El tema de hoy es: La máquina de los milagros

   MENTEPara empezar, les quiero decir que todos tenemos dentro de nosotros  instalada la máquina de los milagros, el problema es que no sabemos hacer uso de ella y no es que no se nos hayan dado los controles para sacar de ella todo su provecho, es que por el camino recorrido desde el nacimiento, pasando por la niñez hasta llegar a la edad adulta, esos controles se nos han extraviado o atrofiado por toda la contaminación que absorbemos del medio en que nos criamos, empezando por la casa paterna.

Allí, en el hogar que nos vio nacer y salvo muy contadas excepciones, empiezan nuestras dificultades en la vida, nunca por maldad, mala intención o mala consciencia, más bien por ignorancia, por experiencias equivocadas del pasado, por exceso protección y de amor y a causa de ello, desconocer nuestras faltas, lo que nos lleva a ir perdiendo el hilo comunicador con el cuerno de la abundancia que Dios puso a nuestra disposición en el momento de crearnos, total que, cuando queremos hacer cosas útiles que nos beneficien, no sabemos cómo y nos convertimos en buscadores de una aguja en un pajar o en sonámbulos deambulando por esta tierra de Dios como perdidos o enajenados. Así de intrincado es el problema y la culpa es de muchos factores que se van dando a lo largo de nuestra vida y que no hemos sabido revertir para volver a  estar enganchados al carro de la vida, fuente de todo poder.

   Llegados a este punto de mi disertación, les digo que la máquina de los milagros se llama mente y es el instrumento que Dios nos dio para que nuestra vida transcurra por caminos de prosperidad, paz, de salud y  bienestar, en una palabra, con la mente creamos nuestra riqueza, nuestra prosperidad, nuestro bienestar, nuestra salud y por supuesto las desgracias que pueden afectar  nuestra vida.

   Si queremos que nuestra vida sea lo que deseamos, tenemos que aprender que todo lo que nos afecta  para bien o para mal, está dentro de nosotros, nada del exterior puede causarnos daño, son nuestros pensamientos que cuando los creamos con mucha carga emocional, salen al mundo exterior para darnos lo que hemos deseado, sin importar si es bueno o malo, si en realidad eso es lo que queremos porque la mente no saca conclusiones, no distingue las intenciones, simplemente nuestra mente a través de nuestros pensamientos, cumple nuestros deseos y no siempre esos deseos, valga la redundancia, son deseados, son lo que queremos, simplemente son desviaciones mentales que sin darnos cuenta toman vida sin ser nuestro deseo expreso aunque si nuestras creaciones mentales.

   No hemos de olvidar que somos lo que pensamos y por tanto con un pensamiento empiezan nuestras desdichas o nuestras alegrías, tengamos claro que todo lo creado, primero fue un pensamiento y después tomó forma, se materializó y así pasa con todo para bien o para mal.

   Ya para terminar, tenemos que replantearnos nuestra manera de pensar y por tanto de actuar para que sin limitaciones volvamos a estar enganchados al carro de la vida, haciendo uso de la máquina de los milagros y poder así tener a voluntad la vida que queremos, sin olvidar que: Nada del exterior puede hacernos daño, todo lo que puede hacerlo, está dentro de nosotros y se llama malos pensamientos y por qué se dan? Pues porque hacemos un mal uso de la mente que Dios nos dio para que nos dirija y sea el puente entre lo humano y lo divino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s