El tema de hoy es: La razón de ser de una tragedia

   COLOMBIA-PLANE-ACCIDENT-FBLCuando ocurre una tragedia ajena, aquella que no nos toca directamente, casi siempre se siente pena, luego surgen las preguntas de ¿por qué se mueren las personas de esa manera? Y después se escuchan muchas versiones del hecho, muchas sin fundamento o como salidas de una historia de ciencia ficción y hasta cierto punto, todo ello es normal, dada nuestra naturaleza humana, pero hay tragedias anunciadas que se podrían llamar inevitables porque nacen  del fondo del sentir de personas con mucho poder y muy malas consciencia, como pueden ser las guerras y esas historias de genocidios que se suceden el mundo y que doy en llamar inevitables y anunciadas porque cuando los intereses se mueven y van acompañados de mucha maldad, de avaricia y corrupción en el lugar adecuado, todo está consumado y la tragedia se materializa y sí, no nos parece bien pero no nos sonrojamos de vergüenza, ni hacemos algo por evitarlo porque desde nuestra manera insolidaria de pensar, nada podemos hacer.

   Estas tragedias de que hablo y que llamo inevitables y anunciadas, son inaceptables desde todos los puntos de vista, pero hay unas tragedias que nos llevan a no poder entender los valores espirituales que en mayor o menor medida nos han inculcado desde niños y es así, porque no les podemos encontrar una explicación razonable, una de esas tragedias es la que me ha motivado a escribir este artículo. Me refiero al accidente aéreo sucedido el veintinueve de Noviembre del dos mil dieciséis que se cegó la vida a casi todo un equipo de fútbol brasileño, el Chapecoense que se dirigía hacia Medellín en Colombia para jugar la final de la copa Suramericana de fútbol, estos muchachos con toda la ilusión y la fuerza que los tenía soñando con un título Suramericano, se desplazaban a buscar la gloria a través del deporte pero en lugar de una corona de laurel, han encontrado una corona de espinas que se les ha clavado en lo más profundo del ser y les ha arrancado la vida,  alevosa e inexplicablemente.

   Llegando al final de este artículo, no voy a hacerlo con mi ya conocida frase: Ya para terminar, solo diré que Dios bendiga a quienes buscando la gloria a través del deporte, encontraron la muerte en tierra extraña, por circunstancias también extrañas, no desde el punto de vista del hecho en sí, porque morir, todos tenemos que morir simplemente no sabemos el día, hora y lugar, lo hago desde el lado invisible, el lado espiritual porque me digo: ¿Qué fuerzas o qué ser todo poderoso puede estar detrás del hecho en sí que por demás no tiene una explicación que satisfaga  a la razón, al corazón y a la justicia o simplemente es un guión escrito que llegado el momento y sin alegar razones, todos tenemos que seguir en el lugar y hora señalados sin importar si lo es a miles de kilómetros de nuestros seres queridos?

   P/S. Paz y descanso eterno a las setenta y una víctimas y pronta recuperación a los seis heridos y mucha serenidad, la función tiene que continuar y ustedes nacieron para ser actores en el escenario del fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s