El tema de hoy es: Dios II

DIOS I

El tema de hoy es Dios II

   Teniendo en cuenta mis puntos de vista, y mirando al mundo y la manera de desenvolvernos en él los seres humanos, cada vez me convenzo más que, el Dios, que nos ha mostrado la religión es bastante incierto porque un Dios de amor, consecuente con lo que el mismo ha creado, no puede ser castigador, ni vengativo, menos nos puede causar terror ante la posibilidad de  ser acreedores de sus  “castigos”.

    La realidad es que, nos han enseñado a temerlo antes que a amarlo, por ese motivo, entre el temor y la falta de conocimiento para entenderlo y aceptarlo,  no tenemos tiempo de amarlo y vamos por la vida pregonando que creemos en Él pero haciendo lo contrario a lo que determina su ley, lo que me lleva a concluir que decimos creer en Dios porque es socialmente correcto y está muy mal visto tener fama de descreído

No puede ser posible amar a un Ser, aunque sea el más omnipotente de todos, que de entrada y sin que podamos entender la razón de ser de su decisión, nos carga con el peso de una falta que supuestamente heredamos del primer hombre que habitó nuestro planeta y que con toda razón, no podemos entender que seamos responsables de ella. Ya saben que me estoy refiriendo al llamado “Pecado original” y que hablo desde el punto de vista de la doctrina, con la que a título personal tengo muchas diferencias.

    Tengo entonces que meterme en el campo de los negocios y concluir que la religión tal como se nos presenta, es el más grande y productivo negocio que existe sobre la tierra, y que por esa razón nos han querido mostrar a un ser superior a la par generoso y terrible, terrible ante nuestras faltas o deslices, generoso cuando somos mansos, lo que redunda en beneficio de su negocio, sustentándolo en el temor que nunca dejará de rendir grandes dividendos, dada la forma de pensar del común de la gente que es quien hace grande y rentable cualquier actividad comercial y la religión, siento tener que decirlo, lo es, un gran negocio.

Después de analizar lo anterior, –pienso de acuerdo a mis puntos de vista— que para poder entender a Dios y  amarlo, hemos de hacerlo como una entidad omnipotente de la que una parte se disolvió en su creación, que somos nosotros los seres humanos, manteniendo su esencia independiente y como ausente y anárquica, respecto a esa creación, siendo cada parte de ella, quiero decir cada ser humano una parte infinitesimal de Él y por consiguiente en sí mismo un  pequeño dios, de esto que acabo de escribir es que me parece que nació la herejía que castigaba “la santa inquisición” y no era otra cosa más que querer buscar a Dios sin hacer uso del intermediario que supuestamente, Él puso en el mundo

     Lo que es más trascendente según mi apreciación y mi creencia es que a partir de la creación en la que recibimos esa porción de Dios, empezamos a funcionar como un ente separado de Él, sin estarlo realmente valga la paradoja y en esa pequeña porción de Dios que recibimos, viene toda una información que pasa a ser pautas de comportamiento  que nos muestran como tenemos que obrar, trayendo aparejado lo bueno que de Él emana que pasa a ser  nuestra de propiedad, lo que quiere decir que si hacemos lo que esa información nos va transmitiendo –intuición– a través de nuestra mente racional o razón natural, nuestra vida discurrirá plácidamente y se puede decir que la persona que va en este sentido, tiene una vida plena y feliz porque está practicando las leyes espirituales, única manera de tener una vida material plácida y feliz y de conseguir el pase permanente al mundo espiritual.

    Si hacemos cosas contrarias a lo que la intuición, que yo llamo la voz de Dios nos quiere decir, nuestra vida perderá el rumbo trazado por la divinidad y nos veremos abocados a los  problemas y dificultades porque hemos abandonado el camino por el que debiéramos transitar sin tanta complejidad.

     Esas normas de comportamiento que recibimos a través de esa disolución de que antes hablé, se cumplen inexorable y automáticamente y son la guía, el bien y el mal que conocemos pero el mal se da por nuestra desviación del camino, lo que quiere decir que una vez que Dios dio una pequeña porción de su divinidad a su creación, dejó de tener control directo sobre ella, porque existe explícitamente en todo y en todos, esa sería una buena razón y mejor explicación para que no se le pueda ver, aunque si sentir pues por experiencia personal puedo decir que así es porque al hacer un repaso de mi vida, que no ha sido fácil, entiendo que a pesar de lo difícil que ha podido ser, si ha habido un algo que pienso, ha de ser Dios que en todo momento de mi vida ha velado por mí, protegiéndome de accidentes y de situaciones  peligrosas, llevándome a reafirmarme en la creencia de que el Dios que nos han mostrado a través de la religión no existe, existe  detrás un gran negocio y que todos los seres humanos, tenemos la posibilidad y la potestad de hacer de nuestra vida lo que queramos, con solo interpretar ese código que Dios puso en cada uno de nosotros y que es a través de la mente que podamos lograrlo, son los pensamientos que generamos los que determinan nuestro camino por la vida y es la llave que abre la puerta del mundo espiritual —recomiendo libro la Llave Maestra—.

    Ya para terminar, hasta no entender el principio que rige la vida del ser humano y el poder del pensamiento, no podemos llevar la vida que queremos llevar porque es a través del pensamiento que podemos crear lo que queramos y vivir la vida que nos plazca, tanto si lo hacemos bien como si lo hacemos mal y es igual de fácil, hacer cualquiera de las dos cosas y vivir la vida que determina nuestro pensamiento.

Anuncios

2 pensamientos en “El tema de hoy es: Dios II

  1. Si realmente existiera, la iglesia estaría ahí? Mejor dicho, los que la representan seguirían ahí, sabemos que hay de todo buenos y malos, pero los malos son muy muy malos, eso si, lo hacen en nombre de dios
    Realmente creemos en dios o tenemos la necesidad de creer en algo?

    • Gracias por coemntar, respecto a mi escrito y lo que dices a cerca de su existencia, yo creo en un Dios pero no en el Dios de la religión sino en el Dios de todo ser creado, un Dios de amor, que no da castigos eternos ni nos cargó con el tal pecado original porque es tal pecado, es el mejor apoyo que tienen los que viven de hacer negocio con Dis, si pienso que ni los que viven de Él lo dan por cierto y pasa con la mayoría de nosotros, si así n o fuera, no cometeríamos las inquidades que veme y de ellas cometen hasta quienes dicen ser sus representantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s