El tema de hoy es: Caridad o generosidad

CARIDAD O GENEROSIDAD

El tema de hoy es caridad o generosidad

   Se me ocurrió escribir este artículo, caridad o generosidad porque pesando en ello y desde mi punto de vista,  he visto muchas diferencias entre una y otra.

   Para empezar, la caridad tiene intereses y muchas veces se practica porque representa una ganancia para quien la lleva a cabo y esto lo voy a explicar. Muchas veces quien lleva a cabo un acto de caridad se está lavando la cara, quiero decir que está tratando de tapar con su acto caritativo sus malas acciones rutinarias, aplicando una creencia más bien generalizada entre nosotros los seres humanos que dice: El que reza y peca, empata.

   Otras veces el acto caritativo se lleva a cabo porque a través de él se obtiene una ganancia económica, esto pasa con las grandes empresas o multinacionales que en un “acto de caridad” donan algunos de sus productos a instituciones benéficas y ese aparente “acto caritativo” no lo es porque de él se deriva una ganancia económica como puede ser: Lo donado se deduce de impuestos y el precio con que se desgrava es mayor al de su valor real, o el producto motivo del “acto caritativo” no se vendió o está a punto de vencerse lo que se traduciría en una pérdida para la empresa, donándolo, en lugar de pérdida genera una ganancia porque como ya dije, se deduce de impuestos y a un precio mayor del precio real o de mercado, por tanto y considerando lo anterior, no hay caridad en uno de estos actos y no digo que todas las empresas lo hagan como  norma, pero si digo que cuando en ello puede haber una ganancia, casi todas se suben a ese tren porque su  razón para existir es generar ganancias.

   Ahora bien, creo que la generosidad sale del corazón inspirada por el espíritu de Dios y lleva amor, paz, serenidad, tranquilidad y servicio, la caridad sale del razonamiento humano por tanto es hija del mundo, de los pensamientos, algunas veces de los intereses y es tan humana como espiritual es la generosidad que emana de Dios y del entendimiento de su ley por el hombre, la ley del amor.

   La caridad casi siempre es limosna y la limosna no siempre lleva una buena intención porque se da con soberbia, con prepotencia, con la creencia que quien la da, es superior a quien la recibe y siempre he creído que no es igual dar limosna que practicar la generosidad, en la generosidad no cabe la soberbia porque es un sentimiento espiritual.

   Y ya que hablamos de caridad, solo veo —desde mi punto de vista— una manera de practicarla y que no parezca un acto interesado o premeditado, y es ayudar a una persona o a una familia a salir adelante integralmente, dándole la posibilidad de ser independiente económicamente, eso quiere decir que en lugar de darle un pescado que le da de comer  una vez y luego queda en la misma situación de hambre, darle un anzuelo con su carnada para que pueda pescar no uno, sino cuantos pescados le sean necesarios para su sustento, en este caso, la caridad se convierte en generosidad en lugar de crearle a una persona o a una familia dependencia con la limosna de la caridad, se les da una solución integral a sus problemas, permitiéndoles ser económicamente independientes, y si teniendo la voluntad de hacerlo nuestros recursos no alcanzan para tanto, juntarse unos cuantos que entienden de generosidad y hacerlo. Es más meritorio sacar a una familia adelante, que darle una pequeña limosna a veinte porque con la pequeña limosna aunque de algo sirva, no se soluciona nada a futuro, en cambio con el acto de generosidad practicado con una familia, representado en una solución integral a sus problemas económicos, si se está solucionando un problema social.

   Ya para terminar, decirles que mejor ser generosos que caritativos,  aún si creemos que la generosidad es un don natural, espiritual que no todos los seres humanos parece que poseemos desarrollado como parte de nuestro ser, —que lo tenemos todos— y creo que con buena voluntad y con deseos de servicio como nos lo exige la ley de Dios, todos podemos desarrollarla para nuestro bien espiritual y para el bien de toda la humanidad, así que, de acuerdo a lo que planteo, mejor ser generosos que caritativos, estaremos dando cumplimiento a ley de Dios y con ello procuramos que el mundo en que vivimos se parezca más a un paraíso que al campo de batalla en el que  todos contribuimos con nuestros malos actos.

Anuncios

3 pensamientos en “El tema de hoy es: Caridad o generosidad

    • estas pero super super mal, investiga primero antes de escribir que es l generosidad y que es la caridad. Eres demasiado ignorante y lo peor que si alguien esta igual que tu de ….mal quedara peor.

      • Diana Sanchez, gracias por comentar aunque estés super, super desubicada, no tengo que investigar para escribir sobre la caridad y la generosidad, aún siendo tan ignorante como tu dices. Otra asunto, las cosas no siempre son lo que parecen, por eso las palabras tienen connotaciones, no si sepas que es eso y finalmente lo que yo digo de la caridad y de la generosidad, son mis opiniones al respecto, tan válidas como las tuyas con toda tu erudición y no tienes que trgártelas si no te parecen. Suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s