: ¿Cómo puede ser posible que se quiera obligar a votar a un pueblo que como el colombiano, está cansado de las desvergüenzas y  corruptelas —por no decir otra cosa— de sus políticos y del incumplimiento o violación de su Constitución Política? Ejemplo de lo que digo es el artículo 13 que dice así: Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica. El estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas a favor de grupos discriminados o marginados.

El estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancias de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que con ellos se cometan.

   El artículo 25 dice así: El trabajo es un derecho y una obligación social y goza en todas sus modalidades, de la especial protección del estado. Toda persona tiene  derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas.

   El artículo 51 dice así: todos los colombianos tienen derecho a una vivienda digna. El estado fijará las condiciones necesarias para hacer efectivo este derecho y promoverá planes de vivienda de interés social, sistemas adecuados de financiación a largo plazo y formas asociativas de ejecución de estos programas de vivienda.

 Con estos artículos que he transcrito, queda bastante claro los incumplimientos constitucionales de los sucesivos gobiernos  colombianos y queda a consideración del pueblo colombiano su evaluación de acuerdo a lo que son derechos constitucionales y que visto lo que pasa, más bien son privilegios a los que acceden muy pocos ciudadanos,  porque en asuntos de trabajo -–Artículo 25—no es real como dicen que el desempleo es de un dígito, la verdad es que no cuentan como desempleados a los millones de desesperados que deambulan por sus ciudades, que se paran en los semáforos a vender cualquier bagatela para de todas formas seguir pasando hambre y acercándose más rápido al día de su muerte porque las carreras que tiene que pegar en su “jornada laboral” los está matando, pues no se alimenta para tantos esfuerzos. Del Artículo 13, no haré ningún comentario, júzguenlo ustedes y del Artículo 51, tampoco voy a hablar porque solo me vienen a mente los tugurios por vivienda y cinturones de miseria que pueblas sus ciudades.

 Retomando mi tema central, el voto obligatorio que a fuerza nos lleva al voto en blanco, es bueno que se tenga claro que obligar a votar a un pueblo como el colombiano que no tiene muchos alicientes, ni se siente representado, es un acto dictatorial y bajo ninguna circunstancia puede ser obligado a cumplir con un derecho convertido en imposición política por intereses del sistema que ya no encuentra como justificar sus actos corruptos, ni manera de sustentarse dentro de los cauces  normales, de un sistema “democrático” sano.

 Ahora bien, hay una manera de cumplir con el derecho a votar que no con la obligación, por parte de quienes hasta el día de hoy, se han abstenido de hacerlo y es con el voto en blanco y cuando el voto en blanco sea al menos 50 más uno, el sistema se tiene que desmontar, replantear o lo que sea que le haga justicia, —al voto en blanco— pero se tiene que buscar la manera de que así sea,  con la ley o con la protesta pacífica porque ya está bueno que siendo el garante de la “democracia” a un pueblo se le impongan condiciones inaceptables para desempeñarse dentro del estado nación y esto del voto obligatorio lo es porque coarta su libertad al imponerle algo que no quiere hacer porque ve mucha desvergüenza en la política y no encuentra un candidato idóneo para que lo represente y si esta situación persiste, es bueno pensar en que  la “democracia” tiene que ser participativa, ya está bueno de representaciones y encima, malas representaciones y creo que el pueblo ya está hasta los huevos de esta “democracia” representativa que solo exige sus “derechos” y prebendas y no responde por los del pueblo, más bien los recorta y tiene la excusa de que no se le puede exigir más a una “democracia” representativa y dan por hecho que cuando se les elige, se les concede una patente de corso o un voto en blanco para que hagan lo que les salga de su mala entraña y de sus intereses sin que cuenten los derechos del pueblo que los eligió. Hay que  votar en blanco.

  El voto es un derecho, no una obligación y ese derecho lo concede la Constitución  Política y si quieren ver a todos sus ciudadanos salir a votar sin reticencias que quienes se postules sean candidatos honestos, íntegros, honrados, reconocidos por sus obras, sus buenas obras quiero decir, esa es la única manera de derrotar el abstencionismo y no vengan con cuentos peregrinos de que el voto obligatorio derrotará el clientelismo, la corrupción y la inmoralidad porque son cosas distintas y lo uno no resuelve lo otro.

  El voto obligatorio es una coartación de libertades civiles porque todo ciudadano tiene derecho a expresar su inconformidad con un sistema que apesta a muerto a kilómetros de distancia y que pide una renovación y lo puede hacer desde la abstención electoral que haciendo otra lectura quiere decir: No voto porque no voy a ser cómplice de corruptos y buscavidas, no voto porque sería una vergüenza hacerlo por quienes se buscan una representación no del pueblo sino de sus intereses corruptos.

  Total que, mírese por donde se mire, el voto obligatorio es una camisa de fuerza que le quieren poner a los ciudadanos quienes la deberían usar, —la camisa de fuerza quiero decir— el voto obligatorio es un atentado contra la integridad moral y los principios de quienes entienden que la política es una mierda, que quienes la ejercen son los seres más despreciables de la tierra y está en todo su derecho quien piense: No voto así me amenacen con las llamas del infierno o con arrancarme los huevos y de las sanciones por no hacerlo, ya veremos que dice la constitución al respecto y que no se olviden que la constitución es norma de normas aunque aunque en casi todos sus artículos tenga un apéndice que dice: Será regulado de acuerdo a la ley O: Con arreglo a la ley, que vaya uno a saber como lo interpretarán, la hayan convertido en una en puzle o en una colcha de retazos de tanto remendarla para adecuarla a sus iniquidades, ya veremos si no les sale el tiro por la culata o si resulta ser que vienen por lana y van a salir trasquilados porque tal vez si haya que votar, pero no para apoyar los intereses corruptos de la clase dirigente, votar para apoyar los interese del pueblo, pero para que eso sea posible, hay que hacerlo en blanco y ese voto en blanco, bien puede ser el empujón que el sistema político colombiano podrido y corrupto necesita para cambiar, replantearse o desaparecer y ser reemplazado por otro más pulcro, transparente y justo.

 Ya para terminar, el voto obligatorio es el florero de Llorente que necesitan para unirse todos los que hasta el día de hoy han sido abstencionistas para que esta imposición del voto obligatorio no se materialice y si se materializa, a votar en blanco para que en lugar de que les sirva para perpetuarse en el poder, su ley se convierta en la puerta de salida de la vida pública de políticos ventajistas y en el desmonte del sistema político corrupto e impositivo actual y sea el nacimiento de un nuevo sistema de servidores públicos, sin un partido político corrupto detrás y con servidores públicos comprometidos con el buen funcionamiento de la sociedad, sin prebendas, sin impunidad,  sin tratos inmerecidos, al fin que todos, políticos y ciudadanos son iguales y tal vez, como ciudadanos mejores personas que los dudosos representantes, total que: Sin honores inmerecidos. Y a votar en blanco, llegado el momento.

Anuncios

2 pensamientos en “El tema de hoy es: El voto obligatorio

  1. Me pareció sumamente interesante éste sitio. Por tus palabras pienso que la furia se sitúa en que el voto es obligatorio. En mi país es obligatorio,y fué Uruguay el primer país en América Latina en aprobar el sufragio femenino.
    Si no fuera así a mi modesto entender, casi nadie cumpliría con ese deber cívico, serían como ahora ocurre con el corrimiento de las fechas patrias, otro día más sandwich.
    Existe como lo mencionas el voto en blanco o anulado, para expresar la disconformidad política.
    Nosotros tenemos balotaje.Dentro de unos días son las elecciones y creo que nadie va a tener la mayoría absoluta. Éso para mí es fundamental, el no poder votar cualquier ley, a mano enyesa. Nuestra política es bastante complicada, o yo la veo así. Pero no creo que mejoraría en nada, es más creo que se vería agraviada si el voto no fuera obligatorio. Tengo un relato simple y corto sobre El valor del Voto, que subí el 23 de julio del 2013, donde sin juzgar, se aprobó la Ley sobre el aborto.
    En ése momento no era obligatorio hacerlo.
    Ya he leído tres artículos tuyos, y pienso seguir haciéndolo, porque me agrada la valentía y la claridad con que te expresas.
    Disculpa, el largo comentario.
    Hasta pronto.
    Stella.

    • gracias Estella por comentar, es muy respetable tu opinión respecto al tema del voto obligatorio, yo lo veo distinto y así lo expreso y no voto obligado ni aunque me amenacen con las llamas del infierno porque el voto es un derecho que nos concede la constitución y no pueden convertir ese derecho en un delito, eso es lo que pasará si es aprobado el voto obligatorio y todos tenemos el derecho a expresar nuestra disconformidad con un sistema que apesta a muerto, si pienso, replanteando mi posición de no votar que si todos los inconformes con el sistema y que no votamos lo hacemos en blanco, es muy posible que el voto en blanco gane por goleada y tal vez a partir de ahí, veamos nacer un nueva forma de hacer política desde el servicio y la vocación social, no desde la corrupción y los intereses personales. Suerte y gracias una vez más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s