El tema de hoy es: Creencias

creencias

El tema de hoy es creencias

El tema de hoy tiene que ver con las creencias religiosas y con la manera como las diferentes religiones explican la razón de ser de las cosas que atañen a Dios y a los hombres.

   Primero, tengo que decir que no soy un experto en la materia, pero si tengo muy claras mis ideas respecto a religión y creencias y de acuerdo a esas ideas que creo tener claras, me parece a mí que en la manera de explicar y de definir creencias, las religiones todas siguen un camino de conveniencia, encaminado en la dirección que les rinda dividendos, sin importar si están siendo claros, justos y sinceros con sus fieles y esto lo digo porque

encuentro muchas diferencias entre lo que explican o enseñan y en lo que mi razón natural me dicta y voy a citar un caso específico de  muchos que podría citar. Un día haciendo zapping me encontré con un programa de una de tantas religiones o sectas como algunos lo llaman y de la que no voy a decir su nombre porque me parece irrelevante, —yo la verdad no sé cómo nombrarlas— y está exponiendo un muchacho acerca de ser o no hijos de Dios y de acuerdo con sus conocimientos o las enseñanzas recibidas decía que: “Todos somos creación de Dios, pero no todos somos sus hijos”. Me quedé pensando en lo que creo es un gran desatino porque digo yo, haciendo uso de mi sentido de la razón, el mismo que casi todo el mundo llama: El sentido común, si hemos sido creados por Dios, creyentes o no somos sus hijos y ese derecho en su inmenso amor y en el reconocimiento de sus hijos como tal creados, no nos lo quita Dios por no ser creyentes por ejemplo, mucho menos lo podrán hacer los hombres que dicen creer en Él y ser los portadores de su palabra y de sus enseñanzas.

   Decía elocuentemente con su verbo encendido el muchacho de marras: “Si no crees en la palabra y en Jesús, no puedes ser llamado hijo de Dios” Y yo digo que ningún ser humano por convencido que esté de que es mejor que otros por según él creer y predicar a cerca de Dios, puede quitar a otro ser humano el derecho de ser llamado: “hijo de Dios”.

    Todos somos hijos de Dios, buenos o malos lo somos, otra cosa es que algunos de nosotros, muchos para que este planeta pueda evolucionar seamos falsos profetas, orgullosos, descreídos, envidiosos, avariciosos perversos, codiciosos, asesinos, ladrones embaucadores, genocidas, mentirosos, chismosos, promiscuos, violadores, pederastas, exterminadores de la humanidad a partir del trabajo desempeñado como puede ser el trabajo de político o industrial despiadado, antisocial y deshumanizado a través de su profesión o “labor empresarial” y Etc. Etc. Debilidades humanas que niegan la existencia de Dios y por tanto la creencia en Él aunque digamos y perjuremos que creemos en Él y que lo amamos y respetamos, palabras son palabras y se las lleva el viento, hechos son razones y pruebas a favor o en contra de lo que decimos que somos, pero por el hecho de tener tan marcadas las debilidades humanas no perdemos el derecho a ser llamados hijos de Dios, aunque eso sí, seremos unos malos hijos y estemos dando penas a nuestro Señor Creador y merezcamos el castigo que ameriten nuestras obras y ese castigo llegará pero no infligido por Dios porque Dios no castiga, nos castigamos nosotros mismos por causa de nuestras malas obras.

   Continuando con mi disertación sobre el ser o no, hijos de Dios, llego a otro punto controversial desde mi punto de vista y de mis creencias y es el asunto respecto a lo que dicen que  solo a través de Jesús podemos llegar a Dios y el de Jesús como hijo preferido de Dios. No puedo creer que Jesús sea el ser que nos han querido transmitir las religiones porque creo que Dios es justo y amoroso con toda su creación y por tanto no puede tener un hijo preferido por encima del resto y esto lo sustento con una pregunta y esa pregunta es hecha a una persona que tiene varios hijos. ¿A cuál de sus hijos quiere más? Y la  respondo yo que soy padre de varios. Mi respuesta y la que he escuchado de otras personas es: Quiero a todos mis hijos por igual, otra cosa es que unos nos den satisfacciones y nos hagan sentir orgulloso y otros no y si yo, tu, el de más allá que tenemos varios hijos los queremos por igual, Dios, el Rey de Reyes y Padre de toda la creación, no puede tener  un hijo más amado y preferido, no lo puedo creer y menos aceptar porque en ese caso, Dios no sería justo y estaría divido en su amor, otra cuestión a tener en cuenta en este asunto es que no puedo entender como Dios pudo haber enviado a uno de sus hijos para que redimiera a otros que andaban perdidos cuando su misma ley nos dio el libre albedrío para obrar como mejor nos plazca aunque lo hagamos mal, muy mal y en este tema Él no interviene de manera directa como nos dicen las religiones que hizo cuando envió a uno de sus hijos para que en lugar de redimirnos encontrara la muerte en manos descreídas. Lo siento si hay quienes se sientan en desacuerdo conmigo pero yo  no puedo creer en ello. Hasta aquí he llegado con mi disertación a cerca de Jesús a través de mis creencias que pueden estar equivocadas o no pero son mis creencias y les digo sin dudas que creo en Dios, no en religiones o sectas y mientras no encuentre algo que me haga cambiar de opinión, seguirán siendo mis creencias firmes, y digo respecto a lo que predican todas las sectas y todas las religiones a cerca de que solo a través de Jesús podemos llegar a Dios y alcanzar el mundo eterno, el mundo espiritual que no puedo estar de acuerdo con eso tampoco porque creo yo que Dios en su inmensa sabiduría, en su inmensa bondad y su inmenso amor, nos ha abierto muchos caminos para lograr nuestras metas respecto a Él y al mundo espiritual y uno de esos caminos son las obras, que glorifiquen a Dios, hechas con desprendimiento, sin ánimo de reconocimiento, exentas de orgullo, porque sentimos amor por nuestros semejantes y con el único deseo de hacer lo que Dios espera de todos sus hijos, amarnos los unos a los otros como hijos que somos de Él, siendo conscientes de que, si amamos a nuestros semejantes, estamos amando a Dios  y sus problemas son los nuestros y por tanto en lo posible tenemos que remediarlos y siempre habrá algo que podamos hacer, no vale la disculpa que  no tengo medios, siempre habrá medios, no solo materiales, también espirituales.

     Ya para terminar les digo que respecto a creencias y a Dios prefiero el camino directo y el trato personal con Él que recurrir a un intermediario que me puede llegar a cobrar el servicio de intermediación y tal vez inducirme a error, digo entonces categóricamente que: “Prefiero equivocarme porque me llevan a error mis creencias personales que ser inducido a error por una interesada o mala doctrina”.

Anuncios

Un pensamiento en “El tema de hoy es: Creencias

  1. Pingback: El tema de hoy es: Creencias – Matad al mensajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s