El tema de hoy es: Qué tan mal anda el mundo? III

   POBREZAQué tan mal anda el mundo? Es una pregunta que tal vez no muchos nos hagamos pero si nos la hacemos, encontraremos una respuesta demoledora: El mundo va más mal de lo que creemos y si buscamos razones, las encontraremos a montones, unas simples, sencillas, otras intrincadas porque encierran mucha maldad, corrupción, premeditación y avaricia y aún siendo de las personas que evitan pensar mal porque creen que nada puede ser tan malo como parece, la conclusión es que si, el mundo va muy mal y de ello, todos tenemos la culpa, los agresores y los agredidos, porque se hace daño por acción pero también por omisión.

   El mundo lleva un rumbo que debería aterrarnos porque damos toda la importancia a las cosas materiales, a las banalidades, al consumismo, al orgullo, al poder, a la mala consciencia y dejamos de lado las cosas del mundo espiritual que paradójicamente son las únicas que nos pueden salvar y como dice el dicho popular, queremos estar con Dios y con el diablo pero sin comprometernos con el Uno o con el otro, jugamos al despiste, a las escondidas y aplicamos la máxima que dice: Al son que me toquen bailo y bailamos con la más fea, creyendo que lo hacemos con el paradigma de la belleza, lo que quiere decir que obramos de acuerdo al momento y a los intereses que nos mueven, unas veces –las más—mezquinos, injustos, despreciables, otras –muy pocas para nuestra desgracia- altruistas, justos, generosos-.

   Hemos perdido el control porque hemos perdido la autonomía como seres individuales de creación aunque gregarios por naturaleza, nos hemos dejado enredar en las tramas corruptas y antisociales de cuatro sinvergüenzas que manejan el mundo a su medida y lo peor es que no nos hemos enterado, aunque tenemos la cuerda enredada al cuello y ya nos está faltando el aire para seguir viviendo.

   El mundo empezó a torcerse cuando a los cuatro gatos que lo manejan con mano de hierro, moral laxa y bolsillo hondo, se les exacerbó el hambre de bienes materiales, las ansias de poder, de dominación y en su insania mental han aplicado métodos de control social colectivo que les están rindiendo frutos y a pesar de su mediocridad, han sabido adoctrinar a las masas para que sigan sus dictados aunque vayan en contra de sus intereses, de su misma vida.

Pero, no nos llamemos a engaño, no toda la culpa es de los cuatro gatos a los que hago referencia, la culpa también es mía, tuya, del de más acá y del de más allá, no lo olvidemos porque es bien sabido –y si no, es momento de hacerlo– que se comete la falta por acción pero también por omisión.

   Pero vamos a otro punto y preguntémonos: Qué tanta responsabilidad tienen los estados en todo esto? La respuesta es obvia, mucha, casi toda, porque en la parte de control no han querido hacer su trabajo y solo hay una razón para que sea así, esa razón se llama corrupción y en general tenemos que admitir que los estados son cómplices de los cuatro gatos que lo están jodiendo todo, de ahí salen las leyes antisociales que día a día se aprueban y el recorte de libertades civiles y de derechos inalienables que amparan al individuo desde el momento mismo de su nacimiento son una constante y sin quien diga nada porque ni yo que lo estoy haciendo notar me he parado con valentía y lo he gritado a los cuatro puntos cardinales, aunque si lo haga desde esta página que ustedes me hacen la deferencia de leer.

   Y escuchamos a los mismos sinvergüenzas de siempre, a los políticos hablar de la redención de la pobreza, del progreso social, de la seguridad pero si miramos a cualquier lado en cualquier lugar del planeta veremos, que de seguridad, mejor no hablar, que la pobreza va en aumento porque los intereses económicos crecen y por tanto la mala o nula redistribución de la riqueza, de progreso social solo vemos espejismos, nada concreto, nada productivo y en el resguardo de derechos individuales solo vemos deterioro, las minorías se enfrentan a un estado de volatilidad extrema y la intolerancia crece a la par que crece la pobreza.

   A pesar de que no me gustan las estadísticas, de acuerdo con la organización estadounidense Social Progress Imperative, el índice de progreso social en 2.017 se traduce en cifras concretas: La erosión de derechos personales y oportunidades están frenando el progreso global, el SIP se ocupa de analizar tendencias con datos que sumados reflejan la realidad de casi el 98% de la población mundial y es por ello una buena referencia de hacia a donde avanza el planeta, de hecho, siguiendo datos de resultados, estos reflejan que desde 2.014, son más los países donde los derechos personales se han deteriorado que aquellos donde han mostrado alguna mejoría. El índice que fue concebido por Michael Porter, académico de la Escuela de Negocios de Harvard y Scott Stern del Instituto Tecnológico de Massachussetts, siguiendo lineamientos del Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz sobre cómo medir mejor el bienestar de una sociedad, mide el deterioro en la categoría de derechos personales, incluyendo mediciones sobre libre expresión, acceso a la propiedad privada, libertad de reunión y derechos políticos, da una señal de alarma clara con 46 países en retroceso respecto de donde estaban hace 3 años, el deterioro ha sido rápido y exponencialmente alto en 14 países entre los que se encuentran: Tailandia, Turquía, Hungría, Tayikistán, Lesoto, Burundi, Libia, Yemen, Rusia, Azerbaiyán y Angola. Solo están en la lista 2 Países latinoamericanos, Nicaragua y Salvador pero mi opinión personal es que se quedaron cortos o entraron a jugar los mismos intereses de siempre porque en América Latina no vivimos en un jardín de rosas y se habla mucho de democracia pero se aplica poco, ejemplos de ello son Venezuela sin ninguna duda, Colombia que por ser mi patria se de lo que hablo, Brasil, México y es mejor decir etc., etc., porque para donde miremos llueve, total que si por allá, por los lados de la lista antes nombrada, llueve, por acá no escampa, solo que la hipocresía y la corrupción nos muestran resultados que no se compaginan con la realidad y cito un ejemplo, en Bogotá Colombia se llevó a cabo una encuesta sobre el índice de pobreza y fueron los emisarios del gobierno por los barrios más pobres de la ciudad comprobando la calidad de vida de sus habitantes y la conclusión fue maravillosa para los intereses del gobierno, la pobreza ha disminuido exponencialmente y tomaron como base para hacerlo algo tan estúpido y que muestra la mediocridad y la conveniencia de los dirigentes como que quien tenía en su casa un televisor o una nevera, no se podía considerar pobre, pero me pregunto yo ¿quién a estas alturas de la vida, no tiene en su casa o en su rancho un televisor al menos? Y eso es riqueza o menos pobreza?, no seamos estúpidos, un televisor se puede robar, se puede recoger de la calle cuando los ricos votan lo que ya les estorba en su bodega, puede ser un regalo y eso no convierte a una familia en acomodada ni muestra que tiene sus necesidades básicas cubiertas porque aún con hambre, un televisor engaña a la pobreza y no tenerlo es una desgracia más y ya no nos quieran hacer pendejos, la pobreza aumenta a medida que aumenta la corrupción y los intereses de los grupos económicos, voraces y hambrientos de riquezas a cualquier precio y caiga quien caiga. El SIP también cuantifica el nivel de tolerancia e inclusión, al que considera un indicador clave de la salud social y aquí también el reporte concluye que el panorama global se ha deteriorado, particularmente en un buen número de países de Europa—cuna de los derechos del hombre—solo en los 2 últimos años, Dinamarca, España, Francia Croacia, Grecia, Lituania, Macedonia y Rusia han registrado incidentes de intolerancia creciente y un declive en el fomento de la integración. En general, en muchos lugares del planeta las  minorías se enfrentan a un estado de inseguridad general con episodios de discriminación y violencia especialmente a homosexuales, inmigrantes y grupos religiosos, aún en países donde se creía que estos hechos eran cosa del pasado un ejemplo de ello, son los Estados Unidos, algo que es para alarmarnos de verdad porque que pase esto en el país que más habla de derechos y libertades es para que queramos escondernos bajo tierra o para que queramos ir a vivir entre los animales, tal parece que estaríamos más seguros entre ellos que entre los humanos. Y llego a un punto que no quisiera pero ni modo, les voy a decir que no me gustan las encuestas, ni los trabajos que se llevan a cabo financiados por un gobierno o un grupo empresarial porque estos siempre reflejan lo que dicten los intereses del pagador y este caso no es la excepción. A pesar de hablar del retroceso en derechos y libertades la SIP __Social Progress imperative—termina concluyendo que el progreso social global muestra una mejoría del 63,19 de 2.014 al 63,85 de 2.017, juzguen ustedes que me leen si estos datos pueden tener credibilidad cuando en el aparte anterior la misma SIP nos habla con cifras del deterior mundial en  derechos personales, incluyendo mediciones sobre libre expresión, acceso a la propiedad privada, libertad de reunión y derechos políticos.

   Pienso que…no vivimos en un mundo mejor porque la riqueza se está reconcentrando cada día más, porque la corrupción aumenta de acuerdo a la voracidad de los grupos económicos y las ansias de poder del sistema político y no me digan los “sabiondos” que porque se tiene internet y teléfonos celulares –móviles—vivimos en un mundo mejor y más justo porque no es cierto, el teléfono celular lo convirtieron en una necesidad y hay muchas personas en el mundo que prefieren comer menos para poder mantener activo un móvil o celular y una conexión a internet y esto se lo debemos a las campañas publicitarias en las que manipulan a las mentes débiles y convierten un complemento en una necesidad, haciendo inmensamente ricos a unos cuantos antisociales –apoyados por los estados—que pasan a denominarse: Los seres más ricos del planeta a costa de la miseria de muchos que se dejan envolver en sus tramas. No vivimos mejor, lo parece porque nos subimos en una nube que nos distorsiona la mente y el entendimiento y hemos perdido el control de nuestros actos conscientes que han pasado a ser actos inconscientes, nos movemos por impulsos y esos impulsos los dirigen mentes maquiavélicas que quieren que vayamos en la dirección que van sus intereses. Nada más tengo que decir a este respecto aunque, valga la redundancia, tengo mucho más  decir. “El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no llore cuando lo pisen. Frase célebre del revolucionario mexicano Emiliano zapata.

   Prosiguiendo con el desarrollo de este artículo y ya para terminar, me vuelvo a preguntar…¿Qué tan mal anda el mundo? tengo que contestar que el mundo va muy mal porque no sentimos compasión los unos por los otros, vemos en todos lados competidores, no hermanos de raza y de creación y hemos olvidado o para nuestra desgracia nunca lo hemos sabido que somos hijos del amor de un mismo Dios con todos los derechos por ser sus hijos y todas las prerrogativas, como consecuencia, vivimos metidos en el mundo material sin pensar siquiera que el día de las fechas y los plazos cumplidos, el día de nuestro último acto como seres vivos, el día de nuestro debut como seres espirituales cuando es la muerte la que toma el control de lo que éramos y nos transporte al lugar donde por nuestras obras seremos lo que tengamos que ser, tendrán capital importancia las cosas que hemos olvidado practicar porque teníamos demasiados intereses materiales, demasiadas telarañas en nuestra mente para haber pensado con claridad y  haber obrado acorde con las leyes espirituales, las leyes emanadas de Dios. Ese será el día de entonar el  “mea culpa” que de nada nos servirá porque, lo hecho, hecho está y solo será la prueba a favor en contra. El momento es ahora, cuando todavía respiramos y podemos decidir nuestro destino espiritual con nuestros actos terrenales, pensando que somos hijos del amor por lo tanto la substancia que más abunda en este mundo material es el amor y para nuestra ventura, es gratis. No olvidemos que: “no hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla”. Preparémonos para esa fecha, ese plazo ineludible con obras fundamentadas en el amor, con tan poco porque abunda tanto, tendremos asegurado un pase de primera al mundo espiritual y estaremos haciendo de este nuestro mundo material, un mundo mejor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s