El tema de hoy es: La bestia mayor

El tema de hoy es: La bestia mayor

El tema de hoy es: La bestia mayor

El tema de hoy es uno que debería servir de alerta para corregir nuestros actos o prevenirlos, esto refiriéndome a los malos actos, esos que nos hacen parecer más crueles que el lobo, al que endilgamos actos de crueldad que no se sustentan en la realidad de las personas sensatas y en el supuesto de ser ciertos, quedan opacados con los nuestros.

   Los malos actos de nosotros, los seres humanos nos llevan a que se nos pueda comparar con el león y su fama de sangriento, con la hiena y su oportunismo, con el tigre y su depredación y paro de adentrarme en el mundo de la crueldad animal porque para crueles, ya existimos los seres humanos.

   Nuestros malos actos, esos que cometemos sin razón, por envidia, por maldad o por mala consciencia nos hacen parecer al águila depredadora pero sin su majestuosidad y nos meten en la lista de animales peligrosos y bien visto, no existe ser vivo sobre la tierra más peligroso que el hombre llamado equivocadamente —según mi entender– el ser más inteligente de la creación porque con nuestros actos estamos continuamente demostrando lo contrario.

   Ya para terminar, y sin ánimos de ofender— y sin duda alguna me incluyo yo— creo que en lugar de llamarnos la humanidad toda, la especie mayor, lo más inteligente de la creación, deberíamos llamarnos: la bestia mayor y de esto que hablo, si que hacemos méritos porque triste es reconocerlo, no existen sobre la tierra actos más crueles y mezquinos que los que cometemos los seres humanos, unas veces por envida, otras por maldad y las demás por mala consciencia y no es que diga que en esta humanidad, todos somos malos por vocación pero si digo que son tantos y tan atroces los malos actos de las personas malas y los de las personas buenas” o mejor es decir que se hacen llamar buenas a base engaño, de terror, de influencias malvadas o de dinero que solo nos queda el calificativo de la bestia mayor porque si bien es cierto que no todos cometemos grandes malos actos — actos malos todos tenemos en nuestro haber— sí tenemos un punto de responsabilidad en los de quienes los cometen porque está implícito en todos la obligación o el deber de denunciarlos, nunca solaparlos o pasar indiferentes ante ellos, porque un día nos pueden tocar o a algún ser querido y en definitiva, tenemos la responsabilidad moral de repudiar y en lo posible remediarlos ya sea con la denuncia pública o llegado el momento combatiéndolos con las armas que tengamos a mano, lo que no podemos hacer es pasar indiferentes porque conscientes o no, seremos cómplices, eso sí, sin comérnoslo ni bebérnoslo que es peor. En esa situación nos ponemos cuando con nuestro silencio nos hacemos cómplices y damos pie para que en justicia se nos pueda llamar, la bestia mayor.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s