El tema de hoy es: Temores

TEMORES

El tema de hoy es temores

   El tema de hoy se me ocurrió un día en que estando paseando a mis perros, sin ninguna explicación razonable sentí un temor repentino, —ese que se siente en el corazón— como si todo estuviera mal y las cosas de la vida no pudieran tener un final feliz, esa fue la sensación que tuve y sentí temor, el temor que sentimos los seres humanos cuando tenemos la certeza de que algo puede ir mal, ante tal situación, me di en reflexionar en ello, buscando una explicación y una salida y la encontré pensando en que la vida de los seres humanos está llena de altos y bajos, momentos buenos y momentos malos y todos ellos aportan a nuestro crecimiento como personas y a la vez nos dan las armas para hacer de ella —de nuestra vida, lo que queramos que ella sea.

   Mirando las cosas, desde ese punto de vista, del que dice que nuestra vida será lo que queramos, no podemos permitir que un mal momento, un estado anímico negativo o  fatalista se perpetué, dando al traste con nuestros proyectos, solo porque no supimos entender que momentos de decaimiento y de desesperanza todos los tenemos lo que no podemos es darle todos los créditos y toda la validez para que tomando el control de nuestra vida, nos la descuaderne.

   Los momentos de desaprensión y desesperanza son necesarios en nuestra vida para desarrollar armas con que luchar y poder así superarlos y por eso se dan, otra cosa bien distinta es el manejo que cada quien les dé, si decidimos siguiendo los sentimientos del momento hundirnos con ellos, nuestra vida será lo que esos sentimientos negativos quieran, si por el contrario decidimos que esa sensación, ese sentimiento es un hecho puntual, una prueba que la vida nos pone para evaluar nuestra capacidad de enfrentar las diferentes situaciones que a diario tenemos que vivir entonces, bien mirado, hay que pensar que solo cosas buenas anidan en el interior de nuestro ser y solo ello se puede reflejar en nuestra vida material, por tanto, sola cosas buenas se pueden materializar pero eso se da si creemos que es posible, por eso digo que…somos lo que pensamos, ahí empiezan nuestras dichas o nuestras desdichas y concluyen en una dirección u otra en lo que creemos de eso que pensamos porque el pensamiento es el instrumento creador que Dios puso a nuestra disposición para hacer nuestra vida más fácil, nunca más miserable.

   De igual forma, hemos de de tener claro que el estado anímico es un estado cambiante por eso es puntual y por eso mismo nuestra vida no discurre solo por los caminos de la felicidad, hay momentos también para la infelicidad y el desasosiego pero en nosotros está que los malos momentos sean pasajeros y que solo sean un recordatorio de que en la vida de los seres humanos hay momentos para todo y que solo de cada uno depende que esos momentos se encausen hacia la felicidad, el equilibrio y el bienestar y eso se logra de manera fácil y sencilla: Solo generando pensamientos positivos, altruistas, consecuentes con la vida y con la responsabilidad que como seres humanos tenemos de velar los unos por los otros con amor, el mismo que Dios expresa hacia nosotros, mirando los problemas que se presentan en nuestros compañeros de viaje por la vida y hermanos de creación y buscando ser parte de la solución, nunca un problema más, solo así será posible tener una vida plena y feliz y no olvidemos que como es adentro, es afuera lo que se traduce como: Lo que se materializa en nuestra mundo material, físico es un reflejo de lo que es nuestra vida espiritual, —no hay que darle más vueltas— aunque veamos a personas que sin ser un dechado de virtudes, todo aparentemente les va bien en este mundo material, lo que nos da motivos aún sin ser envidiosos para preguntarnos: ¿Por qué a ese sí y a mí no? Fácil pregunta, difícil respuesta porque se dice: Ese pagará sus deudas en el más allá o Dios prueba a sus elegidos, yo solo alcanzo a decir que hay cosas en este mundo material que parecen estar muy mal hechas con el consentimiento divino, pero no entro a valorarlo porque tal vez no tenga todos los elementos para hacer esa valoración y no tengo conocimientos para poder entender el por qué de la actuación divina.

   Ya para terminar, no es encogiéndonos de temor como podemos triunfar en la vida, tampoco enjuiciando lo que hacen los demás como podemos crecer espiritualmente y sacar adelante nuestra vida porque esa no es nuestra misión, es enjuiciando con rigor nuestros actos como podemos mejorarlos y sacar provecho de ellos y eso lo logramos vigilando nuestros pensamientos pues no debemos olvidar que es con el pensamiento que creamos lo que se manifiesta en nuestra vida y todo lo que nos llega solo nosotros mismos lo hemos generado aunque no seamos conscientes de ello, nada del exterior puede hacernos daño o alterar nuestro camino por la vida, todo, absolutamente todo lo que para bien o para mal nos toca, de alguna manera sale de nuestro propio interior, por eso es tan importante vigilar lo que pensamos y tener control en todo momento de la mente, no que sea ella la que marque el paso y señale el camino, esa es nuestra obligación, además de que haciéndolo así, nada malo, nada que no deseemos podrá alterar nuestra camino por la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s