El tema de hoy es: El dinero VIII

DINERO VII   Hoy vuelve otra vez  la burra al trigo. El tema de hoy es de nuevo el dinero, no queda otro remedio porque como he dicho en otros escritos, el dinero forma parte integral de nuestra vida por tanto si está presente en todos los momentos e interviene en casi todas nuestras decisiones, tenemos que hablar de él pero con el rigor que ameritan sus obras, si, aunque claro está sus obras no lo sean, quiero decir no son su decisión porque no tiene vida, son las decisiones de quienes lo poseen, lo manejan, lo manipulan y cometen con él buenas o malas acciones aunque a todas luces lo veamos como si fuera el responsable de todo lo bueno o malo que nos sucede, desconociendo que hay un brazo ejecutor que es quien lo inclina hacia el lado de la maldad o la bondad.

   Continuando con mi disertación sobre el dinero y como no podía ser de otra manera, voy a meterme en el mundo espiritual para hablar de él y desde este punto de vista, tengo que decir que el dinero es parte del mundo, del ser humano y de toda la creación Divina, por tanto el dinero a pesar de todo, es también un  bien espiritual y lo creó Dios para que nos complemente la vida, nos de oportunidades de crecer, de sentirnos humanos, generosos, de expresarnos, de educarnos, de viajar y etc., etc., no lo puso en el mundo para que  lo atesoren unos en perjuicio de otros, menos para que sea el látigo que castiga indiscriminadamente por simple avaricia, codicia, inconsciencia, deshumanización y orgullo de unos y lo usen en contra de otros, no, el dinero es un complemento de vida como ya dije y de ello no está nadie excluido por decisión Divina y si vemos que existen excluidos ha sido por  desidia de unos, de los excluidos que no han sabido acceder a él teniendo todas las armas para hacerlo y por indolencia de otros que se han convertido en mezquinos y avaros y lo quieren todo para ellos sin pensar que ese dinero del que se sienten tan ufanos, ese dinero que los llena de orgullo, el día de partir de este mundo, será la piedra en el zapato que no les permitirá llegar a las riveras del río Estigia para que Caronte el barquero de Hades –el dios de la muerte– los pase a la otra orilla donde empieza el recorrido para entrar en el mundo espiritual, –esto según nos cuenta la mitología griega — y esto que digo les pasará a los avaros y a los mezquinos aunque vayan cargados de óvolos para pagar o tratar de sobornar a Caronte, de todas formas y a pesar de su carga de riquezas materiales, no podrán cruzar porque allí no se pueden usar y esto, porque así funcionan las leyes espirituales,  tanto si las conocemos y respetamos como si no.

   Ya para terminar, el dinero siendo un complemento de vida, nos sirve para darnos comodidades y llevar una vida más placentera, pero sin alejarnos del camino recto y sin cometer con él iniquidades, esto quiere decir que para que el dinero no se convierta en un problema y no sea una fuente de ruptura con Dios y con el mundo espiritual, tenemos que hacer un buen uso de él y hacer un buen uso es darle la connotación social y espiritual que tiene en si mismo haciéndolo circular con generosidad, no como caridad, porque la caridad nace del interés, es un negocio, la generosidad nace del corazón, de la rectitud, del entendimiento de que tenemos que compartir lo que tenemos con quienes no lo tienen y por supuesto, el dinero nos da medios y oportunidades a montón para crecer espiritualmente cuando a través de las obras que desarrollamos, de nuestros actuares, glorificamos a Dios ayudando a nuestro prójimo y disfrutamos de él como un bien espiritual. El dinero es amor, vida y todo lo demás pero siempre que sepamos hacer buen uso de él, el dinero es bueno, podemos amarlo, ojo,  pero sin llegar a la idolatría, sin codicia, sin avaricia, sin mala leche o mala consciencia porque el dinero es patrimonio de la humanidad, no el privilegio de unos pocos desalmados que son tan pobres que solo tienen dinero, y el dinero llegado el momento, no se puede comer, no se puede usar como medicina, no  puede solucionar la vida del avaro y del mezquino si solo y solos se encontraran en el mundo porque el dinero es maravilloso como bien social, como agente del mal, es la perdición y la muerte espiritual de quienes en esta vida, solo tienen dinero. Con que entandamos esto, solo con esto, el mundo irá por los cauces que tiene que ir y la humanidad toda podrá disfrutar de la vida en un perfecto y maravilloso paraíso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s