El tema de hoy es: Virtudes y defectos

 

 balanza  Todos los seres humanos tenemos virtudes y defectos y por ellos nos damos a conocer, siendo más relevantes los defectos porque ellos muestran nuestro lado más oscuro y nos dejan desnudos de alma ante los demás.

   Los defectos muestran nuestro lado más humano y como tal imperfecto pero no nos hacen malos sin remedio, nos hacen hombres prisioneros de la naturaleza humana y sus b ajas pasiones, pero nunca jamás reos de muerte porque entre el defecto y el delito, hay un abismo que hay que cruzar para que este se materialice y marque para siempre nuestra vida.

   Las virtudes, son esas expresiones del bien tal como han pretendido mostrárnoslas quienes dicen tenerlas por montones y ser depositarios del derecho a juzgar los actos de otros en nombre de Dios pero no son propiedad ni potestad de nadie en especial porque como los defectos, pertenecen a toda la creación humana.

   Las virtudes son bien vistas pero menos ponderadas porque en ellas no existe el morbo que da pie para juzgar o criticar y ante ellas vemos más marcados nuestros defectos que se agigantan hasta casi convertirse en jueces, un juez que nos dice que no hemos obrado bien y que la virtud es el camino que todos debemos seguir.

   También tenemos dones que son parecidos a las virtudes pero más espirituales y cometemos torpezas cuando carecemos de ellos, pero una cosa si está clara: Nadie adolece de dones hasta parecer negado para desempeñarse con propiedad ante los diferentes retos que a diario nos presenta la vida ni hay quien pueda presumir de estar en todo momento de su vida en su presencia porque la vida en su sabiduría nos reparte dones y defectos al ser parte de ella misma y a través de nuestros defectos y nuestros dones o nuestarsd virtudes, nos vamos desempeñando con mayor o menor fortuna y avanzamos o retrocedemos al ritmo que nos marcan por ser parte del proceso de evolución o de involución del ser humano.

   En el tema de virtudes y defectos, creo que los seres humanos estamos emparejados porque parece ser que estamos en igualdad de condiciones cuando nos vemos enfrentados a: Tener o carecer, a querer o merecer, a pretender ser o serlo de verdad, lo que nos pone en otro camino, el de nuestro desempeño ante la vida y ver que no siempre podemos desempeñarnos en todo nuestros actos con un sobresaliente, ni como norma, estar presente en ellos un suspenso, por tanto, no siempre somos indultados como tampoco somos sentenciados porque entre el indulto y la sentencia tiene que haber una razón que incline la balanza hacia un lado u otro y a partir de ahí, poder encontrar la razón de ser de las cosas y esa razón es el juez que en lugar de castigarnos, nos muestra el camino.

Ya para terminar, virtudes y defectos son parte del equipaje del ser humano en su viaje por la vida, pero vigilando con rigor, con prudencia, con amor por los demás, nuestros actos, podremos encausar nuestra vida por el camino de la virtud, que tanta falta le hace a la humanidad en nuestros tiempos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s