El tema de hoy es: Sabiduría popular

sabiduria popular

El tema de hoy es sabiduría popular

Volviendo con el tema de la sabiduría popular, —ya he escrito algo al respecto— para compartir mis puntos de vista con todos ustedes, hoy voy hablar de un escrito que en una pared leí y que me dio el argumento para escribir este artículo.

  El escrito en cuestión decía: Con una pistola se puede robar un banco, con un banco se puede robar a todo el mundo. Cierto es que con una pistola se puede robar un banco pero se asumen riesgos como: Perder la vida, ser detenido por la policía y luego ser sentenciado a una larga pena de prisión o algo imprevisto o que se salga de lo normal, muchos riesgos para llevarse un poco de dinero y en el mejor de los casos unos cuantos miles que en nada compensan la diferencia entre los riesgos ciertos y  las posibles ganancias.

  Lo anterior se refiere a la primera parte de la frase que la sabiduría popular pintó en una pared cualquiera para que fuera leída, comentada y que de alguna forma sirviera de advertencia y ayude a mantener alerta a todo el que tenga que entablar cualquier clase de negociación con un banco.

  La segunda parte de la frase: Con un banco, se puede robar a todos, ya no es tan sencilla y las opciones se multiplican porque en un banco convergen los dos grandes poderes, el político y el económico, haciendo negocios. Los primeros fabricando leyes a medida y maniatando a la justicia cuando de juzgar sus actos -–los de los banqueros– se trata y los segundos chupando la sangre de sus clientes con voracidad y avaricia, seguros de que sus socios en la trama –los políticos- ya les han allanado el camino para que con una patente de Corzo en la mano, sangren a diestra y siniestra sin control ni freno pues al fin de cuentas su verdadero oficio, es el de los vampiros y los vampiros viven de la sangre de sus víctimas, no lo hemos de olvidar.

   Visto lo visto, quien ha escrito en una pared la frase que da motivo a esta disertación, nos quiere mostrar que un banco es el negocio perfecto: Grandes réditos, impunidad ante la ley por hechos que se puedan derivar de su gestión y mínimo riesgo o mejor es decir, cero riesgo porque siendo los bancos parte del poder establecido con derecho a todo y pocas o ninguna responsabilidad, nos encontramos de frente y sin protección ante lo que yo llamo: Pelea de toche con guayaba madura o: Pelea de tigre con burro amarrado, dichos populares que ilustran a la perfección luchas desiguales donde sin lugar a dudas vemos a una parte, en este caso a la población mundial que nada tiene que ver con los bancos y su gestión, recibir en este caso golpes a mansalva y a la otra, los bancos, robar y engañar con total libertad porque  si llega el momento de tener que responder, la justicia no encuentra en ellos delito que castigar.

  Por esa razón, se pueden quedar con los ahorros de las personas, pueden cobrar comisiones abusivas, cobrar intereses de usura etc. Pues al  fin de cuentas se cree          -equivocadamente digo yo- que sin ellos, el mundo no podría funcionar en todo lo que tiene que ver con la economía, y aparentemente algo de cierto hay pues alguien tiene que desempeñar el papel de intermediario  en toda clase de transacciones pero ese es un  papel que puede desempeñar cualquier empresa reconvertida en financiera y  el estado llegado el caso, y dicho esto, ya lo aparente pierde fuerza y queda el realismo, el que nos dice que banquero puede ser cualquiera.

   La parte importante del asunto es que la economía no tiene que colapsar porque un banco quiebre, siempre que el estado tenga mecanismos efectivos y transparentes de control y finalmente, en el tema de la financiación que sería la parte de verdad importante en la gestión bancaria, la puede llevar a cabo el estado, como hace cuando la situación se la complican los bancos y no estoy  muy seguro que situaciones de quiebra o descapitalización sean reales pues no veo como puede quebrar o tener problemas de liquidez una institución llamada banca que desde tiempos inmemoriales ha sido un vampiro  chupando la sangre de todo el que ha hecho uso de sus servicios y en última instancia, si ese hecho se da es porque el estado no hizo bien su trabajo, lo que quiere decir que con que existan mecanismos de control exhaustivos y transparentes por parte de los estados, los bancos ni podrán quebrar, ni podrán quedarse con los ahorros de la población, ni hacer de usureros y de ladrones.

  Ya para terminar, y teniendo presente lo que la sabiduría popular escribió en una pared, los ciudadanos de todos los lugares del planeta tenemos que exigir de nuestros gobiernos, honradez, transparencia y rigor en los controles que se ejerzan sobre los bancos para  que cumplan su papel a  cabalidad y llegue el día en que los recuerdos de que los bancos eran: Avariciosos, estafadores, embaucadores y sinvergüenzas y que los políticos fueron sus socios y alcahuetes en tan singular  viaje, sean una parte negra de la historia, y sirva de recordatorio a la par que lo hace…la sabiduría popular, de qué no debemos permitir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s