El tema de hoy es: desechos tóxicos tercer mundo y muerte

MEDICAMENTOSLeyendo la revista semana de Colombia, me encuentro con un titular que dice: Medicamentos retirados en EE.UU. se siguen distribuyendo en Colombia.

   Dice el artículo que en el país se “estarían” –tienen dudas de que así es, yo no las tengo, estoy seguro—comercializando medicamentos oncológicos que han presentado problemas serios de seguridad, advertidos por autoridades internacionales. El Genfilgras, un medicamento que se utiliza para el tratamiento de varios tipos de cáncer, sigue siendo comercializado en el país a pesar de las advertencias de la Administración de medicamentos y alimentos de Estados Unidos –FDA— que es mucho decir pues la FDA está dirigida o permeada por el dinero de la corrupción de las multinacionales que se dedican a fabricar medicamentos.

   Llegado a este punto, me toca a mí hablar al respecto, con todo el conocimiento de causa, este es solo un ejemplo de un crimen de lesa humanidad mediante el uso de una arma de destrucción masiva –y no exagero—porque cuando se comercializa masivamente un producto, ya sea alimenticio, recreativo o farmacéutico sabiendo que es deletéreo para la salud de las personas, se está cometiendo un crimen contra la humanidad  por avaricia y por corrupción. Por un lado, la avaricia la tienen en sus podridos cerebros las directivas de las multinacionales que fabrican medicamentos que paradójicamente, no curan, matan y peor aún, matan a largo plazo porque ahí en ese plazo alargado están las ganancias, por el otro, está la corrupción política que permite que se lleve a cabo dicho “negocio” a sabiendas que está contribuyendo a la muerte prematura de miles de personas en todos los lugares de la tierra, pero ¡ojo! Me refiero a los lugares de la tierra que llaman: Subdesarrollados o más cínicamente “del tercer mundo” porque es ahí donde pueden comercializar las porquerías que en sus países desarrollados, llamados pomposamente “primer mundo”, no pueden llevar a cabo porque en virtud de la aplicación del derecho a la vida, un derecho fundamental que allí si se aplica,  hay leyes que les prohíben hacerlo, pero esas leyes no dicen que no lo pueden hacer en otros lugares. Mejor dicho esas leyes de vergüenza dicen: No te cagues en mi sala, pero no te digo que no lo puedas hacer en la de otros, elígelos tú, y para nuestra desgracia hemos sido “favorecidos”, quiero decir, elegidos.

   Esa es la “puta” historia de los hechos que nos toca vivir y sufrir por haber nacido en un país denominado del “tercer mundo” y el tema no acaba ahí, no, se multiplica por todo el espectro comercial que manejan las mal hadadas multinacionales porque la lista es tan inmensa que no me alcanzaría el espacio de que dispongo para escribir este artículo para nombrar todos los crímenes que cometen estos monstruos de mil cabezas alcahueteados por los desvergonzados e innombrables políticos a través de sus “negocios”, ejemplo de ello son las llantas que no pasan el control de calidad en los países ricos, para que tirarlas si hay otros países que las compran al mismo precio o algo más y de ñapa, sin hacerles el obligatorio control de calidad que para eso existen los departamentos de estado de dichos países con los EE.UU. a la cabeza que son quienes llegado el caso obligan a los estados pobres a comprar dichas porquerías, a sabiendas por ambas partes que lo que están vendiendo y comprando respectivamente, lleva el sello de la muerte escrito con sangre en las firmas que legitimizan el trato comercial firmado que al fin de cuentas es un contrato entre la avaricia y la corrupción de un lado, y la muerte del otro.

   Ya para terminar, son tantos los casos de este calibre que no habría espacio para nombrarlos, que no debería citar más casos en los que se incumplen las leyes y se cometen actos de exterminio de la humanidad en los lugares pobres de la tierra por corrupción y avaricia pero lo haré solo con uno más, –solo para que todos los que me lean se den una idea clara de lo que les viene pierna arriba y de por qué surgen tantas enfermedades “incurables”— el caso al que me quiero referir es al de los productos alimenticios que nos venden sin ningún control de los estados aun que veamos una etiqueta que nos quiere mostrar los productos usados en su fabricación, que la ponen para cumplir con “la ley, ja, ja” y que llevan productos que causan la muerte, solo que los nombres son disfrazados, cambiados o falseados para que los imbéciles como yo que al menos tratamos de enterarnos,  no podamos saber fehacientemente la verdad sobre los venenos que nos estamos metiendo por boca, un solo ejemplo, el Glutamato monosódico, producto cancerígeno, adictivo y mortal que está presente en casi todos los productos alimenticios,  más comúnmente en los denominados: Comida rápida o mejor llamada: Comida chatarra, tan popular hoy día, dicho producto causa adición, además de cáncer y enfermedades neurológicas pero ya no lo colocan en las etiquetas con su nombre, lo hacen con otros que no despiertan suspicacias, y desde luego los entes de control oficiales miran para otro lado y lo permiten. Cuando usted  en una etiqueta de un producto que se piensa comer lea: Ácido glutamínico- proteínas hidrolizadas- Glutamato mono potásico- proteínas- Glutamato- concentrado de proteínas- concentrado de proteínas de suero de leche-. Levadura autolizada o E-621, puede estar seguro que ahí encontrará: El Glutamato monosódico que puede acabar con su vida con toda la autorización de su gobierno.

   Solo me resta decirles que, por favor, vuelvan al naturismo que sí cura y no causa otras enfermedades o los temidos efectos secundarios y quien se quiera curar de una enfermedad “incurable” cáncer incluido, escríbame a kaligaro2@hotmail.com y yo con todo el amor del mundo y sin cobrarle un centavo, le puedo recomendar un producto natural y le puedo proporcionar la guía necesaria, repito sin más ánimo que el de ayudar a mantener la salud de la humanidad y tratar por todos los medios que no sigamos alimentando a esos monstruos de mil cabezas que nos está devorando, llamados: Merck- Johnsosn&Jonson- Pfizer- Novartis-Roche- Sanofi- Carlo Erba- GlaxoSmithKline etc, etc.

 

 

 

Anuncios

El tema de hoy es: política y partidos

 politica politicos  En el tema de hoy, hago referencia a la política y a los partidos a través de los cuales se rige y lo hago desde mi punto de vista, basado en la experiencia y siguiendo los malos olores que dejan a su paso nuestros “honorables” representantes políticos, que no lo son, —representantes quiero decir– porque cuando en una democracia representativa hablamos de representantes estamos hablando como pueblo de nuestros representantes y estos buscavidas que tenemos por tal, solo obran en función de sus intereses personales y los de sus partidos políticos que los avalan para que se postulen pero al final de cuentas no son ellos los que deciden su destino, quien de verdad los avala y los elige es el pueblo al que después sin ningún pudor, ni freno moral, y… discúlpenme la expresión, llevan a patadas por el culo, por el camino de la amargura, recortando libertades civiles y bienestar social a través de las leyes que les permite “fabricar” que no hacer  la ponderada pero deshonrada democracia, y son fabricadas porque cuando una ley lleva una mala intención aunque sea disfrazada y un perjuicio para un pueblo, es una ley fabricada en función de intereses muy concretos y perversos, apoyando al verdadero artífice de esas leyes antisociales, al poder económico que es quien de verdad se beneficia de ellas; aunque los bandidos que tenemos como representantes, nos quieran hacer creer que las leyes que fabrican son para nuestro beneficio.

Sigue leyendo

El tema de hoy es: Los males del mundo

 

images.jpeg

Los males del mundo

Todas las épocas que se suceden a través del tiempo desde que el hombre habita este planeta, han tenido sus males, propios de cada una de ellas y parece casi natural que así sea porque la perfección no puede existir en un mundo material y si lo menciono es porque quiero centrarme en los males del mundo de nuestros días, lo pasado, pasado está y allí se queda como un recordatorio de los males que pueden azotar al planeta.

 

Sigue leyendo

El tema de hoy es: Desigualdades sociales

desigualdades sociales

El tema de hoy es desigualdades sociales

   Las desigualdades sociales, acentuadas en nuestros días por causa de la corrupción política, la avaricia y el adroctinamiento a que ha sido sometida la población del mundo que tiene que sufrir las concecuencias de los actos avariciosos del poder económico y de los actos corruptos de los políticos, son la causa de la inseguridad que se está generalizando a lo largo y ancho del mundo aunque haya quienes dicen que la desigualdad, no siempre es causa de violencia y eso lo dicen los “llamados expertos” , yo un hombre común y corriente, sin títulos ni pretenciones, digo que la desigualdad es causa de violencia porque una barriga con hambre no puede creer en Dios, ni en leyes, ni en sistemas, ni en gobiernos imperfectos y corruptos, la violencia es resultado de la mala redistribución de la riqueza y no nos quepa duda, crecerá al ritmo que crezca la pobreza y las desigualdades sociales por más que los gobernantes y los mal llamados “expertos”, pagados por la corrupción política y la avaricia del poder económico, digan que necesariamente no tiene que ser así y que la brecha entre ricos y pobres se ha ido cerrando de la mano del crecimiento económico porque no es así, la brecha de que hablan se ha estado haciendo más profunda, tan profunda que en ella caben todos los sueños y las esperanzas de la población mayoritariamente pobre de la tierra y tampoco quepa duda que cuando esa masa ingente de población despierte, —y despertará— las cosas van a ir en otra dirección y no creo que sea posible que pueda quedar piedra, sobre piedra y de ello serán responsables los pobladores de la tierra en general por sumisos, los avarientos que lo propiciaron y los corruptos que lo permitieron.

Sigue leyendo

El tema de hoy es: Planeta

índice Empiezo repitiendo lo que ya he dicho en otros artículos, que cada día que pasa me gusta menos ver la televisión y menos deseos me da, ver los informativos noticiosos y no me gusta porque hablan de todas las cosas malas que se están sucediendo en el planeta pero no hablan de quienes son los responsables, tampoco hablan de la manera de solucionarlas, más bien parece que nos están contando un cuento de esos que cuando niños nos contaban nuestras madres cuando nos íbamos a la cama o simplemente nos cuentan un hecho causado por la perversión humana pero de manera enrevesada para que no entendamos todo lo que encierra, por esa misma razón citan los hechos con nombres falsos o nombres de conveniencia con los que el gran poder tapa sus iniquidades, así los oímos repetirnos que la consecuencia desafortunada de un hecho malvado como puede ser una invasión, es un “daño colateral”, cuando en realidad, un “daño colateral” es un crimen execrable.

Sigue leyendo