el tema de hoy es: Leyes contra derechos

LEYES CONTRA DERECHOS

El tema de hoy es leyes contra derechos

   Creo que todos entendemos que las leyes son hechas para mantener el orden que debe regir a nuestra sociedad y eventualmente para castigar y digo eventualmente porque antes que castigar, tienen que cumplir con el objetivo de  desmotivar a los miembros de esa sociedad respecto del delito, y en esto, espero que nuestras opiniones sean al igual que claras, unánimes.

   Las leyes deben ser consecuentes con quienes han cometido un error, que no es lo mismo que cometer un delito aunque en todo el proceso si esté implícita la intención que se podrá llamar delito cuando se ha cruzado la línea divisoria y se ha entrado en la acción o se cae en la recurrencia de  una falta, que para ese momento, ya pasa a ser delito consumado con toda la intención y todos los agravantes, hecho que ya merece un castigo y esto debe hacerse sin distingos de raza, condición social  o carencia o abundancia de bienes materiales como se viene haciendo desde el comienzo de los tiempos, teniendo claro que el delito es lo que es, cometido por quien sea y en este tema, nadie puede estar por encima del bien y del mal.

   Hacerlo de otra forma es dejar sentado que la ley es un comodín que se usa según a quien y según por qué, lo que me lleva a ver que cuando este caso se da, la ley deja de prestar un servicio a la sociedad en la que está instaurada y pasa a defender intereses personales de grupos o personas  que no por eso dejan de ser los mismos delincuentes que las personas comunes y corrientes con las que sí es muy contundente, llegando a violar derechos civiles y libertades y esto se da cuando la ley es usada como instrumento de castigo y represión contra una parte de la población que piensa distinto y obra distinto sin que esa forma de comportamiento conlleve un delito en sí mismo, otra cosa es que así, como delito lo quieran ver los intereses corruptos del poder establecido que juzgan y sentencian.

  Tengo que decir también que veo que la ley se está interpretando algo muy grave porque la ley es clara contundente y precisa y los códigos por los que se rige y aplica deberían ser transparentes para que no se presten al juego sucio, según sean los intereses a la hora de sentenciar o absolver.

   Los códigos se prestan a interpretaciones porque son oscuros, su lenguaje ambiguo y ladino para que el común de las personas y muchos letrados no puedan leer en sus entrañas la luz que debiera iluminarlos, por esa razón es que se dan casos en los que las pruebas son abrumadoras para que lleven a una sentencia  y sin embargo absuelven y en otros en los que el peso acusatorio es débil, sentencian llevándome a pensar que: Cuando el estado  o el poder establecido decide que algo –una sociedad comercial por ejemplo–  o alguien tiene que ser castigado, ya pueden la ley y sus códigos de procedimiento mostrar claramente el camino hacia su libre absolución que no encontrará la víctima elegida, piedad ni justicia en perjuicio de ella misma, de la sociedad y de la democracia a la que está atada por lazos de sangre.

 Ahora bien, de todo esto que hablo y que pasa, no les quepa duda, tenemos culpa todos por igual porque…Si no nos gusta lo que está malhecho, además en perjuicio de nosotros mismos, tenemos que denunciarlo, tenemos que prepararnos para entenderlo y no permitir que nos sigan enredando y pisoteando por culpa de la ignorancia o la despreocupación, tenemos que hacer que la ley se aplique en justicia y decapite a quien tenga que serlo sin que entre a jugar en esa decisión, poder, riqueza, intereses, influencia, desvergüenza y corrupción.

 Otro asunto a tener en cuenta respecto de la ley y su aplicación, es que cuando se trata de enjuiciar los actos de personas  pertenecientes a los grupos del poder político y económico, todo se vuelve intrincado, ya las pruebas acusatorias pierden peso y validez, los términos legales dentro de los cuales pueden ser enjuiciados, se vencen, eso es lo que nos dicen, los dejan vencer adrede digo yo y etc., etc.

   Luego viene el hecho de que cuando si por un descuido o por ser tan obvio el delito, quienes tiene que aplicar la ley se ven obligados a hacerlo, las sentencias son irrisorias, se les asigna un lugar de reclusión que no lo es tal y no tienen que convivir con ninguna población carcelaria que les implique riesgos personales como si pasa con el común de las personas o se decreta un arresto domiciliario, incluso se llega a negociar la sentencia con el pago de una  multa, lo que  es una prueba de que con la ley y la justicia según sean las circunstancias personales de quien se enfrenta a ellas, si se negocia y esto se da en estados denominados “democráticos”, hecho que de nuevo me da la razón y muestra a la democracia a través de una venta, oscura y siniestra.

  Total que…Y a luz de lo que antes he expuesto, creo que nuestros puntos de vista se encuentran y no tenemos dudas respecto a que: La ley es violada sistemáticamente, de ahí que popular o coloquialmente se diga que: Quien hace la ley, hace la trampa o más bien será decir que pone en el sitio adecuado a quien sin reparos, siga sus recomendaciones y esto que digo no es un invento, es resultado de la acumulación de hechos que nos lo prueban y que nos dicen que  la ética, los principios y la moral han desaparecido, –si alguna vez estuvieron presentes– de los lugares donde son más preciados porque no prestan un servicio a ciertos intereses.

 Ya para terminar, tengo que decir que en una democracia real, justa y participativa, han leído bien, p-a-r-t-i-c-i-p-a-t-i-v-a, no  acomodada, interesada o manipulada,  la ley no se puede interpretar de acuerdo a intereses ajenos a su función, ni puede ser manipulada, interesada o dirigida hacia un lugar en las sombras, tiene que ser libre y soberana, despolitizada y trasparente y el que la haga que la pague o como dicen, que cada palo aguante su vela, sin  que reciba la ayuda de un cirineo, porque los tiempos de redentores, escribas, fariseos, Judas,  Herodes o Pilatos, están muy lejanos en el tiempo y  pertenecen a la historia.

El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no llore cuando lo pisen.

Anuncios

Un pensamiento en “el tema de hoy es: Leyes contra derechos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s