El tema de hoy es: ¿Quiénes son?

quiene son

El tema de hoy es ¿quiénes son?

   El tema de hoy es: ¿Quiénes son? Y no se refiere a ti que estás leyendo este artículo, se refiere a quienes ostentan el poder en el mundo y que para mal lo usan para propio beneficio y provecho en perjuicio del resto de la humanidad que es casi toda la población del planeta ya que ni siquiera el tener un patrimonio respetable hace poderoso, aunque quienes lo tengan se lo crean, el verdadero poder no es el de poder atropellar a quien por sus circunstancias personales se ve sometido a un régimen de esclavitud por parte de quien también por circunstancias, puede ofrecer un puesto de trabajo, bajo sus condiciones, no siempre justas. El verdadero poder está muy centralizado, muy controlado y es el que decide el destino del mundo y de su población desde los sistemas económico y político —en ese orden— unificados en uno solo que yo denomino:”el gran poder” y a partir del cual, nos estamos convirtiendo en esclavos a causa de su falta de consciencia y exceso de riqueza y de poder y falta de escrúpulos.

   Para darnos una idea de lo que pasa en el mundo y de lo que podemos esperar, tenemos que, el uno por ciento de su población es poseedora del cincuenta por ciento de la riqueza, ese uno por ciento equivale a setenta y dos millones de personas de siete mil doscientos millones que somos, pero hay más, y lo que va a continuación es una cifra escabrosa y vergonzante, las ochenta y cinco personas más ricas del mundo, poseen la misma cantidad de riqueza que el cincuenta por ciento de la población pobre de la tierra que son tres mil quinientos veintiocho millones de personas. Total que la mitad de la riqueza del mundo está en poder de setenta y dos millones de desalmados y el restante cincuenta por ciento queda para que se lo juegue, rife o se mate por él, el noventa y nueve por ciento de la población restante que somos: Siete mil ciento veintiocho millones de personas, asusta el dato pero, pienso yo, con semejantes cifras de inequidad e injusticia social, ¿habrá quien crea que este mundo puede tener un final feliz? Yo, no, ¿lo crees tú que me está leyendo? Y ni siquiera ese uno por ciento que lo posee casi todo, se librará de las consecuencias de tal disparidad.

   Y llegado a esta altura del camino, voy a adentrarme en lo que propiamente es la razón de ser de este artículo, su título que dice: ¿Quiénes son?, haciendo referencia a quienes ostentan el poder para decidir desde la economía y desde la política, la vida que han de llevar los pobres de la tierra que es casi toda la población mundial, lo muestra la tabla que en un párrafo anterior he puesto a la consideración de todos ustedes amigos lectores, respecto a la pregunta en sí, no es fácil de responder porque más difícil es entender qué tienen en la cabeza quienes se han adueñado de casi todo, números en un balance de ganancias?, odio por los demás?, solo así puedo entender, no aceptar que haya quienes crean que en la vida del ser humano, solo el dinero y el poder aportan a ella y no es que diga que me molesta el dinero, que no, gústenos o no, es necesario para llevar una vida digna y en parte tranquila, pero no al precio de reducir a la miseria a casi todo el mundo y de paso, cargarse con deudas espirituales derivadas de la codicia y la avaricia, deudas que un día se tendrán que pagar. Estas personas, —digo yo— tienen por corazón una caja registradora, un diploma que los acredita como enemigos de la humanidad y deja a Harpagón, el avaro de la comedia de Moliere como mecenas y un arrume de malas acciones que bien se pueden llamar delitos, esperando el momento de darles una satisfacción ante la humanidad pauperizada por su insania pues solo una mente enferma puede pretender hacerse con toda la riqueza del mundo.

   Lo cierto es que cada día que pasa, la concentración de la riqueza se acrecienta y el número de personas que pueden acceder a fuentes generosas y seguras de bienestar fuera de toda duda, se reducen. Con este panorama como se puede tener siquiera un buen pensamiento para una casta privilegiada a base de corrupción y avaricia, convertida en enemigo público número uno aunque ni siquiera los medios que debieran hacerlo lo dejan entrever y menos nos lo comunican, pero yo sin ninguna pretensión se los estoy mostrando para que el día de mañana no digan que no lo sabían, que fueron sorprendidos por la debacle con los calzones abajo o que fueron engañados porque nadie nos ha engañado, simplemente lo hemos permitido primero por no saber elegir a quienes han sido y son, nuestros representantes políticos y segundo por aceptar sin cuestionamientos todo lo que no ha sido de nuestro agrado y que mírese por donde se mire, ha ido en contra de nuestros intereses como personas y como sociedad.

   Ya para terminar, saben ¿quiénes son? Y dejándolos pensando en ello, solo me resta decir como Emiliano Zapata: “El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no llore cuando lo pisen”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s