El tema de hoy es: Leyes y democracia

LAS LEYES Y SU APLIACCIÓN

El tema de hoy es leyes y democracia

  Lo que tengo claro respecto  a este tema de las leyes y su aplicación es que: Vivimos en una sociedad que se llama democrática –porque serlo de verdad, permítanme que lo ponga en duda y no entiendo lo que es cuando veo que no castiga a quienes la aplican, manipulan o desvirtúan, quedándome claro que para eso no fue instaurada como el sistema político “más perfecto y más justo de la tierra”.

  Si la democracia fuera o es tan perfecta, por qué se tiene que imponer y en su nombre se cometen tantas violaciones y daré solo un ejemplo  –de lo contrario no terminaría nunca–  el bloqueo comercial a la isla de Cuba –instaurado por E.U. el 7 de Febrero de 1962– por el solo hecho de haberse dado un cambio de gobierno en la isla, –que no era propiamente una democracia, para vergüenza era una dictadura apoyada por ellos —  lo que me despierta una duda, si la democracia se tiene que imponer,  no es tan bondadosa ni tan perfecta  como nos han hecho creer y también  la moral sale tocada; porque es  inconcebible que el mundo en general, los gobiernos de la tierra, lo hayan permitido, –el bloqueo a Cuba quiero decir– que digo, lo sigan permitiendo en pleno siglo XXI, y para ver que esto es una trama de mucha maldad y un pulso de fuerza e imposición, no se  tiene siquiera que estar de acuerdo con el sistema político del ejemplo anterior, solamente se tiene que entender que todo pueblo tiene derecho a elegir lo que estime más conveniente para sus intereses, aún si al final de cuentas resulte que fue una mala elección.Esto del embargo a cuba es un aprueba de más de las muchas que hay de la doble moral y el imperialismo, pero lo que más me avergüenza es que no haya una “democracia” que amarrándose los pantalones como lo hacen los hombres, señale al violador y grite alto que el pueblo cubano no tiene que pagar por las iniquidades de su gobierno y la ineptitud y muestra de fuerza del imperio dominante del planeta.

  Siguiendo con las leyes,  tenemos que entender que estas, –lo muestra el ejemplo anterior–van del brazo de la  democracia porque solo con ellas se puede mantener y justo llego al punto álgido de la cuestión; que no es otro que la aplicación de las leyes generales en la sociedad.

  Estas aunque las rige un mismo código de procedimiento, tienen dos formas de aplicación y las dos difieren entre sí, –aunque no debería existir diferencia alguna por ser leyes hechas para ser aplicadas a una sociedad y no a un grupo de ella– dependiendo de… A qué grupo social pertenezca quien se enfrente a ellas.

   Si quien se tiene que sentar en el banquillo de los acusados es un ciudadano común y corriente, sin bienes materiales, las leyes son  duras, contundentes y ejemplares, no existen dudas; están juzgando a un delincuente y por supuesto que esa es su función.

  Por el contrario, si la persona que se tiene que enfrentar o digamos que dadas las circunstancias tan especiales de manejo de la ley, que sobre ella recae la “sospecha” de haber cometido un delito, pertenece a algún círculo del poderPolítico o económicoo sin pertenecer expresamente a uno de ellos, lo avala una cartera repleta de bienes materiales, las leyes o no encuentra que juzgar o son blandas, tan blandas que la presa se escapa sin que el lazo se le anude en su cuello como si pasa en casos con menos peso probatorio cuando se trata de juzgar a un ciudadano común y corriente; pues son ellos los que sustentan al sistema de enjuiciamiento criminal y quienes ponen las estadísticas de casos juzgados y ganados por el estado, máxime hoy día que todo lo que no conviene al sistema político corrupto que tenemos, lo están convirtiendo en delito, ellos, los políticos y cada día que pasa se blindan más ante un…más que posible encauzamiento criminal dada su escasa moral y poca ética.

 Se da otra situación que lo deja todo muy claro. En algunos casos en que un juez procede contra un individuo perteneciente a uno de estos grupos de poder, el abogado del estado que es quien tiene que obrar como ente acusador, apela la pena de prisión porque según él,  ha habido una violación de derechos civiles, algo que se presta a suspicacias, pues su oficio es el de acusador, nunca de defensor y no veo que se pronuncie siquiera en casos de injusticias flagrantes contra un ciudadano común y corriente.

 Existen miles y miles de casos en los que el individuo a quien se quiere enjuiciar es un ciudadano común y corriente, “un pringado” como ellos mismo lo llaman o “la carne de cañón” como los llamo yo, en estos casos poco se investiga y menos se contempla la presunción de inocencia, es culpable y las cárceles están llenas de personas que han sido sentenciadas a penas de prisión por encima de la gravedad su delito o ese delito no ha sido tal, han obrado por suposiciones, indicios o insidias de un informante confidencial o sapo  ante la certidumbre que no habrá una denuncia al no tener una cartera repleta de billetes o personas influyentes que estén de su lado y esto se da aunque a muchos les parezca  imposible porque como he dicho antes, son los pringados o la carne de cañón  los que  sustentan al sistema de enjuiciamiento criminal, ponen las estadísticas y dan credibilidad a un sistema que apesta a kilómetros de distancia y de paso le echan una mano a la decadente y manipulada, democracia.

 Así funcionan, así se aplican y así cumplen con el  papel según el cual han de  preservar a la sociedad y más a la democracia, única manera  aparente de mostrar que funciona y tener pruebas que le avalen ante una opinión pública narcotizada por la ignorancia y el desconocimiento de las cosas.

  Llegado a este punto y visto lo visto,  me pregunto, les pregunto a ustedes ¿sí, quienes hacen las leyes y quienes las aplican, primero; no fueran parte del poder que las genera, sus valores morales no estuvieran en entredicho y sin poder esquivarlas con trampas o triquiñuelas, si llegase el momento, –que seguro llegaría– tuvieran que enfrentarse a ellas en igualdad de condiciones  a las de  cualquier ciudadano común y corriente, serían tan duras y su aplicación sería tan contundente? ¿Cumplirían y desempeñarían un verdadero papel rector en la sociedad?

 Por último y ya para terminar, es obligación de los pueblos, madurar sus conceptos de política y políticos, de democracia,  leyes, justicia, sociedad y el  papel que cada quien desempeña en ella y una cosa muy importante, entendiendo a que se enfrenta y por qué, –lo explicado anteriormente– pronunciarse en defensa de sus intereses y  de los de toda la sociedad y esto hay que hacerlo ya, buscando defender los derechos de todos los “pringaos” o  “la carne de cañón” y poder decir: O todos en la cama, o todos en el suelo,   sin tener que vivir con la duda y el temor de que un día podamos ser considerados: “Unos pringados” o “carne de cañón” pasando a engrosar la lista de casos juzgados y ganados por el ente acusador del estado corrupto y malvado en el que por fuerza nos toca vivir.

   El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre, pero que no llore cuando lo pisen, Máxima de Emiliano Zapata, revolucionario mexicano.

 

Anuncios

Un pensamiento en “El tema de hoy es: Leyes y democracia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s