El tema de hoy es: Las deudas de gratitud

DEUDAS DE GRATITUD

El tema de hoy es las deudas de gratitud

Las deudas de  gratitud, son algo en lo que los seres humanos estamos igualados y no existe uno solo que pueda presumir, sin faltar a la verdad y sin dejar de ser honrado; que no tiene al menos una que es bien poco decir, a la que no ha dado satisfacción, por la misma razón que no podemos desempeñarnos, crecer y desarrollarnos convenientemente, si no tenemos la ayuda de alguien en algún momento de ese proceso y esto es tan cierto como que el dinero no lo compra todo y aún teniéndolo en abundancia, hay situaciones  en la que necesitamos la colaboración de alguien, pues, el dinero no se come, ni hace las labores del hogar y no siempre es la solución a los problemas, los hay, –problemas quiero decir– que no se resuelven con dinero.

  Creo y en esto me veo asistido por la razón que todos los seres humanos, con dinero o sin él, debemos algo a alguien y en muchos casos esas deudas no son con un pariente, –lo más natural–  ni siquiera con un conocido, esas deudas son con un desconocido llamado: Buen samaritano que un día para bien se nos cruzó en el camino en el momento y lugar justos para echarnos una mano y de paso recordarnos que con todo y lo deshumanizado de este mundo en que vivimos, podemos encontrar a personas dispuestas a hacer algo por los demás aunque sea un desconocido, hecho más meritorio aún.

   Las deudas de gratitud son un recordatorio de que siempre hay alguien dispuesto a ayudar a otros desinteresadamente para sacar adelante sus proyectos o resolver sus problemas personales y una prueba de que no todos los seres humanos carecen del sentimiento de la generosidad, aunque cierto es y hemos de reconocer que la generosidad no es un bien común que se encuentre con mucha facilidad porque a pesar de poder encontrarnos con ella, es un bien depreciado al que no se le da mucha validez porque implica dar algo de lo que tenemos y no siempre es un bien material pero nos hemos hecho avaros con las cosas materiales con las que nos hacemos posesivos pero también con las cosas inmateriales o espirituales.

   Las deudas de gratitud son la prueba de que quedan esperanzas en que el mundo llegue a ser  justo porque al tener una, queda probado que las deudas de gratitud y la generosidad se complementan y no puede existir una sin que  antes haya habido un acto de generosidad.

   Ahora bien, la avaricia, no hace buenas migas con la gratitud porque no hay bondad en ella, así mismo no puede esperar comprensión y generosidad quien no ha sabido compartir la abundancia de la que ha podido disfrutar a través de su vida, entonces, lo que tenemos que tener claro es que la avaricia es una falta grave en la que no tenemos que caer puesto que se vive una vida más plena y feliz generoso que atesorando riquezas que desaparecerán con nosotros en el momento de emprender el último viaje, el viaje sin retorno en compañía de la muerte y en caso de ser  avaros, sin buenas obras que nos abran la puerta del mundo espiritual una vez hayamos cruzado el río Estigia, de acuerdo con Dante en la Divina Comedia.

  Continuando hablando de las deudas de gratitud, los avaros presumen de no tenerlas, no por no tenerlas, valga la redundancia sino por no reconocerlas, lo que no los libera de la obligación contraída, no con la sociedad o la justicia de los hombres; porque el delito  moral de negarlas, no puede ser juzgado y castigado por las leyes humanas, pero si genera deudas de consciencia que de una u otra forma y en el tiempo se cobran.

  Ya para terminar, la gratitud, es una virtud escasa en el mundo moderno porque hemos hecho de él, un mundo de intereses y negociados en el que las virtudes no tienen cabida y su carencia nos muestra la decadencia moral que acumulamos como raza evolutiva que  en lugar de subir, bajamos y cuando bajamos, nos hundimos como seres espirituales y arrastramos a la humanidad en la misma dirección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s