El tema de hoy es: Poder dictaduras democracia

  democracia poder.jpg El tema de hoy tiene que ver con una realidad más bien ignorada por quienes la sufren y macabra pues tiene relación con la muerte desde varios puntos como son: El hambre, la represión, el genocidio y la injusticia social generalizada, en él, haré un recorrido por los centros de “poder” con que nos toca lidiar a lo largo de nuestra vida a los seres humanos, empezando en la familia y después de discurrir por algunos caminos terminar irremediablemente en la economía y la política, los poderes más irracionales, impunes y destructivos de la tierra.

   El caso es que el poder, tal como se entiende y ejerce, conforma un cúmulo de iniquidades que podemos decir, empiezan en la familia, por poder, el padre ordena lo que han de hacer sus hijos por el simple hecho de proveer sus necesidades, lo que lo convierte en un problema económico, si no fuera por la dependencia económica, muchos de nuestros púberes y jóvenes, no acatarían las órdenes dictatoriales que un padre ignorante da, pero tienen que hacerlo porque cuando reclaman el derecho a vivir su vida desde su perspectiva y sus deseos, se chocan con un muro de piedra que les dice: Mientras vivas bajo mi techo y yo pague tus gastos, harás lo que yo diga.

   Luego de este encuentro con el poder en la familia que yo llamaría mejor: Imposición por el poder, chocamos los seres humanos con una sociedad, — a la que pertenecemos, valga la paradoja, muchas veces sin pertenecer—en la que todo tiene un precio, un reconocimiento o una negación, así nos encontramos con que, si se tiene dinero, padrino o maldad, mucha maldad, se es diferente, la ley que se te aplica si llegare el momento es distinta , menos radical, menos castigadora que si careces de maldad, de padrinos o de bienes materiales, en este caso, no se te respeta, no cuentas, no eres nadie, esa es la percepción general por el comportamiento de autoridades civiles, eclesiásticas, militares y sociedad en general, algo bien distinto se da cuando se te tiene por malo con poder, –porque existen malos que no lo tienen—por rico entre los ricos o con conexiones, contactos o enchufes en las altas esferas de la política y de la economía, ahí, todos los parámetros se rompen, la racionalidad se pierde, la justicia es coja, sorda, muda, ciega y estúpida y muchas personas comunes y corrientes pierden la memoria y se convierten en adoradores de tales elementos porque piensan que es mejor estar del lado del poder , del dinero, de la maldad por si acaso, por si tal vez cae de esa mesa rica en majares alguna migaja como las que alimentaban a Lázaro en la mesa del rico Epulón.

   Analizando hechos de la vida diaria, me encuentro con otra manifestación del poder mal empleado, este se halla en el mundo laboral en donde se manifiesta ampliamente para mal el verdadero valor de la naturaleza humana y el atropello y la violación de todos los derechos de esa clase desprotegida que es la clase trabajadora porque las leyes que hacen los mismos sinvergüenzas de siempre –los políticos—las hacen para ayudar a atesorar más dinero a quienes proveen el trabajo a través de sus multinacionales, permitiéndoles esclavizar, incumplir los pactos y leyes laborales, pisoteando a quienes son la fuente de sus grandes ingresos monetarios, aquí vemos como muchos mandos medios abusan de ese pequeño espacio que les conceden para que se crean que pertenecen a los círculos del poder y hacen méritos pisoteando a quienes quedan bajo su mando, llegando a inventar hechos que no se corresponden con la realidad, la verdad y la justicia, tapando con ellos su ineptitud, mediocridad y falta de moralidad y esto se da porque los jefes máximos, o no se enteran o si se enteran no les importa porque les importa solo que el balance de ganancias sea abultado y poco o nada tienen de consciencia social, y de espiritualidad, ni hablar porque piensan que la espiritualidad es para los pobres, los imbéciles o los ignorantes, reconociendo tácitamente que Dios para ellos es un Ser Irreal, una entelequia que solo existe en las mentes de quienes en este mundo tienen que ser la carne de cañón, los chivos expiatorios o los tontos útiles de un sistema político-económico que apesta a kilómetros de distancia porque está podrido por dentro al estar hecho de injusticia, de corrupción, de inequidad y avaricia. En el sistema laboral de hoy, quien conozca sus derechos y los reclame, es un individuo con una muy mala actitud, así se le califica y cuando alguien se refiere en estos términos  de un  trabajador, le ha puesto una etiqueta de impropio, problemático, no apto para desempeñar trabajo alguno, equivale a que le coloquen una diana en el pecho que lo anula como persona dentro de ese mundo y los jefes que dicen ser justos y pensar de manera distinta a como piensas sus negreros, dejan que la vida siga su curso afrentando a quienes consideran inferiores por pertenecer a la clase trabajadora, sin siquiera enterarse que a veces se cruzan en su camino con cosas o personas que no son lo que parecen.

   Buceando en este mar de lodo, llego al verdadero estercolero, a la fuente de todos los males, a la política y la economía, aquí es donde se juegan todos los partidos por la vida y por la muerte, por la verdad y la mentira, por la razón y la imposición, porque allí en ese campo que no es neutral se decide quien vive y quien muere, además se decide la manera de vivir y la manera de morir, si se decide la vida, de ahí sale si será próspera o mísera y por ende feliz o desgraciada, si la decisión es del brazo de la muerte, se elegirá bajo que traje se aparecerá esa dama inoportuna llamada muerte y lo hará por guerras, por genocidios, por ostracismo, por una bala perdida o dirigida con alevosía o cruelmente por una enfermedad llamada incurable que hace inmensamente ricos a quienes viven de la muerte y que siempre pertenecerán al grupo de poder conformado por multinacionales antisociales y políticos corruptos.

   Avanzando en  mi disertación me lleva a un lugar en el camino en el que me encuentro con la dama deshonrada llamada democracia y las malditas dictaduras y me encuentro con dictaduras que no están calificadas como tal porque se han gestado a partir de un proceso “democrático” y que son bastante comunes en el mundo del siglo XXI, porque ya a estas alturas del partido, con un árbitro más en la cancha—opinión pública–, no es que no puedan existir dictaduras, siguen existiendo pero cobijadas por el manto de la democracia porque dictaduras abiertas en tiempos de una doble moral como la que se maneja, no pueden existir, aunque de igual forma que en tiempos anteriores, siguen teniendo vida, siguen siendo muy deletéreas y siguen reconcentrando el poder en manos muy  mediocres, ineptas y antisociales y haciendo mucho daño colectivo, llegado a este punto, me pregunto: ¿Por qué será casi todos los procesos revolucionarios que han tenido lugar en el mundo en los que por las armas se ha depuesto a un dictador, a un  soberano o a un sistema  oligárquico, una vez consolidados tales, terminan siendo peores, más antisociales, más represivos que aquello que combatieron?

   Hablando de poder, democracia y de dictaduras, veo en muchos países de América Latina casos que no voy a nombrar específicamente porque parece obvio y me hierve la sangre, igual que en muchas otras partes del mundo y todas se han desarrollado a partir de un proceso democrático que ha ido girando hacia los intereses del orate de turno y de los de sus secuaces y veo que no es que tengan alma de dictadores, porque son demasiado pequeños intelectualmente para maquinar todo lo que encierra ser un dictador pero si manejan maldad y malicia indígena para serlo, siendo la verdadera razón de convertirse en tal, el temor a perder algo con lo que soñaron –poder y dinero—y que bien saben que no son merecedores ni moral, ni espiritual ni intelectualmente, porque como dije, son demasiado pequeños para mantenerlo o pasar a la historia por las obras de los grandes hombres y ante su entendimiento, deciden que de todas maneras tienen que pasar a la historia aunque sea cometiendo iniquidades, no tienen capacidad para más porque hacer el bien se requiere ser poseedor de habilidades personales profundas y espirituales, para hacer el mal solo se necesita ser lo que ellos son, corruptos, mediocres, malvados, mezquinos, avariciosos y temerosos a volver a ser lo que antes eran, cuando eran un cero a la izquierda cuando no sumaban, no multiplicaban, solo sabían restar y piensan que no tienen que dar cuentas a nadie porque Dios para ellos es un Ser Irreal, un sofisma de distracción, aunque por ser políticamente correctos y lo son, dicen creer en Él, pertenecen a una religión y hacen acto de presencia en los cultos porque eso es parte de la imagen que manejan ante un pueblo muy bien adoctrinado y hacen lo contrario a lo que nos dice la ley de Dios que hemos de hacer como seres espirituales, como parte de una creación que lo encierra todo.

   Ya para terminar, el poder es una arma de destrucción masiva, así se está usando en el mundo de nuestros días porque se mata con guerras, con armas pero también por hambre, por rabia, la rabia que da la impotencia, por injusticias, por negocios malvados como el de la salud y la alimentación, y si además ese poder se incrementa a través de una dictadura disfrazada de democracia, un pastel envenenado se ha cocido y ese pastel, está envenenando a la raza humana, por desidia de unos, maldad y avaricia de otros y corrupción política que lo permite todo y al final, todo este cúmulo de injusticias y actos malvados traerán consecuencias desastrosas para la humanidad, porque como dice el dicho: “no hay mal que dure cien años, ni “pueblo” que lo resista. “El que quiera ser águila, que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre, pero que no llore cuando lo pisen”. Frase que nos dejó el revolucionario mexicano, Emiliano Zapata.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s