El tema de hoy es: Esclavitud

ESCLAVITUD

El tema de hoy es esclavitud

Desde que el mundo es mundo La esclavitud ha existido y el ser humano como el “rey de la creación” ha hecho uso de ella para alcanzar sus fines, sin embargo a través del tiempo ha experimentado cambios en su manera de llevarse a cabo, se ha diversificado como cualquier negocio y la han cubierto con un manto de legalidad llamado: Leyes, –tristemente dentro de un sistema político llamado el más perfecto y justo de la tierra, me refiero a la democracia– por eso, hoy no se lleva a cabo a través de cacerías en el continente negro, la hermosa y denostada África y no se hace porque vivimos tiempos de depredación incontrolada, –y a la vez de mucha hipocresía y una doble moral que no tiene habitáculo que la pueda contener– son tiempos en los que se repite hasta la saciedad que existen “derechos y libertades civiles” que respetar por tanto, la esclavitud no puede ser abierta, ha de ser, es solapada pero con un espectro más amplio y se lleva a cabo con métodos modernos, más sutiles pero a la vez más eficientes y mortíferos, más ambiciosos, ya no se esclaviza solo al ser humano de raza negra, ni se cazan en la África de tantos recursos naturales porque de allí se pueden robar impunemente esos recursos, el negocio de la esclavitud hoy día, alcanza a todas las razas, ni ser blanco, anglosajón o “red neck” es garantía de no poder llegar a serlo, la esclavitud ha multiplicado sus alcances porque la ambición, la avaricia, la codicia y la corrupción se han desbordado, no tienen frenos porque no existen leyes ni medios para controlarlas, al fin de cuentas es un interés mutuo del poder político y del poder económico –el gran poder– y actúan como si de una sola lacra se tratara.

   Llegado a este punto, tengo que decir que de la esclavitud solo se salvan quienes pertenezcan a reducidos grupos de poder, concentrados dentro de la economía y la política que son quienes la ejercen con mano de hierro y bolsillo hondo sin que se les pueda llamar negreros porque su poder los mantiene a salvo de señalamientos y responsabilidades, aunque los negreros que la ejercen en su favor y por su dirección, los convierta en autores intelectuales de tan execrable crimen.
Hoy día, se ejerce la explotación sexual con las mujeres y se extiende a grupos de hombres también explotados sexualmente y esto, es una forma de esclavitud.
La esclavitud ha llegado al trabajo, se trabaja más horas, se gana menos dinero y se paga más por los productos necesarios para la supervivencia, lo que lleva a las personas a ser esclavas del trabajo para poder conservarlo y para poder mantener una vida de supervivencia.

   Ahora bien, la esclavitud es una creación del ser humano en contra de sí mismo, solo que es una parte muy pequeña de la raza humana la que ejerce de negreros en contra de la mayoría de sus congéneres, ya la esclavitud moderna, la del siglo veintiuno, empieza como esclavitud económica y se va desenroscando como las serpientes y penetra a través de todas las áreas de la vida del ser humano y ha llegado a un grado tal de perfección que cualquier circunstancia que tenga que ver con la vida de las personas puede ser usada como instrumento de esclavización, se ha convertido en una forma de vida de unos cuantos sátrapas que como los vampiros se alimenta de la “sangre económica” de los pueblos, pero también tengo que decir que de que se pueda ejercer, es culpable todo el que lo permite y ese eres tú, soy yo, somos todos los moradores de la tierra que no formamos parte de tan sucio negocio criminal, total que, visto lo visto, es mi culpa, es tu culpa, somos esclavos y negreros a la vez, vaya que paradoja, entonces no me queda más que repetir las palabras del revolucionario mexicano Emiliano Zapata: “El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre, pero que no llore cuan do lo pisen.

  Continuando, tengo que decir que todo lo expuesto anteriormente son formas de esclavitud que unos cuantos desalmados, avariciosos y corruptos ejercen en contra de grandes masas de población, llegando a cubrir la tierra con tal crimen, esto referente a la esclavitud que unos ejercen sobre otros, hay otra clase de esclavitud que yo llamaría: Personal y por voluntad propia y es ejercida por quien la sufre en contra de sí mismo, unos lo hacen a través de las drogas de las que hacen un uso incontrolado, poniendo en riesgo su vida y la de otras personas y de esta clase de esclavitud tienen mucha culpa los estados porque se da más por desinformación que por otra cosa, si la información respecto a las drogas se diera en función de que quienes hacen uso de ellas lo hagan dentro de un marco de control y responsabilidad con ellos mismos y con la sociedad en la que viven, ésta tendría que ir encaminada a que quien hace usa de ellas conozca el verdadero peligro que conlleva usarlas, tendría que explicar las dosis seguras y que efectos producen en las personas, teniendo en cuenta a qué grupo pertenece de acuerdo a su sistema nervioso, pero no se hace porque las drogas dan dinamismo a la economía, le dan liquidez, por eso, son un gran negocio y los negocios tiene que crecer no importa que sea en compañía de la muerte y espero que esto que digo no se preste a malas interpretaciones de “moralistas” inmorales, lo hago porque no hay que ser un “experto” o un iluminado para saber que las drogas siempre nos acompañarán al vivir el ser humano inmerso en problemas de todo tipo y muchos no saben enfrentarlos, de esa incapacidad nace la necesidad de consumir drogas, buscando una paz interior que quien hace uso de ellas, no sabe que las drogas no se la darán, entonces la ecuación es muy simple: Si tenemos que vivir con las drogas, aprendamos a hacer un uso responsable de ellas porque gústenos o no, las drogas nos acompañarán mientras el mundo siga el rumbo que lleva y el ser humano no aprenda a enfrentar sus problemas, imponiéndose a ellos, mientras tengamos la clase dirigente, inmoral y corrupta que tenemos y mientras el proceso de degeneración y de deshumanización de la raza, prosiga.

También tengo que mencionar la esclavitud que se desarrolla a partir de drogas legales, tan mortales como las que no lo son y que son recetadas por los médicos con la complacencia y autorización de los estados como son los barbitúricos y todas las drogas que pueden alterar la consciencia.

   Acercándome al final de este artículo, tengo que decir que la esclavitud más nueva y de la que aún no se conocen sus verdaderos alcances pero si se pueden vislumbrar en lontananza se llama: Tecnología, no ha existido sobre la tierra, una dependencia que genere una esclavitud mayor, con un agravante, que la mayoría de sus esclavos, no saben que lo son porque hemos considerado a las nuevas tecnologías como adelantos “lógicos” de nuestros tiempos para nuestra comodidad y buen vivir y que vivir sin ellos será regresar al mundo de las cavernas, creencia generalizada, muy útil a quienes a través de sus multinacionales, antisociales y depredadoras, han creado la dependencia y han hecho del consumismo desaforado un estilo de vida del que todos debemos participar para que se nos considere al menos, civilizados y que los hace inmensa ricos, inmensamente destructores de los recursos naturales y de la vida e inmensamente peligrosos.

   La bandera de la esclavitud ondea en todos los lugares de la tierra porque el ser humano ha perdido su capacidad de entendimiento y la capacidad de luchar por sus derechos y su bienestar, ¿pero…por qué se da este fenómeno?, será porque se ha dejado intimidar y la intimidación al ser humano empezó a germinar cuando este perdió su criterio, su poder de decisión, cuando se dejó enredar, –adoctrinar lo llaman– en creencias que no eran las suyas y asumió las de su verdugo disfrazado de padre redentor.

   Ya para terminar, digo que cualquier tipo de esclavitud, tiene que ser desterrada de la faz de la tierra porque, el ser humano y la esclavitud, son antagónicos y si la esclavitud ha podido prosperar es porque los seres humanos que se encuentran viviendo bajo esa denominación, ——que somos casi toda la humanidad—- andamos dormidos por la vida y hemos dejado en manos de negreros, la toma de decisiones que nos afectan, nos hemos entregado sin luchar a la esclavitud, somos responsables y a la vez culpables del destino que nos toca seguir, pero también somos los únicos que lo podemos remediar. “El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano, que se arrastre pero que no llore cuando lo pisen. Emiliano Zapata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s