El tema de hoy es: No existe un antes ni un después

   c48a9c1f17e14f34ed331cc55d98dc4dEl tema de hoy habla del aquí y ahora, de que no existe un antes ni un después porque tratándose de los eventos que por fuerza se han de suceder en nuestra vida,  estos se dan en el momento que tienen que ser, ni antes ni después porque tiene su tiempo, su espacio y lugar, por esa misma razón es que  casi nunca se nos dan con la premura que las pedimos a pesar de nuestras necesidades y de ser los directos interesados, los directos perjudicados o los directos beneficiados. Todo tiene su momento y ese momento es único, intransferible, inaplazable e inamovible y esto que digo, lo digo por experiencia propia y por tanto lo que aquí expreso es mi creencia personal, apoyado en las experiencias de mi vida que me han mostrado que:

El tiempo de Dios, no es el tiempo de los hombres, que a veces tienes que esperar media vida para lograr algo y las cosas que pensabas, soñabas y por las que has trabajado desde tu juventud, solo se materializan y a veces a medias en tu madurez y la explicación al respecto de por qué ha sido así, no hay manera de encontrarla pues en estos casos la lógica sobra, el sentido común, se confirma como el sentido escaso y toman vida  el sin sentido y  la sin razón, pareciendo más actos dictatoriales de un ser Superior movido por sus razones aparentemente caprichosas que no  podremos entender jamás los simples mortales en el momento en que se suceden las hechos, aunque al final de los días cuando ya no modifiquen nada ni puedan escribir algo en el libro de la vida, podamos saber el por qué de las cosas y entender que ese sin sentido que, esa sin razón que en un momento nos “jodió” la vida no fue otra cosa que una más de nuestras creaciones inconscientes y que en ello nada tuvo que ver Dios aunque a todas luces lo parecía.

   Desde mi punto de vista personal, creo que el mundo de los posibles está regido por leyes que desconocemos y sobre las que parece ser que no tenemos injerencia y esas leyes nos usan, nos manipulan, nos someten o nos lo dan todo sin que medie razón ni explicación para que las cosas sean de una u otra manera y no hay forma de discutirlas porque  no tenemos con quien hacerlo como no sea con molinos de viento, los mismos con los que tuvo la brutal porfía Don Quijote de la Mancha y de la que ya sabemos los resultados.

 

   Ya para terminar, no existe un antes ni un después porque el presente es ahora, el mañana es después y el antes quedó en el pasado y lo que corresponde a cualquiera tiempo verbal, fue, es, o será pero cada tiempo tiene su ritmo, su momento y lugar de manifestación, por eso, el momento de tomar decisiones es ahora, en presente y nuestra vida será lo que salga de esas decisiones.

   Total que, ni antes ni después, en el momento justo, en un lugar que muchas de las veces no elegimos a voluntad y con unas circunstancias que se dan porque son parte del hecho y llegado el momento somos espectadores en el teatro de la vida, viendo como se decide para bien o para mal la nuestra sin que podamos siquiera decir, no estoy  de acuerdo, no me conviene, no es para mí, yo me rebelo, esto es injusto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s