El tema de hoy es: Recuerdos

RECUERDOS

El tema de hoy es recuerdos

   Este artículo nace de una pregunta que me he hecho muchas veces, sin detenerme en ello el tiempo suficiente para tratar de encontrarle una respuesta, pero hoy es el día de poder expresar algo al respecto, por supuesto desde mi punto vista, esa pregunta es ¿qué son los recuerdos?

   Desde que el mundo es mundo, los recuerdos de nuestros actos o de nuestras experiencias en la vida, siempre han estado en un lugar secreto y recóndito de nuestro ser para manifestarse en el momento que menos nos lo esperamos y darnos una satisfacción al poder evocar algo que nos dio satisfacciones y alegrías en algún momento pasado de nuestra vida o para atormentarnos con la evocación de un suceso pasado y desagradable de la vida que nos pone a reflexionar sobre algo que pasó pero que mírese desde el lado que se mire, no tuvo que ser.

   Y ya avanzando en este tema y llegando a la esencia del asunto que me ocupa, tengo que decir que los recuerdos de cosas pasadas siempre han estado ahí para en un momento dado sobre el que no tenemos control, darnos sorpresas porque como suelo decir, los recuerdos son la cinta grabada y almacenada de nuestros actos que se pueden manifestar en cualquier momento a través de la mente de manera alevosa para recordarnos algo que vivimos que se encuentra agazapado en lugar recóndito y decirnos, este episodio de tu vida no está cerrado porque no se concluyó o porque se dejó abierto por olvido involuntario, por desidia o porque fue tan doloroso que no tuvimos tiempo para sellarlo o archivarlo adecuadamente y poder así quitarle el poder de hacernos daño porque creo yo que los recuerdos solo pueden hacer daño cuando son en sí mismos una cuenta pendiente, un acto inconcluso de la vida o una obra de teatro mal representada y que por alguna de estas causas, no nos permite bajar el telón y poner el letrero: Concluido.

   Bien visto y bien reflexionado y tomando como referencia el párrafo anterior, muchos de nuestros recuerdos son como una obra de teatro que se representa repetidamente porque no tiene final y no lo tiene porque son la consecuencia de actos que no se concluyeron o aun habiendo concluido, no se cerraron y archivaron adecuadamente, por tanto se manifestarán eternamente.

   Creo también que algunos de esos recuerdos son autoflagelaciones voluntarias del ser que se encuentran enquistadas en la mente y esto se da cuando esos recuerdos son la grabación de malos actos y se manifiestan repetidamente porque ha llegado el momento de rectificarlos o justificarlos de una vez y para siempre.

   Los recuerdos también pueden ser añoranzas del pasado que nos dicen que las cosas pudieron ser distintas y en ellas se vislumbra como entre brumas, otra forma de hacer las cosas que por desgracia nada pueden hacer por lo que ya se ha vivido, pero si son un recordatorio a futuro para que las cosas puedan ser mejor.
También es cierto que hay recuerdos que nos llenan la vida de esperanza porque son recuerdos bonitos aunque curiosamente, esos recuerdos bonitos no son tan vivos como si son los malos y veo en esta aparente discriminación una indolencia de la vida porque creo que los recuerdos deberían manifestarse con igual nitidez independientemente del lado de vida que representen.

   Sin embargo, en esto de recuerdos existen remembranzas que para mí y valiéndome de la connotación que tienen las palabras, son recuerdos placenteros de tiempos pasados que fueron dichosos y cuando tengo remembranzas alimento mi espíritu con las cosas bonitas que se han sucedido en mi vida y por esa razón las separo de los simples recuerdos y les doy el nombre de remembranzas porque para mí, siempre estarán por encima de los recuerdos.

   Ya para terminar, dice el adagio que recordar es vivir y yo digo, según se mire y según se sienta porque si lo que se recuerda es un tormento, recordar es morir o en el mejor de los casos mal vivir, si digo que cuando este hecho se da, ha llegado el momento de coger de la cola a esos malos recuerdos y lanzarlos al viento para que llevándoselos lejos, muy lejos, ya no puedan hacernos daño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s