El tema de hoy es: El derecho de pernada

   derecho de pernadaEl tema de hoy me viene a la memoria a raíz de las denuncias de acoso sexual por parte de algunas actrices de Hollywood contra el productor de cine Harvey Weinstein. El “derecho de pernada” como bien saben, fue una aberración practicada en la edad media en virtud del cual el señor feudal tenía la potestad de tener relaciones sexuales con cualquiera doncella, sierva de su feudo, que fuera a contraer matrimonio con uno de sus siervos. Esto es lo que conocemos del hecho pero el asunto iba más allá, no nos quepa duda, se aplicaba a cualquier mujer, casada, soltera, viuda, niña, mayor o vieja, fea o bonita que habitara en sus tierras –su feudo–, pero lo trascendental del hecho, no es recordar lo que pasó en la edad media que al fin de cuentas ya es historia, negra historia, pero historia, no, lo que le da vigencia y destapa la caja de pandora o la caja de los truenos es que esta práctica sin que los pervertidos que la practican aleguen un derecho se ha seguido practicando a lo ancho y largo del mundo y no me digan ustedes que me leen que no lo sabían, que no se lo imaginaban o que al menos no conocen de oídas uno de estos casos por que no me lo creo o tendré que pensar que quien alegue ignorancia de este hecho, vive en las nubes o es uno más de los que van dormidos por la vida. En América Latina, mi lugar de origen, es común que se cometan abusos y servidumbre sexual ejercidas por autoridades eclesiásticas, jefes políticos, hacendados, administradores de haciendas o por cualquier tipo de autoridad, sin que pase nada porque los pobres en casi todos los lugares de la tierra no tienen derecho a reclamar justicia y mucho menos a que se les conceda porque el pobre es la presa del cazador que tenga dinero y poder.

   Llegado a este punto de mi disertación, metiéndome donde no me llaman  y siendo realista, tengo que decir que a Harvey Weinstein le toca “pagar” –no le van a cobrar sus fechorías y en unos años a lo sumo volverá con su cara pelada como si no hubiera pasado nada—por algo que siendo un delito y una perversión, se practica en todos los círculos de poder y en todos los lugares de la tierra desde la eternidad de los tiempos.

Hay otra cosa que mirar en este asunto y es que existen muchas clases de abusos de poder, el abuso sexual es el más conocido aunque no el más combatido, el abuso laboral se pelea el primer lugar con el abuso sexual y viendo la ambición y la avaricia de quienes lo proveen y la corrupción de los entes de control de los estados, es muy posible que ya se haya hecho con el primer lugar en la lista, el abuso de clase, me refiero al abuso que se da de un miembro de la clase “alta” o pudiente contra un miembro de la clase popular o escuetamente dicho: pobre, esta clase de abuso es bastante popular pero con un agravante que no se denuncia y por tanto ni siquiera se habla de él, como quien dice, se comete y no deja huella porque quien lo sufre lo ignora y el abusador encantado y por esa razón es que prolifera tanto. Los abusos en general se dan porque se aceptan sin más y por tanto no se denuncian y dentro de las clases menos favorecidas es visto como algo inevitable, algo consustancial con su clase social, de ahí que crezca en lugar de decrecer y la culpa es de todos los que lo sufren porque lo aceptan como una parte normal de su vida y no es así, hay que denunciarlo, entendiendo que Dios nos creo iguales y por tanto tenemos derecho a ser tratados en igualdad de condiciones indistintamente si  tenemos o no dinero, es decisión de cada quien, hay que revelarse ante el abuso, no es una condición natural de los pobres.

   Ya para terminar y sin que me vayan a señalar de misógino,  cómplice o insensible ante estos hechos aberrantes por demás, como dicen los mexicanos: “no armemos mitote” que estos casos, pasaron, siguen pasando y pasarán mientras las mujeres pobres tengan ambiciones y haya pervertidos que haciendo uso de su dinero, de su poder y de su influencia, puedan cumplirlas al precio de un revolcón o algo más y lo digo así, literal y claro porque con los pies en la tierra, todo se tiene que pagar en esta vida, nada es a gratuidad, unos pagan con la vida el precio de sus ambiciones, otros pagan con dinero por cumplir sus deseos, desgraciadamente hay enfermos mentales, pervertidos sexuales, degenerados que cuando ven a una mujer con la ilusión y el deseo de sacar adelante sus proyectos y tienen el poder y el dinero para hacerlo posible, tienen la solución salomónica para sellar un acuerdo y ese acuerdo se lleva a cabo muy fácil, ella, la mujer que busca un apoyo para realizarse en la vida y carece de bienes materiales y de un apoyo sólido, tiene lo que el pervertido persigue. Entendido esto, se cierra un trato comercial no muy equitativo, pero trato al fin de cuentas, cruel pero cierto, eso es lo que es, sencillamente el degenerado dice: Yo tengo lo que tú necesitas y tú tienes lo que yo deseo. No hay que darle más vueltas, desde luego, si existe una manera de que una mujer se pueda realizar en la vida sin que esté de por medio el sexo y es no prestarse  a esa clase de tratos, sabiendo que tiene la capacidad para salir adelante por sus méritos profesionales, no por sus encantos personales, si toda mujer a la que le hacen la propuesta de sexo por trabajo, sexo por hacerla estrella, se niega, a los obsesos sexuales, los degenerados que hacen uso de ese trueque no les queda más que elegir a la que por méritos puede desempeñar el papel para lo que es requerida y el sexo lo tendrá que buscar donde le cobren por él o al menos que ese sexo que tanto desea sea consentido, nunca jamás impuesto a base de chantaje. Finalmente, que este comportamiento sea penado por la ley, trátese de quien se trate y tenga el poder que tuviere. La ley tiene que ser pareja y aplicarse con rigor cuando sea violada, sin distingo de raza, posición social y abundancia o carencia de bienes materiales, solo así podremos vivir en un mundo justo y seguro y a seguir viviendo con nuestras penas –quien no tiene una—que la función tiene que continuar a pesar de los degenerados, pervertidos y orates que se crucen en el camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s